HÁBITOS SOSTENIBLES

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

6 May 2022 - 14:36

Zero Waste: ¿qué hacer para una tener una cocina sostenible?

El desperdicio de alimentos en el mundo, es un problema tan pesado que el mundo genera alrededor de casi mil millones de toneladas de residuos de comida.

De hecho, según el Índice de desperdicio de alimentos 2021, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el 17% del total de alimentos disponibles para los consumidores se bota a la basura. De esta cantidad, 569 millones de toneladas proceden de los hogares. 

Sin embargo, la desigualdad persiste aún en los desperdicios, ya que en la India se desecha 50 kilogramos de alimentos al año, mientras que en Estados Unidos esa cifra se eleva a 59 kg.

En el siguiente cuadro, revise las cifras a detalle:

Tomando en cuenta esta problemática nace la cocina de aprovechamiento, Zero Waste, o responsable.

Esta práctica consiste en sacar el máximo partido a los alimentos. Por ejemplo, a la hora de trocear los filetes, el pescado o las verduras para aprovecharlo al 100%.

La práctica de cocina libre de desperdicios empieza desde que el usuario hace sus compras. Pues mientras más cantidad de comida se compre, es más probable que los productos terminen en la basura.

La cocina Zero Waste también implica adquirir productos en tiendas barriales o nacionales para evitar intermediarios y contaminación ambiental.

Entre los pilares fundamentales de la filosofía destacan consumir alimentos de temporada y cocinar en casa

Por último, la cocina de aprovechamiento hace hincapié en rescatar las sobras para nuevas preparaciones. El ejemplo más habitual son las croquetas o las sopas.

Estas son las 5R del Zero Waste en la cocina

De acuerdo con el sitio web By Roll Eat, la cocina es uno de los espacios donde más residuos se generan. En primer lugar, por la cantidad de envases de plástico de un solo uso que terminan en la basura y los desperdicios de alimentos del día a día. Es así que nacen cinco formas para reducir la contaminación que genera esta área del hogar.

Rechace aquellos productos que no va a consumir

Rechace aquellos productos que no va a consumir

Uno de los motivos más comunes del desperdicio de alimentos es que ya han caducado. Por ello, la primera regla es: no compre más de lo que vas a consumir.

Es mejor para el planeta regresar al supermercado que tirar comida.

De igual modo, evita los envases sinsentido, como, por ejemplo, las botellas de plástico.

Reduce: compra solo lo indispensable

Reduce: compra solo lo indispensable

Para conseguir una cocina Zero Waste es esencial tener claro qué es indispensable. Es obvio que cuanto menos compras, menos vas a desperdiciar. Para ello, resulta muy práctico elaborar una lista de la compra con aquellos ingredientes que necesitará para el menú de la semana.

Reutilizar o aprovechar los alimentos

Reutilizar o aprovechar los alimentos

Aproveche bien los alimentos no solo para otros platos, sino también para distintos usos. Por ejemplo, las pieles de las hortalizas sirven para elaborar exfoliantes caseros, incluso, puede plantar semillas para que nuevas especies crezcan en su hogar.

Reciclar envases de alimentos 

Reciclar envases de alimentos 

La idea es evitar el consumo de plásticos y envases, pero si no hay otra opción, entonces, no se olvide de reciclar plástico, papel, vidrio o aluminio.

Reintegrar los residuos orgánicos en la naturaleza

Reintegrar los residuos orgánicos en la naturaleza

Por último, queda el compostaje. Esta práctica consiste en  la descomposición controlada de materiales orgánicos como frutas, verduras, césped, hojas, etc., que mejoran el suelo y la apariencia de la tierra.

Si desea obtener compost en tres a cuatro meses, junte un metro cúbico de material y pique todo en pedazos de menos de cinco centímetros. Revuelva la mezcla una o dos veces por semana y cuide que esté siempre con la humedad adecuada. Si luego agrega material fresco, este retrasará la producción de compost, por ello una buena opción es iniciar una pila nueva.