Sábado, 18 de mayo de 2024
u

Misterio resuelto: NASA confirma que basura espacial cayó en un casa en Florida

Autor:

AFP / Redacción Primicias

Actualizada:

15 Abr 2024 - 17:33

Un objeto que cayó del cielo y se estrelló contra una casa en Florida resultó ser un trozo de escombros de la Estación Espacial Internacional (EEI).

NASA confirma que basura espacial cayó en un casa en Florida

Autor: AFP / Redacción Primicias

Actualizada:

15 Abr 2024 - 17:33

Restos de la Estación Espacial Internacional que cayeron en una casa en Florida, marzo de 2024. - Foto: Tomado de la red social X de Alejandro Otero.

Un objeto que cayó del cielo y se estrelló contra una casa en Florida resultó ser un trozo de escombros de la Estación Espacial Internacional (EEI).

Un misterioso objeto cayó del cielo el pasado marzo de 2024 en una casa de Florida, y un mes después, la NASA confirmó que los restos son en efecto basura espacial, y que incluso pertenecen a la Estación Espacial Internacional (EEI).

La curiosa historia saltó a la luz en marzo de 2024, cuando Alejandro Otero de Naples, residente del estado de Florida (sureste), publicó en la red X que un objeto metálico "atravesó el techo y dos pisos" de su casa.

Este 15 de abril, la NASA indicó que los restos en la casa de Otero, que casi golpean al hijo del ciudadano, eran trozos de la EEI.

Ocurrió en un momento y lugar que coincidían estrechamente con las predicciones oficiales sobre la ignición atmosférica de un fragmento de una plataforma espacial de carga que transportaba baterías viejas.

El fragmento fue desechado del puesto orbital en 2021, lo que lo convierte en una coincidencia probable, según los observadores espaciales.

La NASA, que posteriormente recogió el objeto caído en la casa de Otero para su análisis, confirmó en una nueva publicación de su blog que las conjeturas eran ciertas.

"En base al análisis, la agencia determinó que los escombros eran un montante del equipo de apoyo de vuelo de la NASA utilizado para colocar las baterías en la plataforma de carga", precisó.

El objeto está hecho de la aleación de metal Inconel, pesa 0,7 kilogramos, mide 10 centímetros de altura y cuatro centímetros de diámetro.

La agencia espacial también se comprometió a investigar cómo resistieron los escombros a la destrucción total en la atmósfera, añadiendo que actualizaría sus modelos de ingeniería a partir del incidente.

"La NASA sigue comprometida en operar responsablemente en la órbita terrestre baja y a mitigar el mayor riesgo posible para proteger a las personas en la Tierra cuando se deba liberar hardware espacial", dijo.