Finanzas envía una proforma presupuestaria conservadora a la Asamblea

Economía

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

1 Nov - 22:05

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, durante la presentación de la Proforma Presupuestaria de 2020. - Foto: Primicias

Finanzas envía una proforma presupuestaria conservadora a la Asamblea

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

1 Nov - 22:05

El ministerio de Finanzas anunció que ha entregado al Legislativo una Proforma por USD 31.469 millones, que incluyendo la cuenta por importación de combustibles sube a USD 35.499 millones.

El presupuesto de 2020 será menor que el de 2019 en USD 1.184 millones, considerando la cuenta de importación de combustibles en ambos casos.

En 2019 la cuenta de importación de combustibles o derivados ascendió a USD 4.228 millones mientras que en 2020 Finanzas espera que ese valor baje a USD 4.029 millones.

La Proforma está asentada sobre supuestos conservadores: un magro crecimiento de 0,6% del PIB en 2020, una producción petrolera de 533.700 barriles diarios a un precio de exportación promedio de USD 51,30 por barril y una inflación de 0,84% anual.

Por otro lado, está previsto que el déficit fiscal se ubique en USD 3.384 millones o el equivalente a 3,1% del PIB.

El déficit de 2020, es decir, la diferencia entre el dinero que ingresa al Presupuesto y el que se gasta será menor en USD 237 millones que en 2019.

El Ministerio de Finanzas también prevé en el Presupuesto 2020 que se llegue a un acuerdo con diferentes grupos sociales, especialmente pequeños productores agropecuarios, para hacer una focalización de subsidios.

Esto le permitiría al Estado ahorrar USD 600 millones (USD 700 millones incluyendo el IVA) de los USD 1.500 millones que pensaba recortar en un principio con una fallida eliminación por decreto de los subsidios a la gasolina y el diésel. El decreto fue derogado por el gobierno tras dos semanas de intensas protestas.

Finanzas también cuenta con que en 2020 podría recaudar USD 2.000 millones con la monetización de al menos tres empresas del Estado, de acuerdo con el ministro Richard Martínez.

El programa de monetización incluye la concesión de la central hidroeléctrica Sopladora de 487 megavatios de potencia, la concesión de la administración de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), y la venta del Banco del Pacífico.

Y planea recortar la masa salarial del Estado en USD 455 millones o 4,9%, más una reducción en el gasto de bienes y servicios por USD 246 millones o 10,3% menos que en 2019.

La necesidad de financiamiento para el Presupuesto de 2020 es de USD 6.665 millones, de los cuales ya hay USD 2.688 identificados, según Martínez.

Se viene un año complejo

Por otro lado, Martínez anunció que se incrementará lo que reciben las comunidades por concepto de la llamada Ley Amazónica a USD 338 millones anuales y se destinarán USD 576 millones para la construcción de infraestructura educativa.

Además de USD 300 millones para el programa Casa Para Todos y USD 500 millones para el pago de compromisos pendientes con los jubilados.

“El próximo será un año complejo para la región y para el mundo, lamentablemente Ecuador no tiene fondos de ahorro para hacer política anticíclica”, dijo Martínez y explicó que eso se compensará con un aumento en el Plan Anual de Inversión (PAI), especialmente en el sector rural, para que la economía logre un poco de dinamismo.

El PAI sube a USD 3.624 millones, es decir USD 460 millones más que en 2019.

Noticias relacionadas