Ecuador realizará tres emisiones nuevas de papeles para financiarse

Economía

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

3 Oct - 0:05

El presidente Lenín Moreno, durante el evento de su programa Casa Para Todos, el 20 de agosto de 2019. - Foto: Flickr Presidencia

Ecuador realizará tres emisiones nuevas de papeles para financiarse

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

8 Ene - 18:40

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, revela que el país está trabajando en tres nuevas operaciones para conseguir recursos que le permitan financiar el programa económico e iniciativas sociales como Casa para Todos. Japón, facturas y el BID son las opciones.

Ecuador tiene pendiente aún la realización de tres emisiones de papeles, que se dividen en una operación por USD 400 millones, otra de USD 500 millones y una tercera para conseguir alrededor de USD 600 millones, de acuerdo con Martínez.

Esto después de que el país emitió USD 2.000 millones de deuda soberana en bonos Global el 24 de septiembre de 2019 en el mercado internacional.

A diferencia de esta operación, que tuvo lugar en el mercado abierto de deuda, las siguientes tres emisiones serían ‘private placements’ o ventas privadas de papeles.

La primera sería una nueva emisión por valor de USD 400 millones de una especie de bono social, garantizado por el Banco Interamericano del Desarrollo (BID).

Esto quiere decir que el BID pagaría el capital principal si el país cayera en mora con los pagos del bono.

Una fuente involucrada en el proceso de estructuración de este bono dijo a PRIMICIAS que una de las entidades interesadas en comprar este papel sería el banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs.

El objeto de la emisión del bono será, según Martínez el financiamiento de crédito para vivienda de interés social en condiciones favorables para familias de bajos ingresos.

El dinero que esta operación recaude entraría primero a la Cuenta Única del Tesoro, después se transferirá al Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda y, de allí, pasaría a un fideicomiso.

El cometido del fideicomiso será comprar cartera hipotecaria a la banca privada, que fue el segmento que colocó inicialmente el crédito para vivienda de interés social.

“Esta cartera que prestan los bancos privados se titulariza a través de este fideicomiso, otra parte se subsidia y con eso se puede generar una tasa baja para los créditos” de vivienda, dice Martínez.

Con la operación se daría liquidez a la banca privada para que vuelva a colocar créditos para este tipo de vivienda a una tasa preferencial de alrededor de 4,99% anual.

No solo se trata de una estrategia para dar acceso a las familias para que adquieran una vivienda propia sino que también es una medida para estimular al sector de la construcción, y para cumplir con el programa social bandera del gobierno Casa Para Todos.

El programa Casa Para Todos proponía la construcción de 325.000 viviendas, que luego se redujeron a una meta de 220.000 unidades.

En la lógica de Finanzas, la construcción de vivienda ayudaría al país a acortar el periodo de ajuste tras la aplicación de medidas económicas fuertes, como la eliminación de los subsidios a combustibles como el diésel y la gasolina.

Ventas privadas

Las otras dos operaciones no serán emisiones de bonos Global de la deuda externa, explica el ministro, sino “operaciones estructuradas”.

“Estamos tratando de buscar otras fuentes de financiamiento y Japón es una de ellas. Y otra podría ser una colocación privada y allí la discusión es cuál podría ser el mejor instrumento, si es un bono de la República o si es una colocación directa”, agrega.

Con Japón se sabe que Ecuador estaría en conversaciones con el Mitsubishi Bank, para acceder a financiamiento en condiciones preferenciales.

El país está buscando tasas mucho más bajas que las que logró en la última emisión de bonos Global, que fueron de 7,875% anual para un tramo de USD 600 millones y de 9,5% anual para el tramo de USD 1.400 millones.

A Mitsubishi Bank le interesa, en cambio, que su brazo de trading de hidrocarburos pueda alcanzar un acuerdo de largo plazo para la compra de crudo ecuatoriano, en una operación separada que no significaría una preventa.

Mitsubishi prestaría a una tasa por debajo de la del mercado en una operación aparte.

Emitir desde afuera

Para una tercera emisión, Ecuador analiza apalancarse en un paquete de facturas de exportación de petróleo realizadas por Petroecuador.

Los ingresos resultantes de la exportación de petróleo le pertenecen al Estado y éste podría ceder los derechos de cobro o ‘receivables’ de las facturas de estas exportaciones a un fideicomiso en el exterior.

El fideicomiso podría emitir deuda en el exterior, con lo cual la operación no se vería afectada por el alto riesgo país de Ecuador, que es lo que hace que el país deba pagar altas tasas cuando emite paples directamente.

El dinero resultante de la emisión, alrededor de USD 500 millones, sería entregado al país por el fideicomiso y este último repagaría esa deuda con lo que recolecte al cobrar los ‘receivables’ de las exportaciones de petróleo.

Ecuador busca opciones alternativas porque “el mercado siempre nos ha sido esquivo”, admite Richard Martínez.

“Vamos a adelantar algo de financiamiento externo para estar listos para iniciar obra pública inicios de 2020, e invertir en obras viales, alcantarillado, etcétera”, concluyó el ministro.

Noticias relacionadas