Big Money: ‘Tour del terror’ para recuperar USD 1.000 en Quevedo

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Ago 2021 - 0:05

Barrio Venus del río Quevedo, donde vivía Miguel Nazareno, de 'Big Money', Quevedo, 18 de agosto de 2021. - Foto: Carolina Mella

Big Money: ‘Tour del terror’ para recuperar USD 1.000 en Quevedo

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Ago 2021 - 0:05

Los hombres de Big Money citan por las noches a los ‘inversores’, cubren sus cabezas y los llevan a un lugar desconocido para devolverles USD 1.000.

El sobresalto reina cada noche en Quevedo, desde el 19 de julio de 2021, cuando Miguel Ángel Nazareno, conocido como ‘Don Naza’, anunció que devolvería dinero a quienes ‘invirtieron’ hasta USD 1.000 en su plataforma de captación Big Money.

Anita (nombre protegido) cuenta que los hombres de ‘Don Naza’ los llaman en las madrugadas para citarlos en algún punto de la ciudad, los suben a un vehículo, les cubren completamente el rostro y los llevan a dar vueltas, para que no sepan a dónde van.

Una vez concretada la entrega del dinero, la mecánica para el regreso es la misma, solo que los mensajeros de Nazareno los abandonan en cualquier punto de Quevedo, desorientados, aunque aliviados de estar vivos.

La modalidad se parece a la de los llamados secuestros exprés, solo que en este caso los cautivos no sufren agresiones físicas.

La hija de ‘Anita’ entregó USD 1.000 a Big Money y solo espera esa llamada, aunque sea de terror, para ver si recupera algo de su dinero.

Curiosamente, la gente de ‘Don Naza’ deja en Facebook las evidencias de estos encuentros.

A quienes les devuelven los USD 1.000 les exigen grabar un video desde un vehículo y les entregan un guión para agradecer a Nazareno: “Don Naza, sí cumple”, es lo que deben decir.

La inseguridad en Quevedo

En Quevedo (provincia de Los Ríos) la gente tiene miedo de hablar públicamente sobre la supuesta captación ilegal de dinero a través de Big Money.

Muchos han invertido sus ahorros o tienen a un familiar que aún no ha recibido ni el capital y mucho menos el 90% de interés que Don Naza prometía entregarles en ocho días.

Quienes perdieron su dinero y están resignados, probablemente ganaron en los primeros días, antes de que el ilícito negocio se paralizara por la intervención de las autoridades.

Pero ellos no pierden la esperanza de que los citen para recuperar su dinero. Aunque existen condiciones para eso.

Don Naza pide papeles

La larga lista de requisitos exige datos personales, certificados bancarios y hasta un oficio dirigido a Don Naza. Después, solo queda esperar a que alguien del “call center se contacte”, dice la página web donnazaquevedo.com.

Aún con la incertidumbre de lo que pasará con su dinero, los quevedeños dicen que en los tres meses en que Don Naza entregó canastas de alimentos valoradas en USD 150, sillas de ruedas, electrodomésticos, la delincuencia dio tregua en la ciudad.

Aunque las estadísticas del Ministerio de Gobierno no coinciden con esa percepción ciudadana. Los robos a personas se habrían duplicado en 2021 comparados con las estadísticas de 2020.

Sin embargo, los homicidios intencionales bajaron de siete en 2020 a uno, en junio de 2021.

PRIMICIAS solicitó una entrevista con el jefe del Distrito de Policía Quevedo-Mocache, Holguer Cortés, pero no recibió respuesta hasta el cierre de esta edición.

José Luis Pacheco es veedor de Derechos Humanos y uno de los organizadores de las marchas por la paz y la seguridad en Quevedo.

Dice que ha solicitado a la gobernadora de Los Ríos, Génesis Blum, que active el estado de emergencia para controlar la inseguridad, pero que la respuesta ha sido “que no es necesario”.

“¿Qué tiene que suceder para que se tomen acciones más fuertes en la ciudad?”, cuestiona Pacheco, quien asegura que pierde alrededor de USD 1.500 mensuales en su negocio por los constantes asaltos que sufren los motociclistas que trabajan en su servicio de entregas a domicilio.

Pacheco tampoco estuvo fuera de la pirámide de Big Money. Entregó USD 5.000, pero dice que ya los perdió porque la ‘inversión’ la hizo días antes de que Nazareno se fuera de Quevedo.

Al inicio desconfiaba, cuenta Pacheco, pero después “se veía a policías, militares y funcionarios públicos en la fila para depositar. Entonces uno pensaba que esto sí era real y legal“.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas