Luz ultravioleta: efectiva para desinfectar pero riesgosa para la salud

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

21 Sep 2020 - 0:05

Una sanitaria observa el funcionamiento de un dispositivo de luz ultravioleta continuo en España. - Foto: EFE

Luz ultravioleta: efectiva para desinfectar pero riesgosa para la salud

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

21 Sep 2020 - 0:05

La luz ultravioleta es usada de manera industrial para sanitizar laboratorios, hospitales e incluso aguas residuales.

Los métodos para desinfectar objetos en medio de la pandemia por coronavirus van desde el alcohol hasta implementos que pueden ser perjudiciales para la salud, si son mal manejados.

Es el caso de la luz ultravioleta UVC (artificial), que sirve como germinicida. Es decir, elimina virus, bacterias y hongos de las superficies.

La microbióloga Nathali García, jefa del Laboratorio de Diagnóstico Molecular de la Universidad UTE, dice que existen tres tipos de luz ultravioleta emitidas por el sol: UVA, UVB y UVC.

García explica que la última, la UVC, no traspasa la capa de ozono, pero que existen luces sintéticas, de al menos 280 nanómetros, que cumplen el mismo objetivo, eliminar partículas vivas.

Según Pablo Araujo, investigador de la Universidad Central del Ecuador, esta luz es usada para desinfectar laboratorios, hospitales e incluso las aguas residuales.

Pero, si bien la luz UVC es usada de manera industrial, en los últimos meses se han popularizado pequeños artefactos que tienen, supuestamente, el objetivo de desinfectar superficies, aparatos de uso común, como los teléfonos inteligentes, e incluso alimentos y hasta personas.

La microbióloga y encargada del Laboratorio explica que no es recomendable usar las lámparas de luz ultravioleta, debido a que no se sabe cuáles son los componentes de fabricación.

García dice que la mayoría de lámparas UVC para uso doméstico están hechas con mercurio, un metal que emite gases tóxicos para los humanos.

Además, la investigadora explica que el efecto de la luz ultravioleta es únicamente en las superficies planas. Es decir, solamente a donde llega la luz. Si existe sombra en algún rincón de la pieza que se quiere desinfectar, la UVC no sería efectiva.

Por su parte, Pablo Araujo señala que la mayoría de las lámparas “caseras” no tienen las certificaciones necesarias para el uso sin los protocolos de seguridad, que son trajes de protección, guantes, mascarillas y visores.

Además, dice que pueden dar una sensación de falsa protección.

Ambos expertos aseguran que la luz ultravioleta UVC puede causar quemaduras e irritación en los ojos y la piel. Además, las ondas que emana la luz germinicida podrían producir cáncer, a largo plazo.

Noticias relacionadas