Karla Armas, Patricio Sturlese, Margaret Atwood y Cristóbal Zapata: las lecturas de esta semana

Cultura

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

20 Sep - 13:08

'Pez Amapola', de Karla Armas - Foto: PRIMICIAS

Karla Armas, Patricio Sturlese, Margaret Atwood y Cristóbal Zapata: las lecturas de esta semana

Autor:

Eduardo Varas

Actualizada:

20 Sep - 13:08

Un poemario que surge de la observación. Lo que genera autentificar una primera edición de la Divina Comedia. La secuela de ‘El cuento de la criada’ y textos que, sin esperarlo, desembocan en algo bello. Estas son las recomendaciones de este fin de semana.

Pez amapola

Karla Armas

Mecánica giratoria, 2019

68 páginas

USD

La idea es abarcar todo un universo en un puñado de poemas. La misión se consigue porque la medida de este libro está en la voz poética que es capaz de ser varias a la vez. Con eso en mente, el resultado es firme y constante. Es como si se tratara de una traducción literal del mundo de la autora.

Hay honestidad como característica central. Se traduce en el uso de anglicismos que surgen como un elemento de naturalidad. Se siente en la selección de imágenes y situaciones que se utilizan como escenarios para la poesía. Se la percibe a través del uso de animales como metáforas de las relaciones entre seres cercanos y distantes.

Sí, es un todo. En ese completo panorama, Karla Armas atrapa, permite que en el proceso de lectura se produzca una relación, una empatía. Cuando el poemario duele, cuando sorprende, cuando golpea, la sensación es percibida por el lector. Y la comparte.

No se trata, entonces, de un único empuje poético, sino de múltiples consideraciones, como un recuento noticioso de lo que pasa por ella, de la música que suena, de las lecturas y vivencias. Se trata, entonces, de una mirada de mundo que de ser tan personal, consigue ser una experiencia compartida.

 

El jardín de los ciervos

Patricio Sturlese

DeBolsillo, 2019

544 páginas

USD 20

'El jardín de los ciervos', de Patricio Sturlese

‘El jardín de los ciervos’, de Patricio Sturlese PRIMICIAS

Existe un engaño detrás de la idea de los best sellers. Digamos que desde espacios un poco más cultos, ese tipo de libros vendrían a ser el McDonald’s de la alimentación nutritiva. En algunos casos ese comentario prueba ser válido; en otros es simplemente un prejuicio.

Además, de vez en cuando no debe ser problemático comer una hamburguesa. 

Sturlese es un escritor de vende, que hace historias de misterio que más que estar escritas, parecen estar tejidas. Y da la impresión de que los hilos van de un lugar a otro y, eventualmente, se conectan para revelar el secreto que quiere decir. Es un entretenimiento interesante y miles de sus lectores lo avalan.

El criterio del lector o la lectora es importante. 

En El jardín los ciervos, la búsqueda de la verdad involucra un ejemplar de la primera edición de la Divina Comedia, de Dante —ya Dan Brown ha jugado con este artefacto en sus historias con Robert Langdon—. El personaje central debe probar su autenticidad, pero en el medio suceden una serie de acciones y hechos que exponen otra verdad: hay un complot para acabar con la monarquía francesa. Sí, todo está ambientado en 1788, así que la revolución se acerca en este thriller.

Toma un par de páginas comprender y aceptar el estilo de Sturlese, pero una vez que sucede, la experiencia se disfruta. 

 

Los testamentos

Margaret Atwood

Salamandra Ediciones, 2019

512 páginas

USD 24

'Los Testamentos', de Margaret Atwood

‘Los Testamentos’, de Margaret Atwood PRIMICIAS

Secuela de la impresionante El cuento de la criada. En Los Testamentos, Atwood enseña cómo volver a una historia y seguir siendo igual de fuerte como hace casi 40 años, cuando empezó a escribir la primera historia, mientras vivía en Berlín Oriental.

Quizás la fortaleza también radique en que el carácter de denuncia del libro anterior es terroríficamente cierto en el mundo de ahora.

Las mujeres continúan siendo vistas como un objeto que el Estado debe controlar, sea por las razones que sea. En Ecuador, esta semana la Asamblea Nacional se encargó de dejar en claro que las mujeres pueden ser vistas como máquinas de parir, tal como Atwood lo escribe.

En Los Testamentos se retoma lo que sucede dentro de la República de Gilead, un Estados Unidos convertido en un estado totalitario, nefasto para las mujeresal haber problemas de fertilidad, aquellas que pueden concebir son convertidas en criadas, para ser madres de los nuevos habitantes—. 

15 años después del final del anterior libro, Atwood se sumerge más y decide contar la historia a través de tres voces: la de Agnes —una mujer joven que vive en Gilead—, Daisy —una adolescente que vive en Canadá y repudia lo que pasa en su país vecino— y la tía Lydia —una mujer ya anciana, que en El cuento de la criada es una de las encargadas de entrenar a las criadas—.

A través de estos personajes avanza la historia, cerrando los nudos abiertos y creando una condición de thriller que se sostiene todo el tiempo. No es el mismo libro que El cuento de la criada, pero está a la altura y tiene una portentosa vida propia.

 

 

Lecciones de abismo

Cristóbal Zapata

La Caída Editorial, 2019

136 páginas

USD 12 (USD 10 en librerías Palier y El siglo de las luces)

'Lecciones de abismo'. de Cristóbal Zapata

‘Lecciones de abismo’. de Cristóbal Zapata PRIMICIAS

Cinco cuentos que van del mediano al largo aliento. Cristóbal Zapata genera relatos en los que la escrupulosa descripción sirve para dar más elementos que considerar en el conjunto total de las acciones o hechos que cuenta. Los adjetivos y la forma en que su prosa revela los espacios funcionan casi como pieza de relojería.

Eso sin contar con los desenlaces de sus relatos, que sin ser esperados, pueden generar hasta ternura. Hay un mérito en eso.

Zapata también consigue ser un constructor de personajes que están envueltos en cultura: saben de música, de poesía y de detalles que no todos conocen; sin dejar el lado menos culto profundo. Estos seres se mueven por terrenos comunes al resto de personas o personajes que habitan los universos que el autor crea. 

Además, son individuos que tienen algo quebrado y no hay queja, ni lamento, sino esos puntos de contacto con otros y las historias que se pueden tejer alrededor.

Y claro, hay espacio hasta para hablar de la serie El túnel del tiempo y ponerla en contacto con alguna de las ideas de Walter Benjamin. Esos pequeños detalles que hacen más placentera la lectura.

Noticias relacionadas