Vitaminas y artículos de higiene, lo que más se consume en emergencia

Economía

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

28 Mar - 0:03

Desde el 16 de marzo cuando se decretó el estado de excepción, el ingreso a los supermercado ha sido restringido. - Foto: API

Vitaminas y artículos de higiene, lo que más se consume en emergencia

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

28 Mar - 0:03

El comportamiento de los consumidores a escala mundial ha cambiado tras la emergencia sanitaria por el coronavirus. Ecuador no es la excepción, ahora se prioriza la compra de alimentos básicos y de productos de higiene personal.

Entre el 29 de febrero y el 4 de marzo, las ventas de vitaminas, alcohol antiséptico y gel de manos se dispararon un 150% en el país. Fueron los primeros días del coronavirus en Ecuador y las personas se volcaron a las farmacias.

Cuando la crisis sanitaria permita un respiro, las categorías de higiene y vitaminas seguirán como protagonistas en la canasta básica, explica Miguel de La Torre, gerente de Kantar WorldPannel en Ecuador.

Esta consultora de mercado ha analizado los patrones de consumo en Ecuador, China y otros 60 países que han sufrido el impacto del Covid-19.

Cuatro industrias verán un impulso considerable en la segunda mitad del 2020, y una vez que termine la cuarentena:

  • Prevención básica: mascarillas, guantes y otros insumos. 
  • Salud alimenticia: vitaminas y semillas
  • Medicinas: antigripales y fármacos contra el resfriado. 
  • Prevención avanzada: purificadores, lámparas ultravioletas y esterilizadores. 

La realidad de Ecuador en tres momentos

De La Torre, gerente de Kantar en el país, explica que “la canasta básica de los hogares ecuatorianos ha tenido tres momentos y todos impactaron en marzo”.

El primero es cuando las compras de alimentos básicos aumentan y se ven varias perchas vacías en los supermercados. “Había el temor de que iba a faltar comida”, dice de La Torre.

Tras la declaratoria de emergencia sanitaria, la primera reacción del consumidor fue volcarse a los supermercados.

Tras la declaratoria de emergencia sanitaria, la primera reacción del consumidor fue volcarse a los supermercados.  

Luego el segundo hito ocurrió cuando las familias pasan su cuarentena en casa y dejan de consumir en restaurantes.

Mientras que el tercer escenario es el impulso que han tenido las compras en línea. “Vemos que muchas plataformas han colapsado por la demanda”, añade de La Torre.

Por ejemplo la aplicación Tipti indica que los próximos pedidos, en Guayaquil, se entregarán el 10 de abril, debido a la avalancha de consumidores.

Roberto Pérez es uno de los ecuatorianos que prefiere comprar alimentos en línea y no visitar un supermercado. “Como no es posible salir de casa todos los días, es mejor hacer los pedidos virtualmente aunque demoren en llegar”.

La consultora Kantar explica que el canal de distribución electrónica tiene mayor penetración en el segmento económico medio alto.

¿Qué pasará cuando calme la tormenta? 

Una vez que acabe el aislamiento social, los ciudadanos se volcarán hacia servicios que los haga sentirse mejor como las peluquerías y restaurantes. Ese será uno de los patrones de consumo alrededor del mundo, dice Kantar.

Además de las vitaminas, otras productos de la canasta básica ganarán presencia como las avenas, el enjuague bucal, los panes y cereales.

En cuanto al gasto, los consumidores comprarán hasta un 8% más de productos, pero gastarán menos. Esto ocurre porque la “recesión económica provocará una búsqueda de ahorro”.

También le puede interesar: 

Noticias relacionadas