Superintendencia cancela a Casa Moeller Martínez del mercado de valores

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

12 Mar 2021 - 0:04

Exteriores de la Superintendencia de Compañías, en Guayaquil. - Foto: Google Maps

Superintendencia cancela a Casa Moeller Martínez del mercado de valores

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

12 Mar 2021 - 0:04

El Instituto de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol) invirtió en papeles que Casa Moeller Martínez negoció en bolsa y que están impagos.

Un nuevo capítulo del escándalo del Isspol: la Superintendencia de Compañías resolvió cancelar la inscripción de la empresa Casa Moeller Martínez del Catastro Público del Mercado de Valores.

La decisión fue tomada el 26 de febrero de 2021 y publicada el 1 de marzo.

Que una empresa sea cancelada como emisor del Catastro Público de Mercado de Valores significa que “ya no se pueden negociar por bolsa”, explica Juan Carlos Peralvo, abogado de Profilegal.

El Catastro Público de Mercado de Valores es la unidad administrativa dentro de la Superintendencia de Compañías en la que se inscriben la información pública de los emisores, los valores y las demás instituciones reguladas por la Ley de Mercado de Valores.

La cancelación de Casa Moeller Martínez como emisor se sostiene en el artículo 22 de la Ley de Mercado de Valores, que habla del incumplimiento de requisitos o normas y de la protección de los derechos de los inversionistas.

Casa Moeller Martínez, así como su empresa relacionada Crisol Comercial, tienen pagos pendientes en bolsa por USD 4,7 millones por la negociación de facturas comerciales, según la resolución de la Superintendencia.

Cuando la cancelación de un emisor responde a un default (cesación de pagos) y cuando la deuda es por facturas comerciales “los inversionistas deben interponer una demanda por la vía judicial ordinaria, es decir, un juicio civil, para reclamar sus recursos, explica Peralvo.

El pago de las deudas por facturas comerciales se exige por vía legal porque se trata de valores que no tienen contrato, cobertura o garantías.

Con las facturas comerciales no hay posibilidad de arbitraje, porque no existe un contrato de por medio.

Nadie paga

En la negociación de facturas comerciales existen tres involucrados:

  • El emisor de la factura, en este caso era Crisol, que es la empresa que vende su producto o servicio.
  • El aceptante de la negociación, en este caso era Casa Moeller Martínez, que es la empresa que compró el producto o servicio al emisor.
  • Los inversionistas, que son quienes compran en el mercado las facturas comerciales derivadas de estas operaciones.

En este caso uno de los perjudicados fue el Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), que protagoniza otros escándalos financieros en el mercado de valores.

En la negociación de facturas comerciales la obligación de pagar a los inversionistas recae en el aceptante.

Aunque, tanto el emisor como el aceptante, tienen una corresponsabilidad de pago ante los inversionistas. Es decir, que las dos empresas deberían responder por los valores vencidos e impagos ante el Isspol.

Según información de la Superintendencia de Compañías, el apoderado de Crisol Comercial es Willy Moeller, quien también es presidente de Casa Moeller Martínez.

En deuda con el Isspol

El Isspol habría invertido USD 10 millones en las facturas comerciales negociadas por las dos empresas Crisol y Casa Moeller Martínez.

De ese total, USD 4 millones aún estarían impagos, reconoció el 21 de octubre de 2020 quien entonces era el gerente general de Casa Moeller Martínez, Juan Francisco Ospina.

En ese entonces Ospina justificó los impagos por la crisis económica derivada de la pandemia de Covid-19 y por problemas legales con una marca europea de productos de belleza.

Ospina afirmó que los impagos de la empresa no eran una estafa, sino una deuda civil.

En deuda con el Issfa

Casa Moeller Martínez también tiene impagos -fuera del mercado de valores- con la empresa HoldingDine, de propiedad del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa).

La deuda que Casa Moeller Martínez tiene con HoldingDine asciende a USD 2,5 millones, dijo el director del Issfa, Alejandro Vela, en entrevista con PRIMICIAS el 21 de enero de 2021.

Los impagos se originan en operaciones que no estaban permitidas por ley, ya que HoldingDine se encuentra en liquidación desde 2013, sostiene un informe de Contraloría.

Hasta el momento los recursos no han podido ser recuperados, por lo que HoldingDine sostiene un proceso legal con Casa Moeller Martínez.

Esa documentación ha sido remitida a la Superintendencia de Compañías, porque la empresa está intervenida, afirmó Vela.

La holding tuvo que recurrir a la vía legal porque Casa Moeller Martínez no ha cumplido el plan de pagos, explicó a PRIMICIAS el liquidador de HoldingDine, Byron Viscaíno.

Renuncia el gerente

PRIMICIAS buscó la versión de Casa Moeller Martínez, a través de la agencia de comunicación, del teléfono del presidente Willy Moeller y mediante correos electrónicos publicados en el portal de información de la Superintendencia de Compañías, pero hasta el cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Lo único que se informó es que Ospina había renunciado a su cargo de gerente general de la empresa, el que ocupaba desde 2018.

Aquí puede ver la resolución con la que la Superintendencia de Compañías dispone la cancelación de Casa Moeller Martínez:

Noticias relacionadas