Irán derriba un dron militar de Estados Unidos y los precios de crudo suben más del 3%

Economía

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

20 Jun - 14:16

Imagen referencial del dron RQ-4 de las Fuerzas Aéreas estadounidenses. - Foto: EFE

Irán derriba un dron militar de Estados Unidos y los precios de crudo suben más del 3%

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

20 Jun - 14:16

Medios iraníes informan que la Guardia Revolucionaria de Irán ha derribado un dron de origen estadounidense. El hecho ocurrió cerca del estratégico estrecho de Ormuz, por donde cruza una quinta parte del petróleo mundial, y a unos 80 kilómetros de los Emiratos Árabes Unidos y Omán.

El derribo del dron, supuestamente de origen estadounidense, en el golfo Pérsico coincide con un repunte de la tensión entre Irán y Estados Unidos.

“El dron fue derribado cuando entró en el espacio aéreo de Irán cerca del distrito de Kouhmobarak en el sur del golfo Pérsico”, indicó la agencia estatal iraní IRNA.

Tras conocerse la noticia, los precios del petróleo subieron este jueves 20 de junio más de un 3%, para ubicarse por encima de USD 63 el barril.

El sistema de drones RQ-4 Global Hawk puede volar a gran altitud durante más de 30 horas, recogiendo imágenes, en tiempo real y de alta resolución.

Un portavoz del Comando Central del ejército de Estados Unidos dijo que ningún dron estadounidense sobrevoló Irán el miércoles 19 de junio.

La preocupación por una confrontación militar ha aumentado desde los ataques a seis petroleras cerca del Golfo de Omán, una importante vía de abastecimiento de petróleo a nivel mundial.

Luego de los ataques en el Golfo de Omán, los precios del petróleo subieron 2,2% el pasado 12 de junio.

A partir de los incidentes, el gobierno de Donald Trump reforzó su despliegue militar en el golfo Pérsico.

Noticias relacionadas

Política

Ministra de Gobierno pide perdón por excesos policiales

La policía lanzó, la noche de este miércoles 9 de octubre, bombas lacrimógenas en las Universidad Politécnica Salesiana, en la Universidad Católica y en la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en el norte de Quito. Estas instituciones sirven como refugio a los indígenas que llegaron a la capital para protestar en contra de el Gobierno.