Contraloría detecta otros USD 72,8 millones en contratos sin justificar en la Refinería de Esmeraldas

Economía

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Sep - 0:05

Vista general de la Refinería Esmeraldas, en una imagen de archivo de 2017. - Foto: Reuters

Contraloría detecta otros USD 72,8 millones en contratos sin justificar en la Refinería de Esmeraldas

Autor:

Wilmer Torres

Actualizada:

20 Sep - 9:45

Un examen borrador de la Contraloría determinó que WorleyParsons, la empresa que fiscalizó la fallida repotenciación de la mayor refinería del país, no controló el cumplimiento de los contratos entre la consultora KBC, Advanced Technologies Inc. y Petroecuador.

Sobreprecios y pagos sin justificar por al menos USD 72,8 millones se registran en los contratos que suscribieron Petroecuador y la empresa KBC, Advanced Technologies Inc. durante la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas.

La Contraloría auditó el cumplimiento de los contratos entre 2015 y 2018. Durante ese período detectó que Petroecuador contrató el Plan Mejores Prácticas para el personal de la Refinería de Esmeraldas, con la calificación favorable de la fiscalizadora Worley Parsons.

Según la Contraloría, la fiscalizadora no descalificó a la empresa KBC Advanced Technologies Inc., pese a que presentó un presupuesto superior al referencial de Petroecuador, que era de USD 48,3 millones.

La firma ofertó y se le adjudicó un contrato por USD 99,8 millones, es decir, USD 51,5 millones más de lo que se había presupuestado.

Además, existen otros USD 21,3 millones de pagos sin justificar y sin bases técnicas. En su mayoría contratos complementarios para temas administrativos, que mantuvo KBC con Petroecuador.

El examen borrador de la Contraloría determinó que las anomalías ocurrieron en la implementación de sistemas informáticos y administrativos para la operación de la refinería, así como para la conformación de la nómina de talento humano.

Se desviaron fondos para otros objetivos fuera de la plan de refinación, señala el documento.

La firma australiana Worley Parsons llegó al país en 2011, cuando firmó el primer contrato con Petroecuador, también como fiscalizadora, en otros proyectos relacionados con la misma repotenciación.

La fiscalizadora recomendaba a Petroecuador el pago por los contratos “sin sustento e incompletos a KBC, Advanced Technologies Inc.”, según Contraloría.

No hubo respaldos de los productos del proyecto de gerenciamiento de las líneas de trabajo en la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas -agrega el ente de control- lo que ocasionó un desembolso injustificado de USD 8,7 millones.

Pero hay otras anomalías según este examen borrador:

  • Petroecuador no participó en una reunión con WorleyParsons y KBC, Advanced Technologies Inc., para que esta última realizara modificaciones en el Plan de Mejores Prácticas, generando un desembolso de USD 16.000 sin justificación.
  • KBC Advanced Technologies Inc. facturó USD 243.000 por operación y mantenimiento de la Unidades Recuperadora de Azufre (SRU) S1, Planta Catalítica III, Hidrotratadora de Nafta Liviana (NHT); e Isomerizadora de la Planta de Catalítica II, sin verificar su efectividad luego que estas dejaran de operar desde 2007 y 2012, respectivamente.

Dinero de Esmeraldas se usó en la Refinería del Pacífico

En 2015, WorleyParsons permitió que -dentro del contrato que tenía KBC con Petroecuador para mejorar las prácticas laborales en la Refinería de Esmeraldas-, se realizara un estudio extra para la configuración de la Refinería del Pacífico.

KBC basó su propuesta en el estudio que había realizado WorleyParsons años atrás. Allí se estipulaba que la Refinería del Pacífico iba a procesar 200.000 barriles por día, según el informe borrador de la Contraloría.

El ente de control concluyó que estudio realizado por KBC no fue sustentado de manera técnica. Esto le costó a Petroecuador otros USD 500.000.

Noticias relacionadas