Testimonios

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

6 May 2022 - 14:54

El plástico: un material más resiliente de lo que usted creería

Según el sitio GreenPeace, el 9 % de los desechos plásticos se recicla, lo que genera ahorro de energía y recursos; reducción de necesidad de materia prima, etc.

Hasta ahora, se han fabricado más de 8,3 mil millones de toneladas de plástico desde el inicio de su producción en 1950. Esto equivale al peso de unos mil millones de elefantes, según el portal Green Peace.

Frente a esa realidad, se han planteado diversas alternativas para crear conciencia ambiental y generar opciones de reciclaje.

“El plástico no es el problema, es lo que hacemos con él”.

Erik Solheim, director de ONU Medioambiente, durante la presentación del informe en Nueva Delhi, junto al primer ministro indio, Narendra Mod

Con el plástico reciclado se fabrica:

  • PET: se recicla en partes de ropa y textil, alfombras, lonas, hilos y cuerdas.
  • Polietileno (alta densidad): se convierte en envases para detergentes, champús, botellas para aceite u otros usos industriales, tubos y contenedores plásticos, mesas y estructuras.
  • Policloruro de Vinilo: se usa en muebles para exteriores, armarios, tuberías de fontanería, vallas, equipo eléctrico y conos.
  • Polietileno (baja densidad): se encuentra en bolsas de basura, contenedores, tablones de plástico y film transparente para uso agrícola.
  • Polipropileno: se obtienen cajas y envases para medicinas, transporte, batería, cables, sillas plásticas; algunos muebles de jardín, escobas, botes y algunas herramientas.
  • Poliestireno: se encuentra en macetas, aislamientos térmicos, termómetros, cubiertas, cubos de basura y algunos accesorios para oficinas.

En este proceso de reciclaje, el plástico se clasifica, según el color y tipo; se lava, compacta y almacena. 

Existen dos maneras de reciclar el plástico: el mecánico y el químico.

  • Reciclaje mecánico: 

1.- Trituración.

2.- Lavado

3.- Granceado (homogenización y corte en pequeños trozos).

  • Reciclaje químico: 

El plástico se degrada con calor, hasta que se rompan las macromoléculas y dejarlo en moléculas sencillas, llamadas monómeros. A partir de esto, se puede conseguir otros tipos de plásticos o combustibles.