El petróleo cierra a USD 61,49 por barril por tormentas en Texas

Economía

Autor:

Reuters / EFE

Actualizada:

22 Feb 2021 - 17:13

Trabajadores de la empresa Oncor Power trabajan Fort Worth (Texas) el 17 de febrero de 2020 intentando recuperar el suministro eléctrico afectado por las tormentas de nieve y el temporal. - Foto: EFE

El petróleo cierra a USD 61,49 por barril por tormentas en Texas

Autor:

Reuters / EFE

Actualizada:

22 Feb 2021 - 17:13

El petróleo tipo WTI cerró el lunes con una subida de 3,8% y se situó en USD 61,49, presionado por las expectativas de una lenta recuperación de la tormenta invernal en Texas.

El petróleo estadounidense tipo WTI, que sirve de referencia para Ecuador, ganó un 3,8% y cerró a USD 61,49 dólares el barril rompiendo por primera vez en meses la barrera de los USD 60.

Por su parte, el crudo Brent subió un 3,7% y cerró cotizado a USD 65,24 el barril.

El crudo estadounidense comenzó la semana con ascensos, afectado por recortes en la producción provocados por las bajas temperaturas en el estado petrolero de Texas.

Los productores estadounidenses dejaron de bombear entre dos y cuatro millones de barriles diarios debido al mal tiempo en Texas y otros estados productores.

Se teme que las condiciones inusualmente frías provoquen daños en las instalaciones petroleras y que esto alargue los cortes en la producción.

“La importante pérdida de producción de crudo y de gasolina sugiere que hay más camino alcista y probabilidad de nuevos máximos en una franja de tiempo de una semana“, opinó Jim Ritterbusch, de Ritterbusch and Associates.

“Con los precios en Estados Unidos de vuelta a los USD 60, es probable que a la producción estadounidense le cueste un tiempo volver a una normalidad, mientras los ingenieros luchan con los problemas y el daño en las infraestructuras“, explicó el analista Michael Hewson, de CMC Markets.

Desastre en Texas

El presidente Joe Biden, declaró “desastre mayor” en Texas, uno de los estados más golpeados por el temporal que ha causado al menos 59 muertos en el país, y dispuso destinar asistencia federal para apoyar los esfuerzos estatales y locales para recuperar las zonas afectadas.

Las tormentas que han asolado a Texas en los últimos días dejaron a oscuras a millones de hogares y empresas, aunque ya se ha ido restableciendo paulatinamente el suministro eléctrico. También colapsaron los sistemas públicos de agua en distintas zonas.

Más de cuatro millones de personas quedaron sin electricidad y al menos dos docenas murieron después de que una tormenta de nieve cubrió el estado la semana pasada y provocó temperaturas muy por debajo del punto de congelación.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, informó que su prioridad “inmediata” es continuar en las tareas de restablecimiento de la energía eléctrica en los hogares, que aclaró ya no se debe a la falta de generación sino a la caída de cables o a la necesidad de reconexión manual del servicio.

Otra de las tareas urgentes por acometer es restaurar el servicio de agua, para lo cual se han dispuesto laboratorios móviles de análisis del líquido, se han renovado las licencias de decenas de plomeros locales y se está coordinando la llegada de otros procedentes de zonas cercanas.

Noticias relacionadas