Los vehículos chinos encabezan la recuperación del sector automotor en Ecuador

Economía

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

15 Sep 2021 - 0:04

Un concesionario de Grupo Roldán, que comercializa la marca china Jetour, en Ecuador, el 28 de agosto de 2021. - Foto: Jetour Ecuador/Facebook

Los vehículos chinos encabezan la recuperación del sector automotor en Ecuador

Autor:

Gabriela Coba

Actualizada:

15 Sep 2021 - 9:14

Las ventas totales de vehículos en Ecuador han crecido un 57% durante los primeros ocho meses de 2021, frente al mismo período del año pasado. Los autos chinos logran el 33,8% del mercado.

El comercio de vehículos en Ecuador pasó de 48.346 unidades, entre enero y agosto de 2020, a 76.030 unidades, en el mismo período de 2021, según la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade).

Los vehículos que más están creciendo en ventas en el país son los de origen chino.

La lista la encabeza Jetour, división de modelos SUV de la marca china Chery, que en los primeros ocho meses de 2021 ha experimentado un crecimiento de 5.096% frente al mismo período de 2020.

Le siguen Dongfeng, con un crecimiento del 404%; Shineray, con el 238%; Chery, con un alza de 150%; y el fabricante chino de propiedad estatal JAC, con un aumento de sus ventas de 83%.

El crecimiento de marcas chinas como Chery y Dongfeng se debe, en parte, al lanzamiento de nuevos modelos, dice Diego Andrade, director de esas marcas a cargo de Corporación Maresa.

Chery anunciará los nuevos modelos, Arizo 5 y Tiggo 2 Pro, en el Autoshow de Guayaquil. Y a finales de 2021 la marca lanzará una nueva camioneta de trabajo con un valor inferior a USD 20.000.

Una mayor recuperación de las marcas chinas hace que en los planes de Corporación Maresa figure el lanzamiento de nuevos modelos y la importación de vehículos eléctricos.

El precio es el motivante principal

Para el sector una mayor demanda de vehículos de origen chino se debe, en parte, a los precios más bajos.

"La industria china ha sido capaz de entrar a los mercados de América Latina por su escala de producción y por los subsidios que otorga su gobierno a las exportaciones", explica David Molina, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae).

Aunque para Andrade una mayor acogida de vehículos de origen chino responde a su mejora en la calidad y a su innovación. "Las empresas chinas han tenido un crecimiento exponencial de su curva de aprendizaje, en los últimos 25 años, por las alianzas estratégicas con grandes marcas del mundo", dice Andrade.

Agrega que en el caso de Chery, la marca se ha asociado con los fabricantes británicos Jaguar y Land Rover.

Desplazamiento de la industria local

La mayor recuperación de las ventas de marcas chinas ha hecho que los vehículos de ese país tengan una mayor participación de mercado en Ecuador.

Entre enero y agosto de 2021, China ha representado el 33,8% de las ventas de vehículos en el país. Le sigue la industria local, que ensambla marcas de China, Corea del Sur, Japón y Estados Unidos, con el 14,3% de la participación de mercado.

Luego aparece Colombia, con el 12,1%; la Unión Europea, con el 6,4%; y Corea del Sur, con el 5,9%.

Eso significa un desplazamiento de la industria local, pues se trata de vehículos que pertenecen a segmentos similares, por lo tanto compiten directamente:

  • Automóviles con precios menores a USD 20.000.
  • SUV con precios inferiores a USD 25.000.
  • Camionetas de menos de USD 30.000.

Entre enero y agosto de 2021, la industria ecuatoriana tuvo una participación de mercado de apenas 14%, que se espera que ascienda a 16% hasta diciembre.

Eso equivale a 16.000 unidades, explica Molina, quien agrega que la cifra es reducida, teniendo en cuenta que el promedio de producción entre 2015 y 2018 era de 45.000 unidades.

Ganar competitividad

En ese contexto, la industria local insiste en la necesidad que hay de mejorar la competitividad, lo que en parte se está logrando con la eliminación de partidas arancelarias anunciadas por el Gobierno.

"Desde octubre las partes y las piezas automotrices (CKD) que se nacionalicen ya no pagarán los derechos arancelarios, lo que alivia y genera mejores condiciones de competitividad para la industria automotriz", afirma Molina.

Aunque aún hay que trabajar en otros aspectos. Uno de esos aspectos es la devolución del impuesto a la salida de divisas (ISD), vía crédito tributario, que paga en importaciones la industria automotriz.

Para la industria esa sería una medida que ayudaría a compensar la pérdida de competitividad que registran las ensambladoras por el alza de los fletes marítimos de contenedores, que han pasado de USD 1.000 a USD 15.000, tras la pandemia.

Molina explica que el problema del alza de fletes golpea a los CKD, que llegan en contenedores; mientras que los vehículos armados son importados en buques especiales, llamados Roll off.

Noticias relacionadas