Twitter se transforma en una  red tóxica, sin filtro y sin censura

Tecnología

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

31 Ago 2020 - 0:06

Imagen ilustrativa. Logo de Twitter reflejado en ojo de un usuario. - Foto: Reuters

Twitter se transforma en una red tóxica, sin filtro y sin censura

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

31 Ago 2020 - 0:06

Política, religión, economía y actualidad son los cuatro temas que más se debaten en las redes sociales, especialmente en Twitter, que se ha convertido en un espacio de desfogue para los usuarios.

El pasado 24 de agosto Twitter se convirtió en un ring de discusión. El cantante AU-D publicó un tweet en el que anunciaba su supuesta candidatura a la Asamblea Nacional.

Pocos minutos faltaron para que el audiman, como se le conoce al artista, se convierta en tendencia nacional. Mensajes de aliento, de felicitación y de apoyo se leían como respuesta. Sin embargo, los mensajes de ataque, rechazo y odio fueron mayoritarios.

Tras el incendio provocado en redes, AU-D publicó, el mismo día, un nuevo tweet en el que explicaba que todo fue un “experimento social” y que su único objetivo era evidenciar cómo se comportaban los usuarios de la red.

El resultado: debate sin argumentos.

PRIMICIAS conversó con dos expertas para conocer las principales razones por las que esta red social se ha convertido en una “comunidad tóxica”.

Saudia Levoyer, periodista y docente universitaria, dice que existen cuatro razones puntuales por las que la gente se desfoga “sin filtros”:

  • Twitter es un espacio donde las personas opinan sobre cualquier tema, sin medir si la información es verificada.
  • La división política que Ecuador tiene instaurada desde el 2006.
  • Situación que atraviesa el país. La pandemia y la infodemia que la acompaña.
  • La necesidad de encontrar un responsable o culpable ante cualquier situación.

“La gente está acostumbrada a la pelea de barrio en redes, no al debate con ideas”.

Saudia Levoyer

La experta, también, dice que si Twitter sería más reglamentado los usuarios pensarían dos veces antes de lanzar calumnias, insultos e incluso falsedades que afectan la honra.

Por su parte, Patricia Hidalgo, Directora de la Escuela de Comunicación de la Universidad Internacional del Ecuador, explica que “el discurso de odio se da primero por la naturaleza misma de las redes, especialmente Twitter, que es una red convertida en el espacio de desfogue del descontento y la ira contenida“.

Además, según Hidalgo, esta red actualmente es una comunidad “altamente tóxica”, que ha trasladado la discusión o el debate presencial al virtual y sin censura.

Noticias relacionadas