Huertos caseros, una opción sostenible en pandemia

HÁBITOS SOSTENIBLES

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

16 May 2022 - 12:31

Huertos caseros, una opción sostenible en pandemia

Debido a que en la actualidad la mayoría de personas vive en ciudades y ambientes urbanos con ruido, el contacto con la naturaleza se ha convertido en algo escaso, especialmente a raíz del confinamiento por pandemia de Covid-19.

En este contexto, crear un pequeño huerto en casa, en un balcón, terraza o patio, se convierte en una actividad que puede ser muy satisfactoria y enriquecedora. De hecho, cuanto más urbano es el paisaje que nos rodea, más éxito tendrá esta experiencia que nos permitirá entender mejor la naturaleza y valorar la contribución de la agricultura tradicional y ecológica al desarrollo sostenible.

Una huerta en casa es la forma más fácil, económica y saludable para cultivar y obtener nuestras hortalizas, verduras, hierbas aromáticas, medicinales y hasta frutas. Los límites para lograr cosechar nuestros alimentos en casa son más bien mentales y de hábitos, que prácticos.

Para mantener un huerto casero, lo principal es tener un espacio donde haya luz del sol y aire. Si tenemos una ventana en nuestro hogar, podemos cultivar; si tenemos un pequeño balcón, puede ser el hogar de nuestros tomates y espinacas.

No hace falta contar con un gran patio o terraza, basta con acordarse de sacar las semillas de tus tomates, o de no tirar el hueso del aguacate, la base de las lechugas o la cabeza de las zanahorias, dependiendo que planta te apetezca cultivar en casa de acuerdo a tus condiciones y gustos personales.

Pasos para un huerto casero

Según la asociación Alicante Natura existen diversos factores a tomar en cuenta antes de crear un huerto casero:

  • Disponer de un lugar con luz directa:

Este factor es primordial ya que las hortalizas, al igual que el resto de las plantas, necesitan la luz solar para obtener energía a través de la fotosíntesis.

  • Valorar el cultivo que se va a realizar y la época del año de la siembra:

Puede ser que nuestro espacio solo permita el cultivo en primavera-verano, época durante la cual la trayectoria del Sol es más elevada, disponiendo de luz suficiente, mientras que en invierno no reciba nada de luz. Sin embargo, hay espacios que disponen de luz suficiente durante todo el año, pudiéndose cultivar en cada época los cultivos de temporada.

  • Recipientes y espacio:

Dependiendo del espacio que tengamos, el huerto puede elaborarse sobre cajones de madera, en pleno suelo, o se puede realizar en macetas, es importante mencionar que estos últimos son ideales para principiantes.

Otra manera de iniciar tu huerto casero y además hacerlo de manera económica, es reciclar los envases. Se puede improvisar germinadores con el cartón de huevos, vasos de papel, envases de cartón de leche o hasta latas, haciéndoles un agujero al fondo para el drenado de agua.

  • Tierra y sustratos:

Elegido el recipiente, vamos a considerar la tierra en que sembraremos nuestras plantas y semillas, y es que nuestras plantas necesitaran algo de ayuda para alimentarse bien, porque en el suelo directo las raíces al crecer se expanden buscando zonas donde haya mayor disponibilidad de agua o de nutrientes.

Un último aspecto a tomar en cuenta es plantar de acuerdo a los gustos de la casa para no desperdiciar los alimentos. Asimismo, hay que tomar en cuenta que las hortalizas son ideales para aquellas personas que están empezando en la práctica de esta actividad.