Domingo, 03 de marzo de 2024
El Implacable VAR

Barcelona y un melancólico centenario sin copas internacionales

Alejandro Ribadeneira Tobar

Alejandro Ribadeneira Tobar

Periodista, comunicador, escritor y docente. Comenta y escribe de fútbol desde hace 25 años.

Actualizada:

9 May 2023 - 5:27

Barcelona Sporting Club (BSC) acaba de celebrar sus 98 años de creación y los festejos han tenido un cierto aire melancólico.

El ídolo camina al centenario con la sensación de que la tarea está incompleta, sobre todo por un enorme vacío en la vitrina reservada para los trofeos internacionales.

Barcelona aún es el equipo más popular del país, por supuesto. Quizás eso no cambie en muchos años. Es una de las pocas entidades realmente nacionales, no solo del fútbol, sino de cualquier ámbito, algo muy valioso para un país dividido en regiones.

Que BSC no haya sacado todo el provecho de eso y, peor, que haya pasado de club rico a equipo endeudado, es doloroso.

La presencia de BSC en la cultura, en la política y en el imaginario ecuatoriano es innegable. Pesa hasta en el lenguaje cotidiano, tanto en frases positivas (¡ganamos a lo Barcelona!) o negativas (¡no me jueguen Barcelona!").

Nadie dice "ganamos a lo Liga" o "me hicieron una Nacional".

Hinchas de Barcelona SC en el estadio Banco Pichincha, el 7 de mayo.

Hinchas de Barcelona SC en el estadio Banco Pichincha, el 7 de mayo. @BarcelonaSC

Pero, entiéndase bien, estamos hablando del país. Porque afuera, cuando se conversa con los extranjeros, prefieren mencionar otros equipos, últimamente a Independiente del Valle.

Barcelona SC ha ganado importantes batallas en el exterior, pero los títulos, los trofeos, las sensaciones de victoria, fueron conquista de otros equipos.

Y ahora, cerca de apagar las cien velitas, domina la sensación de que se dejaron pasar algunas oportunidades, sobre todo en la Copa Libertadores, y que no hay fuerzas (monetarias y espirituales) para remontar el terreno perdido ante los clubes de Pichincha.

Lo peor es que hay un sector del barcelonismo que no le da valor a los trofeos internacionales.

Dicen que no cambiarían una Copa Sudamericana por un título de la LigaPro. Pero eso es absurdo. Nadie quiere ser el casi campeón de América por siempre. Nadie quiere cumplir cien años con esta melancolía.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
REGLAS para comentar 
Suscribir
Notificación de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos