“Para cuidar, tengo que cuidarme”

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

27 Oct 2021 - 16:27

“Para cuidar, tengo que cuidarme”

Acompáñenos en una entrevista con Ximena Pozo, doctora en cuidados paliativos.

¿Cómo afecta el cáncer de mama al entorno familiar de las pacientes?

El solo hecho de escuchar la palabra cáncer influye en el estado anímico de la paciente y de todos quienes son parte de su entorno, ya que al cáncer se lo asocia con una enfermedad crónica, progresiva, larga y costosa. Por eso cuando tenemos una personas cercana con cáncer,  la familia y los amigos también pasan a ser pacientes, porque necesitan apoyo emocional y más aún cuando se trata de cáncer de mama, porque es un órgano importante en la feminidad, sexualidad y vida diaria.

¿De qué manera las personas que están a cargo del cuidado de pacientes de cáncer de mama deben enfrentar las emociones que trae esta enfermedad?

En primer lugar debemos reconocer que esta enfermedad nos afecta, que está bien tener un momento para la catarsis, para llorar juntos y compartir. No podemos aguantarnos ciertas emociones, es importante tener estos espacios para el desahogo y después buscar alternativas de cómo ser un apoyo para mí y para la persona que está enferma. 

¿Cuáles son las recomendaciones generales para las personas que están a cargo de una mujer con cáncer de mama?

Primero reconocer que esto me afecta, que no soy inmune y que, si la situación lo amerita, debo buscar ayuda. Además, se debe mantener una vida saludable, porque el cuidador para poder ayudar debe estar bien, de lo contario tendremos a dos o tres personas enfermas. La buena salud del cuidador ayuda a enfrentar posibles estados de depresión o de ansiedad.

Es decir, ¿no se debe priorizar a la paciente sobre todas las cosas?

Debemos entender que para cuidar tengo que cuidarme, por eso es importante mantener una rutina saludable. Hay casos en los que el cuidador deja de salir, comer, dormir y se dedica únicamente al cuidado de la paciente, esto no se debe hacer. Mantener una rutina saludable y, de ser el caso, buscar ayuda es fundamental para prevenir estados de depresión y ansiedad.

¿Cómo enfrentar la realidad de vivir con cáncer de mama?

Primero debemos reconocer que, desde el momento de recibir la noticia, el cáncer pasa a vivir con nosotros, este reconocimiento nos permite tener un proceso de adaptación a esta nueva realidad; no podemos negar su existencia.

Imagen despiece

Además, toda la familia y amigos cercanos deben estar bien informados para poder avanzar, porque todos ellos serán personas de apoyo, no puede existir un solo cuidador, ese es un gran error, porque somos seres humanos y nos cansamos física, emocional y espiritualmente. Se deben organizar turnos con los cuidadores, no con el afán de convertir a la paciente en una persona dependiente, sino de organizar todos los aspectos que necesitan de apoyo.

 

Ximena Pozo, doctora en cuidados paliativos.

¿Cómo manejar el cáncer de mama con las niñas y niños?

Al igual que los demás, deben estar completamente informados e involucrados. Muchas veces se comete el error de no informarles lo qué pasa y esto eso causa inestabilidad emocional, cuando están informados, acorde a su edad, los niños aprenden a cuidar, a entender esta enfermedad.

Todos los derechos Reservados