Leyenda Urbana
Arauz hace campaña en Nueva York. ¿Lasso rompe acuerdo con Pérez?
Thalía Flores y Flores

Thalía Flores y Flores

Periodista; becaria de la Fondation Journalistes en Europa. Ha sido corresponsal, Editora Política, Editora General y Subdirectora de Información del Diario HOY. Conduce el programa de radio “Descifrando con Thalía Flores” y es corresponsal del Diario ABC de España.

Actualizada:

15 Feb 2021 - 19:02

Qué pasó para que el candidato presidencial de la alianza CREO-Partido Social Cristiano, Guillermo Lasso, cambiara de parecer entre el viernes y el domingo por la tarde y enviara una carta a la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, en la que plantea aspectos distintos a los acordados apenas 48 horas antes con su contendiente Yaku Pérez, para destrabar el conflicto, tras el empate técnico por el segundo lugar, y las dudas sobre un supuesto fraude que tenía el aspirante de Pachakutik.

Tras días de tensión y en medio de un ambiente de crispación, el país respiró el viernes 12 al contemplar que Lasso y Pérez consensuaron que se recontaría el 100% de los votos en Guayas y el 50% en 16 provincias. El CNE, con la observación internacional, así procedería. 

Desde varios frentes se saludó y se elogió que se hubiera encontrado una salida. La gente también expresó su admiración porque la cita para resolver el conteo de votos terminó en un debate conceptual, que sacó a relucir la casta política de los dos candidatos, por lo que la tensión política que mantuvo a los ecuatorianos con el alma en vilo mutó en una suerte de catarsis colectiva. 

Sin apuntes ni libreto predeterminado, Lasso y Pérez hablaron de su pasado y presente político, de su niñez y juventud, su familia y su visión del país; discreparon, se hicieron mutuos reclamos y aclaraciones y confluyeron en que, aunque con visiones distintas, Ecuador y la vida de su gente son objetivos comunes. Y que el enemigo a vencer es el mismo que los ha perseguido y amenazado. 

Todo esto en vivo y en directo, con una audiencia estimada en más de 500 mil personas, dentro y fuera del Ecuador, tuvo un efecto sanador en el país. La gente recobró el aliento para el feriado de carnaval.

Lasso y Pérez actuaron con inteligencia y demostraron liderazgo, esa esquiva cualidad que en Ecuador es una rareza.

El líder de Pachakutik tuvo la firmeza para manejar frentes internos, sobre todo del ala radical de la Conaie, que gusta de la dinamita que explota, no de la palabra que construye. También debió capear el ambiente crispado de algunos indígenas que decían “está cediendo ante la derecha”.

Lasso tuvo lo suyo al mostrar determinación ante personajes a los que les falta destreza política y, muchas veces no se puede saber si, desde las redes sociales, tratan de apagar el incendio o de avivarlo.

Seguro se habrá sentido agradecida con los dos candidatos la presidenta del CNE, Diana Atamaint, responsable del dislate electoral del domingo 7, al anunciar, flanqueada por los consejeros, un conteo rápido con cifras tan estrechas que estaba claro se trataba de un empate técnico por el segundo lugar.

El mundo de los políticos es insondable y sus decisiones son motivo de profundos análisis. ¿Qué pasó el domingo 14 con Guillermo Lasso, que ahora se refiere al acuerdo como “supralegal”, sostiene que para la apertura de las urnas el CNE requerirá inevitablemente la presentación, por parte del reclamante, de las actas con las inconsistencias que motivan el reclamo?

Y, además, advierte que: “Si el CNE procede de otra manera, no solo será injusto, sino ilegal y hasta delictivo…”

Por si fuera poco, sostiene que el recuento de votos debe tener el consentimiento de los otros candidatos a la Presidencia que han participado en primera vuelta electoral, y ya no habla de hacerlo en 16 provincias, como consta en el acuerdo, sino solo en seis, porque le parece una pérdida de tiempo abrir las otras nueve en las que el candidato Pérez ganó. Y algo adicional. Pide que antes se proclamen los resultados. 

¿Por qué Lasso cambió de parecer? ¿Quién le persuadió de hacerlo? ¿Se asesoró legalmente? ¿El viernes desconocía la ley?

Se trata de una suerte de enigma que también tendría que descifrar por qué el candidato usa la carta a Atamaint para rechazar que se pretenda utilizar una pública acusación contra el candidato Andrés Arauz para descalificarlo, “pues de acuerdo con los resultados del propio CNE, ocupa el primer lugar y yo el segundo”, según dice la misiva.

Lasso alude a una revelación de la revista Semana de Colombia, del 30 de enero pasado, sobre supuestos archivos de alias Uriel en los que se descubre una también supuesta financiación del ELN a la campaña de Arauz. 

Lo más reciente sobre este tema es la visita del fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, el viernes pasado, para entregar a su homóloga de Ecuador, Diana Salazar, información que ella le solicitó sobre esa supuesta financiación del ELN al candidato correísta. 

Y ¿qué pasa con Arauz? El fin de semana viajó a Estados Unidos, y ayer tenía previsto reunirse en Nueva York y Newark con los ecuatorianos residentes en esas ciudades y ofrecer entrevistas a varios medios de comunicación.

Mientras Lasso rompe el acuerdo con Pérez y defiende al candidato de Unes, Andrés Arauz arrancó la campaña de segunda vuelta. ¡Qué tal!

Comentarios
Noticias relacionadas

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos