Contrapunto
Un acercamiento a John Field, el creador del nocturno musical
Fernando Larenas

Fernando Larenas

Periodista y melómano. Ha sido corresponsal internacional, editor de información y editor general de medios de comunicación escritos en Ecuador.

Actualizada:

13 Ago 2021 - 19:03

Hay músicos como Frederic Chopin que consagraron al más alto nivel el género conocido como nocturno; pero no fue el polaco el que lo inventó, fue el irlandés John Field, nacido en Dublín en 1782 y fallecido en Moscú en 1837.

Existen varias definiciones para lo que en música se conoce como nocturno, incluso la Real Academia dice que es una pieza de melodía dulce, apropiada para recordar sentimientos apacibles en una noche tranquila.

La enciclopedia Salvat, en una sola línea dice: “pieza romántica, de carácter soñador, en un solo movimiento”, al contrario de otras formas musicales como las sonatas, que pueden tener dos y hasta tres movimientos.

En varios libros de música el nombre de John Field sí es mencionado, a modo de referencia, para hablar de música clásica. Otros lo señalan más como pianista que compositor; sin embargo, ninguno le quita el hecho de ser el creador de esa forma musical.

(Debo admitir que no lo conocía y que el primer disco de Field que tuve en mis manos está en el Fondo de Música Clásica Sixto Durán-Ballén, que el ex Presidente de la República donara a la Universidad Andina Simón Bolívar. Según su hija Alicia, Durán-Ballén adoraba al compositor irlandés y especialmente sus conciertos para piano).

Mikhail Glinka, a quien se atribuye ser el pionero de la ópera rusa (autor de Una vida por el zar) recibió formación y guía musical del irlandés Field, que a su llegada a la Rusia de los zares se había radicado en San Petersburgo.

En Historia de la Música se señala también a Field como el creador del nocturno. El musicólogo Tim Blanning se refiere al irlandés como uno de los precursores en llevar el piano a sus giras cuando el instrumento comenzó a ser popular.

Los virtuosos del piano -Weber, Moscheles, Kakbrenner, Field, Thalberg y Liszt- se presentaban en público, en tanto que Chopin ofreció muy pocas presentaciones públicas con el piano, que era todo un acontecimiento en los inicios del siglo XIX.

La influencia de Field alcanzó a músicos tan renombrados como Brahms, Schumann, Liszt y, por supuesto, a Chopin, que compuso 21 nocturnos y un gran número de estudios (composición destinada a desarrollar o a mostrar la técnica de un instrumento).

Se dice que Chopin dedicó 15 años a la composición de nocturnos.

Según la enciclopedia Biografías y Vidas, el estilo y la técnica pianística de Chopin se las debe al virtuoso John Field, que a su vez nació en el seno de una familia irlandesa de músicos. También recibió clases del compositor y pianista italiano Muzio Clementi.

En San Petersburgo se radicó en 1804 y desde allí se trasladaba con su maestro italiano a París, Viena y Moscú. Algunos años los dedicó a la venta de pianos, gracias a los contactos que tenía con la floreciente fábrica de ese instrumento.   

Biografías y Vidas destaca que todas las composiciones de John Field fueron escritas para piano, con un total de 18 nocturnos, siete conciertos, cuatro sonatas y varias polonesas, que también fue un género fecundo en el genial Chopin.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores pero no la posición del medio.

Comentarios
Noticias relacionadas

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos