Comerciantes del Centro de Quito luchan por recuperarse tras las manifestaciones

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

19 Oct - 14:13

Después del paro el restaurante el Rincón Latino abrió sus puertas, las ventas aún no se normalizan. - Foto: Cortesía

Comerciantes del Centro de Quito luchan por recuperarse tras las manifestaciones

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

19 Oct - 14:13

Restaurantes, heladerías, zapaterías, tiendas y hoteles del Centro Histórico de la ciudad no pudieron atender durante 11 días a sus clientes a causa de las violentas manifestaciones que se registraron en los alrededores de la Presidencia.

Un grupo de 400 comerciantes del Centro Histórico, que se vieron perjudicados por 11 días protestas que culminaron el domingo 13 de octubre, llevan a cabo la campaña Ven al Centro, te esperamos.

Buscan con ello incentivar las visitas y el consumo en este sector de la capital, que suele ser uno de los más concurridos.

El 19 y el 20 de octubre todos los locales del Centro abrirán sus puertas. “Todo el mundo está proponiendo ofertas y descuentos”, dice Jhonny Núñez, uno de los vendedores del sector.

A través de un video este grupo de comerciantes muestran los rostros de quienes sufrieron pérdidas y hacen un llamado a la ciudadanía para que los visiten y les ayuden a reactivar su economía.

Llamado a la solidaridad

En 2019 se espera que 709.984 turistas lleguen a la capital de Ecuador, de los cuales el 67% visitará el Centro Histórico, convirtiéndolo en el segundo punto más atractivo de la ciudad después del monumento a la Mitad del Mundo, según datos de Quito Turismo.

Aunque, la situación que vivió Quito en las últimas dos semanas tuvo un impacto traumático en la dinámica económica y social del casco histórico.

“Desde el mediodía del 3 de octubre tuve que cerrar mi local a causa de los enfrentamientos”, dice Fernando López, propietario del restaurante el Rincón Latino, ubicado en las calles Guayaquil y Olmedo.

El día que comenzaron las protestas este negocio había preparado alrededor de 100 desayunos y 300 almuerzos. “Solo pude vender la mitad de los desayunos y el resto se fue a la basura“, explica López, quien calcula que durante esos días aciagos perdió USD 10.000.

López dice que él, y el resto de comerciantes de la zona, no se imaginaron que las manifestaciones iban a escalar esos niveles de violencia.

“Un Mayor de la Policía nos obligó a cerrar los locales porque las personas que protestaban atacaban hasta la propiedad privada. Además, el gas lacrimógeno inundaba los inmuebles”, comenta.

Otro de los afectados fue Jhonny Núñez, que tiene un negocio en el Centro y que no pudo abrir sus puertas durante las protestas. Su local de venta de artículos para el hogar se encuentra en las calles Espejo y Guayaquil, al lado del Teatro Simón Bolívar.

Aunque no sufrió daños materiales, sí afronta pérdidas económicas porque “debimos permanecer cerrados”.

La Heladería Caribe, ubicada en las calles Simón Bolívar y Venezuela, también se vio perjudicada por las protestas, ya que durante dos semanas no pudo abrir sus puertas.

“Las pérdidas fueron del 100%, no pude atender ningún día”, dice Francisco Espinoza, propietario de esta heladería, y agrega que “las ventas continúan mal, no se reactivan del todo”.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas