Las seis claves del peor pánico petrolero en casi tres décadas

Economía

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

10 Mar - 0:03

Imagen referencial de plataforma petrolera en Oriente Medio. - Foto: Reuters

Las seis claves del peor pánico petrolero en casi tres décadas

Autor:

Reuters / Redacción Primicias

Actualizada:

10 Mar - 0:03

Los precios del petróleo sufrieron el lunes 9 de marzo su mayor derrumbe diario desde la Guerra del Golfo en 1991, tras el colapso de un pacto de recorte de suministros entre la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y Rusia.

El resquebrajamiento de esta alianza, que logró mantener cierto control sobre los precios, amenaza con inundar los mercados de energía con petróleo, lo que podría derrumbar aún más el precio.

La epidemia de coronavirus en China fue el detonante original de la baja de precios, pues el mundo teme que el gigante asiático demande menos petróleo y combustibles o que se suma en una recesión.

Pero el pánico que vivieron los mercados el lunes 9 de marzo fue exacerbado por una disputa entre el líder virtual de la OPEP, Arabia Saudita, y Rusia.

  • Rusia frustra recortes de la OPEP

    Tras la imposibilidad de un nuevo acuerdo en torno a los recortes de producción de petróleo para defender los precios, Arabia Saudita y Rusia anunciaron el fin de semana que elevarían su producción de crudo, lo que podría inundar rápidamente los mercados petroleros en momentos de una demanda global ya deprimida.

    El pacto de tres años entre la OPEP -que incluye a su líder de facto Arabia Saudita- y naciones aliadas lideradas por Rusia se vino abajo el viernes 6 de marzo, luego de que Moscú se rehusó a apoyar recortes más drásticos de la producción para lidiar con los efectos económicos del brote de coronavirus.

  • Arabia Saudita contraataca

    La OPEP respondió levantando todas las restricciones a su producción, lo que desató temores a un sobreabastecimiento del mercado petrolero.

    A pesar de la caída de la demanda de energía por el coronavirus, Arabia Saudita dijo que planea subir su producción por sobre los 10 millones de barriles por día en abril.

    El reino -que ha estado bombeando cerca de 9,7 millones de barriles diarios en los últimos meses- también rebajará el precio de venta de su petróleo.

    Tras la imposibilidad de un nuevo acuerdo, Rusia también anunció el fin de semana que elevaría su producción de crudo.

  • Lunes de terror

    La reyerta entre la OPEP y sus aliados el fin de semana le pasó factura a los mercados internacionales y al precio del petróleo el lunes. 

    La baja de casi un 25% en el crudo generó pánico, haciendo que los tres principales índices de Wall Street sufrieran su mayor baja porcentual diaria en más de una década.

    Esta situación se suma al extendido temor a que el coronavirus lleve a la economía mundial a una recesión.

  • El petróleo se precipita

    En tanto, los futuros del petróleo WTI de Estados Unidos, de referencia para Ecuador, cedieron USD 10,15 dólares o un 24,6%, para cerrar a tan solo USD 31,13 dólares por barril.

    Esta pérdida supone el mayor descenso porcentual diario para el WTI desde el 17 de enero de 1991, en plena Guerra del Golfo Pérsico, cuando los precios cayeron cerca de 33%.

  • Rusia dice que no tiene miedo

    Rusia -uno de los mayores productores mundiales de crudo junto a Arabia Saudita- y Estados Unidos dijo que podría aguantar unos precios del petróleo bajos entre seis y 10 años.

    Moscú refiere a precios de USD 25 a USD 30 dólares por barril.

  • ¿Quién aguanta más dolor?

    El ministro saudí de Energía, Khalid al-Falih (c), atiende a los medios durante una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) Archivo/EFE

    Arabia Saudí, por su parte, puede permitirse un crudo a USD 30 dólares el barril, pero tendría que vender más volumen para suavizar el impacto de sus ingresos.

    Una guerra de desgaste sería perjudicial y obligaría a ambos países a hacer ajustes difíciles en sus economías cuanto más tiempo se prolongue.

    “Como con cualquier guerra, esto se reduce a cuánto dolor puede absorber cada parte”, dijo el analista Hasnain Malik, de Tellimer, a Reuters.

    Ecuador es vulnerable en medio de esta guerra, pues ha calculado los ingresos de su Presupuesto para 2020 con un barril de petróleo a USD 51,30 y no tiene fondos de ahorro petrolero para usarlos como colchón.

Noticias relacionadas