Cinco países, los principales mercados de las frutas exóticas ecuatorianas

Economía

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

28 Jun - 8:23

La finca de Xavier Mejía está ubicada en Palora, Morona Santiago. Tiene más de 2.500 hectáreas de pitahaya. - Foto: Cortesía

Cinco países, los principales mercados de las frutas exóticas ecuatorianas

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

28 Jun - 8:23

En Palora, Morona Santiago, se encuentra una de las primeras fincas de Pitahaya del país. Desde allí Xavier Mejía, gerente de Organ Pit, exporta más de 22 toneladas por semana. Las exportaciones de pitahaya, piña, mango y maracuyá crecen en ventas y volumen.

En el primer trimestre del 2019 las exportaciones no tradicionales cayeron cerca del 1%, según el Banco Central (BCE). Pero, a diferencia de otros productos no tradicionales como la harina de pescado o los textiles, las frutas exóticas son un rubro que crece cada año.

Las frutas no tradicionales seducen a los consumidores de cinco naciones: Chile, Bélgica, Hong Kong, Alemania y Estados Unidos. 

De enero a marzo de 2019, reportes del BCE indican que el país ha exportado 25.992 toneladas de frutas exóticas. Esto representa una facturación de USD 27 millones.

Las frutas exóticas más demandadas son la pitahaya, la piña, el mango y el maracuyá, en presentaciones de pulpa congelada o deshidratadas. 

Proecuador estima que la creciente demanda de los llamados los ‘súper alimentos’ ha creado un nicho interesante para el país. 

La pitahaya, por ejemplo, tiene un alto contenido de vitamina C, es rica en antioxidantes y fibra soluble. Es apta para los deportistas y para quienes tienen problemas digestivos. 

La FAO reportó en 2017 que las frutas tropicales representan un negocio mundial de USD 10 mil millones al año, catapultado por los cambios de hábitos alimenticios en Europa y Estados Unidos. 

Desde Morona para el mundo

A inicios del 2018, Xavier Mejía de Organ Pit, tiene poco más de 85 hectáreas de Pitahaya en Palora (Morona Santiago). A inicios de 1992 sembró la primera hectárea de la fruta en la provincia.

“Tener certificaciones internacionales nos ha ayudado a ingresar a nuevos mercados este año, como España, Holanda, Suiza y Francia”, dice Mejía, quien también cultiva piña, chirimoya y guanábana. 

En el segmento de frutas no tradicionales, la Pitahaya es la segunda de mayor crecimiento luego de la Piña. 

En 2018 se exportaron 1.526 toneladas de la variedad amarilla de la pitahaya o Palora. 

La fruta crece en la copa de la planta y Mejía se refiere a ella como la “novia de la noche”, porque la flor solo sale cuando sale la luna y por el día se cierra.  

Exportadora La Maná es otro productor local de pitahaya. Nació como un emprendimiento hace ocho meses, tras lograr un crédito del banco público BanEcuador de USD 8.000.

“Nuestro principal mercado es Hong Kong, seguido de Macao. En 2018 enviamos cinco toneladas de la fruta”, expresa Daniel Izurieta, un joven universitario que nunca antes había cosechado pitahaya.

La exportadora participó de la octava Macrorrueda de Negocios, realizada en Guayaquil. En 2019, la empresa proyecta ingresos de medio millón de dólares.

Las exportaciones de piña registraron un aumento de 78% para ubicarse en en el primer trimestre de 2019, mientras que las de pitahaya crecieron 59%.

La piña, ya sea fresca o seca, también tiene buenas oportunidades en el extranjero.

Mejía de Organ Pit produce desde 2017 piña deshidratada que llega a los supermercados de Hong Kong y Estados Unidos.

Mientras que Izurieta se reunió con potenciales compradores de Chile y Estados Unidos con miras a exportar piña congelada.

China, a la caza del mercado de pitahaya 

En abril de 2019, el gobierno chino anunció la cosecha de mil kilogramos de pitahaya amarilla.  

Proecuador alerta a los productores ecuatorianos de los intentos chinos de cultivar pitahaya para reducir las importaciones, ya que la pitahaya importada alcanza buenos precios en ese país, donde un kilo puede costar entre USD 10 y 17. 

Otra amenaza es la sobreproducción. Cinco años atrás, las plantaciones de Pitahaya eran exclusividad de provincias amazónicas, como Morona Santiago y Zamora Chinchipe. 

Ahora existen cultivos en las provincias de Santa Elena, Santo Domingo y Manabí. El Ministerio de Agricultura estima que hay unos 672 productores en el país y ha iniciado un plan para capacitar a los dueños de las fincas.

La meta es que el producto ecuatoriano sea cultivado de forma orgánica y sustentable, para hacerlo más atractivo en el mercado internacional. 

Noticias relacionadas

Ícono lo más leídoLo más leído