Orgánico y con certificación de calidad, las exigencias de la UE para exportadores de Ecuador

Economía

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

12 Jul - 18:21

En el III Encuentro Empresarial Europa-Ecuador, que organizó Fedexpor, participaron 14 compradores europeos. - Foto: Primicias

Orgánico y con certificación de calidad, las exigencias de la UE para exportadores de Ecuador

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

12 Jul - 18:21

Un total de 200 nuevos productos se han incorporado al catálogo de exportaciones de Ecuador hacia la Unión Europea (UE), según Fedexpor. Pero no todos tienen éxito, porque carecen de certificaciones o no cumplen los estándares que exige el mercado europeo.

Freddy Cabello es uno de aquellos productores que ha logrado adaptarse a las exigencias de los consumidores europeos. Él forma parte de la Unión de Organizaciones Campesinas Cacaoteras (Unocace), integrada por 1.201 productores de Guayas, Los Ríos, El Oro, Cañar, Manabí, Esmeraldas, Pichincha y Bolívar. 

Unocace exportó en 2018 más de 1.400 toneladas de cacao, en la variedad nacional, a la Unión Europea (UE).  El 5% de las ventas fue de productos semielaborados como manteca, licor, chocolate cobertura, y harina. 

Cabello, gerente de Unocace, asegura que uno de sus valores agregados es ofrecer un cacao orgánico y con certificación de comercio justo. 

“El nicho de productos orgánicos en Europa sigue creciendo. En lugar de ser una barrera para nosotros como campesinos, nos ha animado a abrir nuevos mercados“.

Freddy Cabello, gerente de Unocace, que agrupa a 17 organizaciones campesinas.

Esta organización, creada hace 20 años, exportaba cacao en grano a Europa antes del Acuerdo Multipartes -firmado entre Ecuador y la UE en 2017- sin embargo con este encontraron un impulso para incursionar en el mercado de semielaborados.

Unocace tiene certificación de comercio justo. Paga hasta 25% más por quintal de cacao a los productores afiliados.

Unocace tiene certificación de comercio justo. Paga hasta 25% más por quintal de cacao a los productores afiliados.  Primicias

Los obstáculos, casa adentro  

Fedexpor estima que Ecuador cerrará el 2019 con exportaciones a la Unión Europea por USD 3.300 millones.

Daniel Legarda, presidente de la Federación Nacional de Exportadores (Fedexpor), considera que el mayor desafío de Ecuador para aumentar sus ventas en Europa está casa adentro.

Un obstáculo, dice, es la falta de información sobre las exigencias del consumidor europeo en cuanto a productos orgánicos y respetuosos con el ambiente, y con certificaciones de comercio justo y de trazabilidad.

Cabello, explica que al inicio fue difícil conseguir nuevos clientes, pero que participar en ferias internacionales los ha ayudado. El 70% de la producción de Unocace se exporta a Suiza, directamente a la empresa Halva, fundada en 1933.

Para conocer más las tendencias y nichos en la UE, Fedexpor convocó a decenas de emprendedores ecuatorianos y 14 compradores europeos en el III Encuentro Empresarial Europa-Ecuador.

Dos historias de adaptación 

  • Un producto para consumidores celíacos

    Carlos Cevallos, gerente de la empresa Keccsa.  

    Carlos Cevallos, de 31 años, es gerente de la empresa Keccsa. Proviene de una familia de agricultores en Portoviejo, dedicados a elaborar galletas de almidón de yuca.

    Este es un producto vendido tradicionalmente en las calles manabitas y no contiene gluten. Por ello apuntan al consumidor celíaco en la UE. 

    Cevallos mejoró el empaque del producto, obtuvo un registro sanitario en Ecuador y hace poco logró la certificación Hazard Analysis and Critical Control Point (Haccp).

    Esta certificación evalúa los puntos críticos y de peligro en la cadena de producción de un alimento, desde la materia prima hasta la distribución.

    “Tener este aval nos ha permitido negociar con clientes de España, República Checa e Italia”, indica Cevallos. 

  • Carteras de cuero y fibras de banano

    Carolina Malo, gerente de la empresa Qiwa Cueros.  

    Qiwa, que en quichua significa “recolección de cosecha”, exporta artículos y prendas de cuero desde hace 30 años a Europa. Antes lo hacía bajo una marca blanca, que llevaba las chaquetas ecuatorianas a los almacenes de el Corte Inglés, en España.

    En 2008 establecieron su propia marca y tras el acuerdo comercial con la UE han innovado en sus prácticas. 

    “Vimos la necesidad de utilizar más retazos del cuero, con fibras de banano, paja toquilla y otros tejidos típicos porque el mercado europeo es más exigente que el norteamericano”, reconoce Carolina Malo, gerente de Qiwa.

    Al momento están en proceso de certificación ISO 9001, que avalará sus procesos de producción y certificación de proveedores. 

    Siempre hemos trabajado con asociaciones de mujeres de Cuenca y Gualaceo y eso pide el cliente, conocer quién hace el producto”, añade la empresaria. 

Noticias relacionadas