Lunes, 20 de mayo de 2024
u

El criptosector, acorralado por la caída de su principal banco

Autor:

Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

10 Mar 2023 - 14:40

No para la tormenta en las criptomonedas y esta vez las olas embistieron de lleno al banco especialista en el criptosector, Silvergate Bank, que anunció su quiebra.

El criptosector, acorralado por la caída de su principal banco

Autor: Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

10 Mar 2023 - 14:40

Logo del banco Silvergate Bank, junto a la criptomoneda bitcoin, el 29 de enero de 2023. - Foto: Reuters

No para la tormenta en las criptomonedas y esta vez las olas embistieron de lleno al banco especialista en el criptosector, Silvergate Bank, que anunció su quiebra.

La quiebra y cierre de Silvergate Bank es el último episodio de la debacle del criptosector, y la muestra de que las plataformas de criptomonedas no levantan.

Este banco, especializado en prestar dinero para las criptomonedas, tuvo que admitir problemas para seguir operando como consecuencia de las dificultades de todo el sector cripto.

Según Silvergate Capital, el plan de cierre y liquidación "incluye el reembolso total de todos los depósitos".

También tienen que resolver "pormenores" como reclamaciones y preservar el valor residual de sus activos, incluida su tecnología patentada.

El banco se ha visto afectado, entre otras cosas, por el derrumbe de la plataforma de criptomonedas FTX.

Esta última está siendo investigada por las autoridades estadounidenses por sus negocios con esa firma y su brazo de inversión, Alameda Research.

FTX y Alameda son acusadas de fraude y varios de sus responsables se han declarado ya culpables, mientras que el que fue su máximo responsable, Sam Bankman-Fried, está en libertad vigilada a la espera de juicio.

Tras la caída de Silvergate Bank, el bitcoin, la criptomoneda más conocida y negociada, también se desplomó.

Perdió un valor en el mercado cercano a los USD 20.000, lo que supone su nivel más bajo desde el pasado enero de 2023.

Sin duda las criptomonedas hacen parte del futuro (o presente) de la economía, pero el camino parece por ahora un campo minado.