Martes, 27 de febrero de 2024

Narcolavador ecuatoriano quiso ir al Mundial, pero cayó preso 

Autor:

Arturo Torres

Actualizada:

30 Nov 2022 - 5:28

Enrique Antonio Portocarrero Castillo fue capturado el 22 de noviembre en Madrid, tras una operación de organismos de inteligencia de Ecuador, Estados Unidos y España.

Caso Portocarrero

Autor: Arturo Torres

Actualizada:

30 Nov 2022 - 5:28

Portocarrero fue detenido por ser parte de la banda de Los Templados, que daba seguridad a integrantes del cartel de Sinaloa. Sentenciado por asesinato y plagio, luego fue absuelto. - Foto: Cortesía

Enrique Antonio Portocarrero Castillo fue capturado el 22 de noviembre en Madrid, tras una operación de organismos de inteligencia de Ecuador, Estados Unidos y España.

Una operación trasnacional entre las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Ecuador y España permitió la captura en el aeropuerto de Barajas (Madrid) del ecuatoriano Enrique Portocarrero Castillo, considerado uno de los narcolavadores más importantes del país.

Las autoridades creen que el deseo de viajar para asistir al Mundial de Qatar 2022 llevó a Portocarrero a intentar entrar a Europa, primero por Francia y, luego, por España, donde lo capturaron.

Portocarrero, alias Chugo Porto-Patrón, cayó el 22 de noviembre de 2022, sobre él pesaba una difusión roja de la Interpol, emitida por el Distrito de Florida, en Estados Unidos, por el supuesto delito de narcotráfico.

El ecuatoriano, de 49 años de edad, es operador de los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación para el envío de cocaína desde la provincia de Esmeraldas a Estados Unidos.

También era financista de bandas delictivas ecuatorianas, como Los Choneros y Los Gansters.

Agentes del Centro de Inteligencia Estratégica y la Unidad de Nacional de Investigación de Delitos contra la Propiedad (UN-BAC) de la Policía, lo señalan de ser lavador y financista de grupos ilegales.

Durante los últimos años, Portocarrero tuvo un perfil bajo; no aparecía en el radar de la Policía, aunque en 2013 fue apresado y sentenciado por asesinato.

Enfrentó, además, 10 procesos por robo, plagio y asociación ilícita y, en las dos últimas décadas, estuvo detenido en nueve ocasiones.

Una fachada cosmética

Portocarrero es el principal accionista de tres empresas de cosméticos, de transporte pesado y de transporte de combustible, que despuntaron económicamente desde 2020.

A partir de entonces, por sus distintas operaciones empresariales y comerciales, obtuvo ingresos de más de USD 7 millones, pero no pagó un centavo de impuestos al Servicio de Rentas Internas (SRI).

En 2019, Portocarrero constituyó la empresa Vitefel S. A., cuyo objeto social es la venta al por mayor de cosméticos. Está ubicada en Guayaquil.

Entre 2019 y 2021, tuvo ingresos por USD 1,3 millones.

En 2021, Portocarrero compró el 80% de las acciones de la compañía de transporte pesado Transmodeslor.

El 20% está a nombre de la venezolana Nataly Linares. La firma se constituyó en 2017 y está domiciliada en Esmeraldas.

Parte de los millonarios ingresos de Portocarrero, según los investigadores, era destinada para financiar la logística del cartel de Sinaloa en Ecuador y las operaciones de las bandas de Los Choneros y Los Gángsters.

Esta última banda trabaja para el cartel Jalisco Nueva Generación. Es decir, Portocarrero operaba con ambos carteles, indistintamente.

Las autoridades estiman que Portocarrero tiene un perfil parecido al de Leandro 'El Patrón' Norero, asesinado en la cárcel de Cotopaxi en octubre de 2022, cuyas actividades criminales tenían como epicentro a las ciudades de Guayaquil y Manta.

Al borde de la extradición

En los próximos días, Portocarrero podría ser extraditado a Estados Unidos, cuya justicia lo investiga desde junio.

El nombre del ahora detenido empezó a sonar cuando una ecuatoriana, arrestada con cinco kilos de cocaína mientras intentaba llegar a Florida, reveló en junio último que trabajaba para una organización criminal liderada por Portocarrero en Ecuador. 

Además de este testimonio, en el registro del celular de la detenida los agentes encontraron mensajes de texto de Portocarrero, coordinando el traslado de la droga.

Ese fue el inicio de una operación internacional coordinada entre Inteligencia de Estados Unidos y de Ecuador.

Por un lado, en Ecuador los agentes empezaron a investigar los antecedentes y actividades de 'Chugo Portro-Patrón' en Esmeraldas y otras provincias.

Paralelamente, rastrearon sus movimientos migratorios, en especial sus constantes desplazamientos hacia Europa.

