Martes, 25 de junio de 2024

Familia de madre e hija desaparecidas pide celeridad en investigaciones

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

23 Ene 2023 - 17:09

Han pasado 20 días desde que Natalia Ojeda y su niña de un año y medio tuvieron contacto con sus parientes. Luego, dijeron que debían salir del país y desde entonces no han tenido pistas de ellas.

Familiares de Natalia Ojeda durante un plantón en Quito, el 23 de enero de 2023.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

23 Ene 2023 - 17:09

Familiares de Natalia Ojeda durante un plantón en Quito, el 23 de enero de 2023. - Foto: PRIMICIAS

Han pasado 20 días desde que Natalia Ojeda y su niña de un año y medio tuvieron contacto con sus parientes. Luego, dijeron que debían salir del país y desde entonces no han tenido pistas de ellas.

La tarde de este 23 de enero de 2023, familiares de Natalia Ojeda y de su hija Sabina llegaron a los exteriores de la Fiscalía de Pichincha, en Quito, para pedir celeridad en la investigación por la desaparición de ambas.

Félix Ojeda, padre de Natalia y abuelo de Sabina, recordó que en diciembre de 2022, su hija retomó la relación con su esposo y padre de la niña, luego de estar separados durante aproximadamente dos años.

"A partir de eso comienza este viacrusis. El martes 3 de enero de 2023 fue el último contacto que tuve con Natalia", detalló el padre.

Tres días después de eso, Natalia se comunicó con una hermana, Edna, y le dijo que tenían "dificultades" y que debían salir del país. "Que iban a Venezuela". Ellas viven en Quito.

Eso lo confirmó una carta que, además, le dejó a su padre. Le dijo que apenas llegara a su destino se comunicaría con él. Sin embargo, han pasado 20 días y no han tenido ninguna noticias de ellas: Natalia de 31 años y Sabina de un año y medio.

Durante este lapso, se ha abierto una investigación por la desaparición de madre e hija. Ojeda aseguró que ellas se fueron también con el padre de la niña y que había antecedes de "violencia".

Se han hecho algunas diligencias y el proceso continúa. No hay rastro de ellas. "No tenemos nada de sosiego en esta situación", afirmó Ojeda.

Mientras tanto, en los exteriores de la Fiscalía, familiares de madre e hija gritaban: "Vivas se fueron, vivas las queremos… Tienen que venir".