Miércoles, 17 de abril de 2024

'Los juegos del amor', la película que hace de la seducción un montaje

Autor:

Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

18 Feb 2024 - 15:48

'Los juegos del amor' es la nueva comedia romántica de Netflix que marca tendencia. ¿Vale la pena verla?

Escena de 'Los juegos del amor'.

Autor: Alejandro Ribadeneira

Actualizada:

18 Feb 2024 - 15:48

Escena de 'Los juegos del amor'. - Foto: Netflix

'Los juegos del amor' es la nueva comedia romántica de Netflix que marca tendencia. ¿Vale la pena verla?

Se dice que la seducción no solo es el arte de atraer, sino también de mentir. Lo normal, al principio, es ocultar los defectos para no espantar a la persona que nos interesa. Pero, en 'Los juegos del amor', comedia romántica de estreno en Netflix, la seducción se convierte en todo un montaje de mentiras con el objetivo de lograr un revolcón.

La premisa de 'Los juegos del amor', también conocida como 'Players', parte de la existencia de un grupo de muy buenos amigos que llevan 12 años ayudándose para conseguir citas, sin más pretensiones que el sexo casual.

Pero no son ayudas que se limitan a dar consejos simples ni a impartir trucos baratos. En 12 años han desarrollado verdaderas estrategias que ya quisieran los agentes de inteligencia. Investigan a sus 'presas'. Simulan tener los mismos gustos. Se presentan 'casualmente' en lugares ya estudiados. Ni 'Oceans Eleven' se atreve a planificar tanto.

Pero este equipo se pone a prueba con un reto mayúsculo: la líder, una periodista deportiva, se enamora de un corresponsal de guerra y desea atraparlo, no para un revolcón, sin para formar una pareja estable. Y el equipo decide ayudarla.

Sí, la trama promete y es entretenida desde el inicio al final, sobre todo por los mil trucos del equipo para lograr que él se interese en ella.

Pero, quizás, esta premisa despierte en la audiencia demasiadas expectativas porque, después de todo, 'Los juegos del amor' se enmarca en la comedia romántica tradicional, un género o, mejor dicho, un placer culposo tan divertido como inofensivo.

Por un lado, hay chistes y diversión en esta película que resulta muy estadounidense, al estilo de 'Cuando Harry encontró a Sally' y con un reflejo de la vida contemporánea de Nueva York.

Por el otro, no hay pretensiones de apostar por algo más subversivo y todo desemboca en un final tradicional del cual Hugh Grant o Sandra Bullock, exponentes de la comedia romántica de los 90, estarían orgullosos.

El elenco, eso sí, realiza un trabajo interesante para crear la dinámica necesaria y que la atención se mantenga, pese a que el desenlace se adivina. Gina Rodríguez cumple en el papel protagónico, pero Tom Ellis, la estrella de la serie 'Lucifer', se lleva los aplausos por encarnar a ese vanidoso corresponsal que cae en las mentiras de una red que, de todos modos, termina atrapando a la misma cazadora.