En 2022, Portocarrero viajó a España en cuatro ocasiones. Su último viaje fue el 21 de noviembre, cuando fue detenido en Madrid.

Dos meses antes, el 3 de septiembre, acudió a la embajada de Francia para pedir una visa de turismo, pero se la negaron.

El 20 de septiembre, el CIES y la UN-BAC coordinaron acciones con la Interpol de Estados Unidos para confirmar la Difusión Roja emitida contra Portocarrero. Hasta entonces en Ecuador no existía ninguna alerta en su contra.

El 20 de noviembre, se establecieron coordinaciones con la Embajada de Estados Unidos para que planificara la detención de Portocarrero en España.

Así se trazó un minucioso plan para concretar el traslado de Portocarrero de España a Estados Unidos, pues Ecuador no tiene un tratado de extradición con ese país por el delito de narcotráfico. 

Empezó con los Templados

Portocarrero tenía vínculos con la extinta banda delincuencial 'Los Templados'. Era el brazo derecho de su principal cabecilla, César Vernaza Quiñonez, asesinado en 2020.

Vernaza, alias 'El Empresario', era otro eslabón importante del Cartel de Sinaloa, fue apresado en 2012, acusado de asesinato y otros delitos.

Controlaba las provincias de Esmeraldas, Santo Domingo, Pichincha y Manabí, además de ser proveedor de armas del grupo narcoterrorista colombiano Frente Oliver Sinisterra, que opera en la frontera entre Colombia y Ecuador.

Tras el asesinato de 'El Empresario', en 2020, Portocarrero, oriundo de Atacames, se puso al frente de ese grupo criminal.

En 2020 fue asesinado César Vernaza, alias El Empresario, en Esmeraldas. Era uno de los operadores del cartel de Sinaloa, y fue reemplazado por Enrique Portocarrero.

En 2020 fue asesinado César Vernaza, alias El Empresario, en Esmeraldas. Era uno de los operadores del cartel de Sinaloa, y fue reemplazado por Enrique Portocarrero. Cortesía

Entre sus primeras acciones tejió una alianza con 'Los Gángsters', que tienen injerencia en el sur de Esmeraldas y el norte de Manabí.

Los Gángsters se aliaron con 'Los Choneros' para dar seguridad a los cargamentos de cocaína del cartel de Sinaloa, que llegan desde Colombia y salen por puertos ecuatorianos.

El dueño de Atacames

Hasta el día de su captura, Portocarero controlaba los cantones de Atacames y Muisne, en Esmeraldas, y de Pedernales, en Manabí, para el envío de cocaína hacia Europa y Estados Unidos.

A través de su hijo, Andrés Portocarrero, quien en 2021 fue Teniente Político de Muisne, y su hijastra Melane Rubio, compró la empresa de seguridad Alcogolf, ubicada en Guayaquil. Pagaron USD 90.000 por ella.  

Con esa empresa obtuvieron contratos por USD 995.000 para dar seguridad al Ministerio de Salud, especialmente en Durán (Guayas) y La Libertad (Santa Elena).

Según las normas del Servicio de Compras Públicas (Sercop), estas contrataciones no pueden pasar los USD 80.000.

Entre 2019 y el 2021, la empresa no registra pagos de Impuesto a la Renta, pese a que en los cuatro últimos años obtuvo ingresos por USD 1,7 millones.

La mayor accionista de la empresa es Melane Rubio, según el portal de la Superintendencia de Compañías.

Como persona natural, 'Chugo Porto-Patrón' registra la actividad comercial de crianza y comercialización de ganado bovino.

En los dos últimos años tuvo ingresos por USD 2,7 millones, pero no pagó Impuesto a la Renta.

En 2022, recibió USD 928.000 de sus clientes, sin contar con ningún respaldo de actividades lícitas.

Con aroma de atún

Portocarrero fue proveedor, en 2021, de la compañía Industrial Atunera Arrecifes SA. Por esta operación registra ingresos por más de un millón de dólares. Los dueños de esa firma, ubicada en Manta, son los colombianos Ángel Hurtado y Freddy Hurtado.

El esmeraldeño también aparece como propietario de una estación de venta de gasolina en Atacames.

Se presume que la gasolina era desviada para abastecer a embarcaciones que transportan cocaína hacia Centroamérica y para el procesamiento de cocaína en Colombia.

En 2021, solo ocho personas pagaron USD 928.644 en combustible. Entre los clientes hay cuatro mujeres menores de 22 años, quienes pagaron unos USD 500.000 por varias compras de combustible.

La captura alias 'Chugo Porta- Patrón' evidencia la vinculación directa entre actividades locales e internacionales del narcotráfico y la conexión entre los carteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación con grupos criminales de Ecuador.