Cornejos y Fatales, en pugna por rutas del narcotráfico en Manabí

En Exclusiva

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Nov 2022 - 5:40

El hospital de Chone, en Manabí, fue atacado por delincuentes que tomaron rehenes la noche del 27 de noviembre de 2022. - Foto: Policía Nacional

Cornejos y Fatales, en pugna por rutas del narcotráfico en Manabí

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Nov 2022 - 5:40

En Manabí se han producido 449 crímenes violentos en 2022, lo que la convierte en la tercera provincia más violenta del país. La toma del hospital de Chone es la consecuencia de la pugna entre dos bandas por el control de territorio.

El asalto al hospital de Chone, en Manabí, fue una pesadilla para cientos de personas que presenciaron los disparos y la toma de rehenes del personal médico que, en su desesperación, pedía que dejaran huir a los siete terroristas.

“¡No disparen, tengo una hija!”, suplicaba una enfermera a los policías, mientras era sujetada por tres hombres encapuchados y armados con ametralladoras y fusiles. Los criminales buscaban a Ángel Leonidas M., alias ‘Cara Sucia’.

El crimen organizado posee la logística, armas y personal para ejecutar operaciones, entre ellas la venganza contra sus detractores. De ahí que solo en Manabí se han producido 449 muertes violentas en 2022, lo que duplica la cifra de 2021.

‘Cara sucia’ es un adolescente, de 16 años, que se ha dedicado al microtráfico y al sicariato desde los 13. Es considerado un temerario asesino en Manabí y no opera solo, razón por la cual enviaron a siete emisarios para asesinarlo.

En su pecho, marcado por las cicatrices de heridas de bala, está tatuada la insignia que devela de qué lado está: El dibujo del conejo Bugs Bunny de perfil con un arma engatillada rodeado de las palabras “plata y plomo”.

‘Cara sucia’ pertenece a la banda de Los Cornejos, que se disputa el control del territorio para el tráfico de la droga en el norte de Manabí con Los Fatales.

Su influencia está, sobre todo, en los cantones Chone, Tosagua, Sucre y Flavio Alfaro, donde se han producido, entre el 1 de enero y el 29 de noviembre de 2022, 96 crímenes violentos como consecuencia de esa pugna.

Los Cornejos y los Fatales eran parte de Los Choneros cuando José Luis Zambrano, alias ‘Rasquiña’, consiguió la hegemonía de los grupos delictivos para actividades como el tráfico de drogas y sicariato.

Pero con la muerte de ‘Rasquiña’, Los Choneros se fragmentaron en Águilas, cuyo cabecilla es Junior Roldán, alias ‘JR’; y en Los Fatales, liderados por José Adolfo Macías, alias ‘Fito’. Los dos guardan prisión en la cárcel Regional de Guayaquil.

Y en provincias como Manabí se formaron células como Los Cornejos, que han buscado alianzas con otras bandas como Los Lobos para enfrentar a los Fatales en Manabí.

‘Cara Sucia’, quien sería el autor de una docena de crímenes, podría quedar paralítico, luego de sobrevivir a un atentado registrado el 26 de noviembre.

Por eso permanecía en cuidados intensivos en el hospital de Chone, donde estuvieron a punto de matarlo la noche del domingo.

El motivo: haber asesinado el 26 de julio a Rubén Chávez, tío de Adolfo Chávez, el jefe de los Fatales en Manabí y mano derecha de ‘Fito’.

Los Fatales en Manabí

Adolfo Chávez, conocido con el alias de ‘La A’, tiene cuatro procesos judiciales desde 2014 por asesinato y otro por delincuencia organizada. Por este último permanece en la cárcel Regional de Guayaquil, al igual que alias ‘Fito’.

La cárcel es su centro de operaciones, desde donde se ordenan sicariatos.

En un informe realizado por las autoridades hay evidencia fotográfica de Chávez junto a ‘Fito’, también fajos de billetes de USD 100, todo tipo de armas, fusiles, revólveres e incluso granadas.

Las fotografías revelan su vida en la cárcel de máxima seguridad, donde hacen parrilladas con toda clase de carnes, langostinos e incluso guanta, cuya caza está prohibida.

También muestran diferentes tipos de bebidas alcohólicas y paquetes de drogas. Además hay televisores con pantalla gigante en la mitad del patio del pabellón para ver los partidos de fútbol.

El informe contiene gráficas con otros presos y los logos “Fatales activos”. Incluso evidencia la entrada de familiares a la cárcel, en un día de piscina en la cancha del pabellón y pijamadas en las celdas.

Adolfo Chávez es uno de esos presos con privilegios que no ha sido trasladado a La Roca, en Guayaquil.

Noticias relacionadas