Martes, 20 de febrero de 2024

Putin amenaza con cortar llave del gas y el petróleo

Autor:

EFE

Actualizada:

7 Sep 2022 - 11:08

El presidente de Rusia hizo esta advertencia a Europa, si pone un tope a los precios de los hidrocarburos rusos. También amenazó con romper el contrato de exportación de cereal a Ucrania, si no levanta las sanciones.

Vladimir Putin Foro Economico

Autor: EFE

Actualizada:

7 Sep 2022 - 11:08

Vladimir Putin, presidente de Rusia, durante el VII Foro Económico Oriental en Vladivostok, el 7 de septiembre de 2022. - Foto: EFE

El presidente de Rusia hizo esta advertencia a Europa, si pone un tope a los precios de los hidrocarburos rusos. También amenazó con romper el contrato de exportación de cereal a Ucrania, si no levanta las sanciones.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, amenazó a Occidente con cortarle la llave del gas y el petróleo si pone un tope a los precios de los hidrocarburos rusos. También advirtió con romper el contrato de exportación de cereal con Ucrania, si no levanta las sanciones.

"Existen obligaciones contractuales, contratos de suministro. Y si se toma algún tipo de medida política que contradiga los contratos, simplemente no los cumpliremos", dijo Putin durante el VII Foro Económico Oriental en Vladivostok, capital del lejano oriente ruso.

La amenaza se produce justo cuando el G7 y la Unión Europea (UE) barajan medidas para contrarrestar el encarecimiento de las tarifas del gas ruso, que superan los 3.000 euros (USD 2.981,71) por cada 1.000 metros cúbicos.

Rusia "no suministrará nada si va en contra de nuestros intereses, en este caso económicos. Ni gas, ni petróleo, ni carbón", agregó.

Putin insistió en que el Kremlin tiene intención de cumplir con sus compromisos, pero si alguien intenta imponerle su voluntad, al margen de los contratos adquiridos, advirtió que responderá como en el famoso cuento popular ruso sobre el zorro y el lobo.

"¡Congélate, congélate, cola de lobo!", recitó, en alusión a los europeos.

El líder ruso consideró una "tontería" la iniciativa de limitar el costo del gas suministrado por el consorcio estatal Gazprom, y que eso "únicamente provocará un aumento de los precios".

Putin culpó del dramático encarecimiento del hidrocarburo a los propios clientes europeos de Gazprom, que les ofreció contratos con precios fijos a largo plazo cuando la tarifa era de USD 300, pero Europa optó por pagar al contado.

Negó que el Kremlin utilice la energía como arma contra Europa, a la que acusó de meterse en un callejón sin salida, debido a las sanciones adoptadas por la campaña militar rusa en Ucrania.

Rusia suspendió indefinidamente el flujo a Europa a través del gasoducto Nord Stream, que conecta Rusia con Alemania por el mar Báltico, tras alegar una fuga de aceite en la única turbina aún en funcionamiento en la estación compresora de Portovaya.

También dijo que estaba dispuesto a reanudar el Nord Stream 2 "mañana mismo", pero que este gasoducto también está sancionado desde antes del inicio de las hostilidades en Ucrania.

Y subrayó que Rusia "no tiene problemas" para exportar sus hidrocarburos, ya que "la demanda en los mercados mundiales es muy alta".

Otra advertencia de Putin a Ucrania

Con respecto a Ucrania, se mostró muy airado con el hecho de que solo 60.000 de los dos millones de toneladas de cereales ucranianos exportados desde puertos del mar Negro hayan tenido como destino a "los países más pobres".

"Excluyendo a Turquía como mediador, prácticamente todo el grano que sale de Ucrania no va a los países más pobres, sino a Europa. Solo dos de 87 barcos va a los países en vías de desarrollo", recalcó.

Por ello, se mostró dispuesto a "pensar en cómo limitar los destinos de la exportación del grano y otros alimentos por esa ruta. Sin falta conversaré al respecto con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan".

Durante décadas, los europeos "actuaron como colonizadores, ahora siguen actuando del mismo modo" con los países en vías de desarrollo. "Les siguen engañando", añadió.

Putin alertó de una "catástrofe humanitaria inédita". Según la ONU, de 135 millones de personas sin acceso a productos básicos en 2019, pasamos a 345 millones.