Tres parques de Quito mejoran la plusvalía de los inmuebles cercanos

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

5 Mar 2022 - 0:05

Vista aérea del parque La Carolina en Quito, el 15 de marzo de 2020. - Foto: API

Tres parques de Quito mejoran la plusvalía de los inmuebles cercanos

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

5 Mar 2022 - 0:05

Algunos parques influyen de forma positiva en el precio de las viviendas cercanas, porque son un punto de recreación y de encuentro entre vecinos.

Los parques son un factor que influye en la plusvalía de los inmuebles cercanos. En Quito hay tres áreas verdes que hacen que los precios de las viviendas suban, según el portal inmobiliario Properati.

El reporte contiene el análisis de más de 8.000 viviendas y de los parques definidos como metropolitanos por el Geoportal del Municipio de Quito.

Los parques de la capital que más influyen, de forma positiva, en el precio de las propiedades que los rodean son:

  • Metropolitano de La Armenia, en el Valle de Los Chillos.
  • La Mujer y El Niño, en el noroccidente de la capital.
  • La Carolina, en el centro norte de la ciudad.

Mayor plusvalía

Con 32 hectáreas, el parque Metropolitano de La Armenia es el que más eleva los precios de los inmuebles en la capital.

Las propiedades ubicadas en un radio de 750 metros de esa área verde son 19% más caras frente a las que están entre 750 y 1.500 metros.

En el caso del parque de La Mujer y El Niño, con 6,4 hectáreas, el aumento del precio de las propiedades es de 12%.

Y el parque de La Carolina, con 64 hectáreas, incrementa el precio de los inmuebles cercanos en 8%.

Según la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), La Carolina se compone de 40 áreas verdes. Otros servicios de este parque son: canchas de fútbol, de básquet, de ecuavóley y de tenis, y pistas y senderos para trotar y hacer ciclismo.

Comunidad, aire y seguridad

“Algunos parques influyen en la plusvalía de las viviendas porque son un punto de encuentro entre vecinos“, dice Mariela Armendáriz, gerente comercial de Properati en Ecuador.

Agrega que la influencia positiva de los parques en los precios de los inmuebles depende de “la percepción de seguridad y de mejor calidad del aire”.

Vista aérea del sector de La Carolina, en Quito, el 17 de junio de 2021.

Vista aérea del sector de La Carolina, en Quito, el 17 de junio de 2021. EFE

Además de los parques, otros factores que elevan la plusvalía de las viviendas son el acceso a servicios, el desarrollo urbano, la seguridad, la cercanía a hospitales y la vista.

Ese es el caso del sector de La Carolina, que tienen el precio promedio por metro cuadrado más elevado de Quito, de USD 1.760.

Lo que significa un 32% más frente al precio promedio del metro cuadrado de la ciudad, que llegó a USD 1.331 en enero de 2022.

¿Y la ubicación de la vivienda?

El sector de La Carolina tiene una ubicación estratégica, al estar en pleno centro financiero y tener centros comerciales, instituciones públicas, escuelas y colegios.

La plusvalía en el sector de La Carolina también sube por la presencia de dos estaciones del Metro de Quito, que será uno de los principales medios de transporte de la ciudad.

Quienes buscan inmuebles en el sector de La Carolina son jóvenes profesionales que se han independizado y que quieren vivir cerca de sus trabajos.

Germán Carvajal, gerente de la división inmobiliaria de la consultora de mercado Marketwatch, sostiene que la ubicación se mantendrá como un factor determinante en la decisión de compra de inmuebles en los próximos cuatro años.

Un parque no es suficiente

Otros factores, como la falta de seguridad, hacen que no todos los parques aumenten la plusvalía de las viviendas cercanas.

Los parques Bicentenario, Inglés y Central de Carcelén, en el norte de Quito, disminuyen los precios de las propiedades entre 8% y 17% frente a las ubicadas más allá de los 750 metros.

Similares tendencias tienen las viviendas cercanas a los parques Las Cuadras, Chilibulo y los lineales de Río Grande y La Raya, al sur de Quito. Los precios de los inmuebles cercanos a esas áreas verdes se reducen entre 8% y 34%.

“Un parque es un lugar indispensable en los barrios urbanos. Pero necesita estar acompañado de una infraestructura integral de transporte, urbanismo y servicios que promuevan su uso en múltiples momentos”, sostiene Armendáriz.

Noticias relacionadas