Lunes, 20 de mayo de 2024
u

Claves para entender el 'drama' de Open AI, el ChatGPT y Sam Altman

Autor:

Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

20 Nov 2023 - 17:06

El despido del CEO de la empresa Open AI y creador del ChatGPT, Sam Altman, pone en jaque a la tecnología más polémica de 2023: la inteligencia artificial.

Claves para entender el 'drama' de Open AI, el ChatGPT y Sam Altman

Autor: Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

20 Nov 2023 - 17:06

El exgerente de Open AI, Sam Altman, en una conferencia sobre el futuro de la inteligencia artificial, en Estados Unidos, 16 de noviembre de 2023. - Foto: AFP

El despido del CEO de la empresa Open AI y creador del ChatGPT, Sam Altman, pone en jaque a la tecnología más polémica de 2023: la inteligencia artificial.

En las últimas 72 horas, el panorama de la inteligencia artificial (IA) ha sido drásticamente modificado, luego del despido sorpresivo y posterior reintegración fallida de Sam Altman en la empresa Open AI.

Altman es nada menos que el responsable de hacer del chatbot ChatGPT, el producto de IA más comercial hasta la fecha.

Pero el pasado viernes, Altman fue despedido porque no era honesto sobre el futuro de un programa que él ayudó a crear a finales de 2022.

Y para la mañana de este 20 de noviembre, el considerado 'padre' del ChatGPT ya había encontrado empleo, pues Microsoft lo contrató para liderar su oficina de desarrollo de IA.

Lo que ha pasado al interior de Open AI, Microsoft y con Altman es más que un simple drama de ejecutivos y empresas tecnológicas. Se trata de un recordatorio de lo dividido y competitivo que está el mundo de la inteligencia artificial, y cómo la industria aún navega a la deriva sin regulaciones ni límites.

Estas son las claves para entender los días de infarto que ha enfrentado la IA y sus protagonistas:

  • ChatGPT anunció el pasado viernes el despido de su cofundador Sam Altman como consejero delegado y miembro de la junta directiva, al haber perdido la "confianza" de este órgano.

    La junta directiva acusó a su consejero delegado de no ser "consistentemente honesto en sus comunicaciones" con el órgano, lo que perjudicó "su capacidad para ejercer sus responsabilidades", en un comunicado que se publicó tan solo media hora después de que Altman se enterara por videoconferencia de su salida de la compañía.

     

  • El ChatGPT va muy rápido

    El motivo principal de los accionistas de la empresa es que desconfían de las decisiones de Altman, y consideran que va 'demasiado' rápido en la carrera de la inteligencia artificial. 

    Principalmente, había varias diferencias entre Altman y otro cofundador de Open AI, el científico israelí Ilya Sutskever.

    Según Sutskever, los desarrollos comerciales de la tecnología se están poniendo a la venta más rápido de lo que deberían. 

    Y al igual que Elon Musk, o el pionero de la IA, Geoffrey Hinton, Sutskever ha mostrado su preocupación de que esta tecnología es una amenaza real contra la humanidad.

    Con la salida de Altman, la empresa podría retrasar varios lanzamientos del ChatGPT, como la posibilidad de que cualquier usuario pueda 'fabricar' su propio chatbot.

     

  • Altman ahora estará en Microsoft

    Durante el fin de semana, Altman trató de negociar su reingreso en Open AI, y casi lo logra. Incluso, posteó una fotografía suya de regreso a la oficina, pero al final no resultó.

    Un grupo de inversionistas de la empresa pedían el regreso de Altman y el de otro exempleado de la compañía, Greg Brockman.

    Pero los miembros del directorio se impusieron y ninguno logró retomar sus cargos.

    Aunque duraron muy poco sin empleo, porque Microsoft, que también ha invertido en Open AI, fichó a Altman y a Brockman. 

    "Estamos sumamente emocionados de compartir con ustedes que Sam Altman y Greg Brockman, junto con sus compañeros, se unirán a Microsoft para liderar un nuevo equipo de investigación de IA", escribió el CEO de Microsoft, Satya Nadella.

  • Cientos de empleados dejarán Open AI

    Según ha publicado Bloomberg, unos 700 trabajadores de los alrededor de 770 que tiene la empresa Open AI han decidido dimitir luego de la salida de Altman y Brockman.

    Entre ellos estaría la directora de tecnología, Mira Murati, quien fuera designada en el puesto de Altman de manera interina.

    Además, algunos de los aún empleados de Open AI han divulgado en la red X que la empresa "no es nada sin sus trabajadores".

  • El futuro se muestra sombrío para Open AI, que comenzará a perder empleados y a los 'genios' detrás del desarrollo tecnológico.

    Además, se le hará más difícil levantar capital, puesto que Altman era el 'alma' de la startup y era querido por los inversionistas.

    Precisamente, Microsoft, que ha invertido billones en la empresa, se prevé que ahora redireccione sus esfuerzos y recursos a los desarrollos de Altman y Brockman en la propia tecnológica.

    Con estos dos a bordo, el gigante tecnológico iniciará un nuevo capítulo en la carrera por dominar la inteligencia artificial, y para restarle poder a su ahora competidor más directo: Google.