Diario de Precios
Amazon, Pantagruel indetenible
Gonzalo Maldonado

Gonzalo Maldonado

Economista y periodista. Trader de commodities, índices y monedas.

Actualizada:

10 Dic - 19:00

Los libros son paralelepípedos de papel; objetos estandarizados, fáciles de reconocer porque el potencial comprador sólo necesita tres datos para tomar una decisión: un título, un autor y un precio. Los libros también son fáciles de manipular, empacar y enviar y, lo mejor de todo, son productos no perecibles que pueden ser almacenados por mucho tiempo.

Jeffrey Bezos, el fundador de Amazon –hoy por hoy, la mayor librería del mundo– empezó vendiendo libros no porque tenía un interés especial en este producto encuadernado que ha permanecido inmutable desde su invención, en la época de Gutenberg.

Más que en el producto, Bezos estaba interesado en el servicio, es decir en la posibilidad de brindar al comprador una experiencia única; una basada en la comodidad, en la rapidez y en la eficiencia. Los libros e Internet brindaron a Bezos la oportunidad única que crear aquella experiencia de compra ideal que estaba buscando.

Lo que empezó como una idea aparentemente inocua y no demasiado rentable –vender libros por Internet– se convirtió en una iniciativa súper lucrativa que cambió para siempre la manera como la gente se aproxima a un producto y decide gastar su dinero.

Aquella obsesión por optimizar la experiencia de compra es la que permitió a Amazon convertirse en una de las empresas más valiosas del mercado accionario norteamericano y convertirse en un líder del comercio global.

Como muestra el gráfico adjunto, desde su irrupción, el precio de Amazon ha crecido sin parar. Lo que comenzó valiendo USD 2,55 cuesta hoy USD 1.745, es decir un aumento superior a 68.000% en apenas dos décadas.

Pulse el enlace azul para ver el gráfico: https://www.tradingview.com/x/KL8QInpF/

Ese ritmo de capitalización vertiginoso ha permitido a Amazon diversificar no sólo su portafolio de productos –Amazon vende prácticamente todo lo imaginable– sino mejorar su propuesta inicial de valor: ofrecer la mejor experiencia de compra posible.

Es por eso que esta tienda virtual usa ahora algoritmos para sugerir alternativas de compra que sean acordes con los gustos e intereses del comprador. La empresa ha robotizado gran parte de sus operaciones para garantizar la entrega más rápida posible del producto al cliente, básicamente en cualquier lugar del planeta.

Las políticas de devolución de productos y la apertura que existe para que el comprador manifieste su inconformidad con el producto o el servicio han incrementado la confiabilidad y la reputación de Amazon, en el mundo.

Ahora mismo, la trayectoria ascendente de Amazon parece indetenible. La poderosa plataforma de venta y distribución que posee ha permitido que esta empresa incursione en todos los ámbitos posibles: desde la producción y venta de contenidos hasta la venta y distribución de comida.

Pulse el enlace para ver el gráfico: https://www.tradingview.com/x/KL8QInpF/

@GFMABest

Noticias relacionadas