El nuevo gerente de Petroecuador es Gonzalo Maldonado

Economía

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Dic 2020 - 19:24

Personal de Petroecuador realiza una inspección en la Terminal La Troncal, en Cañar, el 19 de octubre de 2020. - Foto: Petroecuador

El nuevo gerente de Petroecuador es Gonzalo Maldonado

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

8 Dic 2020 - 19:24

El economista, quien previamente se desempeñó como gerente de Comercio Internacional de la petrolera estatal ecuatoriana, fue designado como gerente general subrogante de la empresa.

Gonzalo Maldonado Albán es el nuevo gerente subrogante de Petroecuador, esto tras la renuncia el 2 de noviembre de Ricardo Xavier Merino quien, a su vez, reemplazó a Pablo Flores.

Maldonado es economista de la Universidad Católica, tiene un MBA del Incae Business School y un grado en ciencia política de la Universidad de Harvard, también fue subsecretario de Financiamiento Público de Ecuador y trader de futuros de energía, como petróleo.

Gonzalo Maldonado, el nuevo gerente de Petroecuador.

Gonzalo Maldonado, el nuevo gerente de Petroecuador. Cortesía Petroecuador.

El 2 de septiembre, Pablo Flores renunció al cargo y asumió Merino, que renunció exactamente dos meses después, con una polémica carta de por medio, pero se quedó un mes más al frente de la estatal hasta el nombramiento de Maldonado.

Merino lamentaba en su carta de renuncia el mal manejo de “autoridades irresponsables e incompetentes”. Y, tras agradecer por la confianza, pidió al ministro de Energía, René Ortiz que “se realice el análisis objetivo y técnico” para determinar la disponibilidad de crudo y volúmenes programados de entrega”.

Se refería a la estrategia de Ecuador para acceder a dos créditos por un total de USD 2.400 millones con los bancos Industrial y Comercial de China y el Banco de Desarrollo de China a cambio de dos operaciones separadas de venta de 154 millones de barriles de petróleo.

El trato debía concretarse a finales de 2020, pero la banca estatal china demandó que Ecuador demostrara que podía producir 30 millones de barriles anuales para venderlos a empresas de ese país, a manera de garantía de pago de los créditos. La operación no se concretó al menos este año.

La salida de Pablo Flores tampoco estuvo exenta de turbulencias, se dio en medio de por lo menos dos controversias con el ministro Ortiz: una porque el ministro buscaba que se contratara un nuevo seguro para los activos de Petroecuador, a través de una licitación.

Petroecuador había renovado en 17 ocasiones la póliza con la estatal Seguros Sucre porque todas las licitaciones habían fracasado o habían sido declaradas desiertas.

La segunda, porque el ministro defendió un contrato para el transporte de crudo entre el privado Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) y Petroecuador, aduciendo que modificar o romper los términos del acuerdo traería un precedente de inseguridad jurídica.

El ministro Ortiz habló de la necesidad de cumplir rigurosamente los procesos de contratación pública y a la seguridad jurídica que “fueron menoscabados durante la década pasada”.

Ortiz le había solicitado a Merino dos metas a corto plazo: Llevar adelante un proceso limpio y transparente para contratar la póliza de seguros para los bienes de Petroecuador.

Petroecuador adjudicó -el 5 de diciembre- la póliza de seguros de sus activos por USD 53,4 millones a un consorcio integrado por las aseguradoras Hispana de Seguros y Latina Seguros.

Y también pidió el respecto irrestricto a las obligaciones contraídas por el Estado en el ámbito del transporte de crudo.

Noticias relacionadas