Agricultores de maíz y arroz se adaptan para reiniciar su actividad

Economía

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

14 May - 0:01

Imagen referencial de acopio de arroz en Nobol (Guayas), actividad que podrá funcionar por resolución del COE del 8 de mayo. - Foto: Ministerio de Agricultura

Agricultores de maíz y arroz se adaptan para reiniciar su actividad

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

14 May - 0:01

El COE autorizó las actividades en las piladoras y centros de acopio de arroz y maíz. Dirigentes agrícolas aseguran que no tendrán problemas de contagios de Covid-19, porque en el campo el uso de mascarillas es cotidiano.

Por resolución del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional los centros de acopio de maíz y piladoras de arroz podrán trabajar en horarios extendidos.

La medida anunciada el pasado 8 de mayo va dirigida a las provincias de Guayas, Los Ríos, Manabí y El Oro.

Las actividades arroceras y maiceras en estas provincias tendrán la supervisión del Ministerio de Agricultura y Ganadería, que revisará si se cumplen las normas de bioseguridad para prevenir nuevos contagios de coronavirus.

Esas medidas no son ajenas en los campos agrícolas. La protección del rostro con mascarillas o visores es rutinaria por el uso de agroquímicos. Además los agricultores utilizan ropa con mangas largas y cubren la mayor parte de su cuerpo, por el clima.

Rafael Guerrero, presidente de la Cámara de Agricultura de la II Zona, explica que “en el campo todo lo que el COE ha transmitido se cumple”. Por ello estima que el distanciamiento social y las medidas de bioseguridad también serán de fácil aplicación en los centros de acopio de arroz y maíz.

César Herrera, presidente honorario de Fenemaíz, asegura que “si alguien sabe lo que significa manejar una cuarentena es el agricultor”. Según el dirigente, cuando tienen una alerta de plagas, los propios agricultores desplegan su cerco de aislamiento.

Labores reinician en las provincias con más contagios 

La resolución sobre la reanudación de actividades productivas del COE abarca las provincias con mayor número de hectáreas de maíz y arroz cultivadas. En el caso de la Costa, Guayas tiene el mayor número de sembríos, siendo Daule el cantón que ocupa el primer lugar con una participación del 26%.

Mientras que Los Ríos tiene la mayor cantidad de cultivos de maíz duro del país.

Estas provincias agrícolas concentran también una gran cantidad de contagios de Covid-19. Según el reporte del 13 de mayo de 2020, Guayas presenta 12.046 casos positivos, Manabí tiene 1.280 infectados y Los Ríos registra 1.007 casos.

Pero la Cámara de Agricultura, considera que el número de contagios en las provincias no es obstáculo para retomar las actividades. “Durante el pico de contagios en Guayaquil, las piladoras privadas de arroz no interrumpieron su atención”, añade.

Además, los centros de acopio de maíz suelen ser de mediana capacidad y almacenan unas 100 toneladas al día, según Guerrero.

“Cuando llegue el pico de la cosecha, se reciben entre cuatro a cinco carros por día y esto no representa más de siete personas reunidas”, aclara el dirigente agrícola.

Héctor Lozano, presidente de corporación de arroceros, indica que durante la emergencia sanitaria siempre hubo cosecha. “No fue explosiva, porque las industrias tenían bajos inventarios, pero se colocó el producto poco a poco sin aglomeraciones”.

Juan González, de la asociación de la Industria, Protección de Cultivos y Salud Animal, asegura que el mayor riesgo está en las bodegas y mercados. Hasta allí el productor lleva su cosecha para venderla.

González pide al COE mayores controles para guardar las normas de distanciamiento social y la distribución de implementos de seguridad, que se utilizan en otras industrias.

Noticias relacionadas