Ecuador y Venezuela, los únicos de Sudamérica con entes autónomos para las cárceles

En Exclusiva

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

6 Ene 2022 - 0:04

El general Pablo Ramírez visitó la cárcel de Latacunga, el 21 de diciembre de 2021. - Foto: PRIMICIAS

Ecuador y Venezuela, los únicos de Sudamérica con entes autónomos para las cárceles

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

6 Ene 2022 - 0:04

Los otros ocho países de la región, en cambio, tienen instancias adscritas a los ministerios de Gobierno o Justicia para administrar las cárceles.

En febrero de 2022, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) cumplirá tres años a cargo de las cárceles.

Esta entidad fue creada por el expresidente Lenín Moreno luego de la eliminación del Ministerio de Justicia. El expresidente suscitó la creación de dos nuevas entidades, con rango de ministerio.

  • SNAI
  • Secretaría de Derechos Humanos

El SNAI tiene autonomía administrativa, operativa y financiera y está a cargo de la gestión, seguimiento y control de las políticas, regulaciones y planes del sistema de rehabilitación social.

En sus casi tres años, esta institución ha tenido que lidiar con la peor crisis carcelaria de la historia ecuatoriana. En ese tiempo las masacres al interior de los presidios han sido constantes y ya suman más de 400 internos muertos por enfrentamientos entre bandas.

Durante ese mismo período el SNAI ha tenido cinco directores y solo uno fue civil: Ernesto Pazmiño, defensor de los derechos humanos. Además, estuvieron al frente el expolicía Edmundo Moncayo y los dos exmilitares: Fausto Cobo y Bolívar Garzón.

Actualmente, la entidad está al mando de Pablo Ramírez, un general en servicio activo de la Policía Nacional. Desde que asumió, no se han reportado nuevos incidentes violentos en las prisiones.

Sin embargo, una oferta que se mantiene como una incógnita es el avance del proceso de transformación del sistema penitenciario, una tarea encomendada por el presidente Guillermo Lasso luego de una de las primeras masacres ocurridas en su administración.

PRIMICIAS intentó comunicarse con Ramírez, pero su equipo de comunicación anunció que “no dará entrevistas a medios de comunicación”.

La crisis vino con la autonomía

Con la aparición del SNAI y la eliminación del Ministerio de Justicia, la crisis carcelaria se profundizó en Ecuador. La creación de una entidad que se ocupe exclusivamente de las cárceles es algo nuevo en el país y poco usual en la región.

Solo en Venezuela, además de Ecuador, tiene un Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario que fue creado en 2011 por el gobierno del expresidente Hugo Chávez.

En el resto de países de Sudamérica, en cambio, existen direcciones y secretarías adscritas a los ministerios de gobierno (que manejan a la Policía) o a los ministerios de justicia.

Gobierno y Justicia manejaron cárceles

Antes de que se cree el SNAI, en Ecuador las cárceles también estuvieron a cargo de los ministerios de Gobierno y Justicia.

En 1970, se creó la Dirección Nacional de Prisiones como dependencia del Ministerio de Gobierno y Cárceles. Esta institución reemplazó a la administración municipal del sistema carcelario.

Para la década de los 80 se creó el Código de Ejecución de Penas y de Rehabilitación Social y la entidad pasó a llamarse Dirección Nacional de Rehabilitación Social, adscrita al Ministerio de Gobierno y Policía.

Con la llegada de Rafael Correa al poder, en junio de 2007 se declaró la emergencia del sistema penitenciario y en noviembre se instaló el Ministerio de Justicia, que absorbió algunas competencias del sistema de rehabilitación social.

En diciembre de ese mismo año, Correa creó la Unidad de Transitoria de Gestión Emergente para la construcción y puesta en funcionamiento de los Centros de Rehabilitación Social. Esta entidad fue adscrita al Ministerio de Justicia.

Pero las competencias de esta unidad y de la Dirección Nacional de Rehabilitación Social solo duraron hasta diciembre de 2010, cuando fueron absorbidas por el Ministerio de Justicia.

Noticias relacionadas