Barcelona, el casi finalista, que cierra el año endeudado

Jugada

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

18 Dic 2020 - 0:05

Cristian Colmán y Williams Riveros celebran con sus compañeros el primer gol de Barcelona frente a Maracá por la Fecha 10 de la LigaPro. - Foto: API

Barcelona, el casi finalista, que cierra el año endeudado

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

18 Dic 2020 - 0:05

La actual directiva de Barcelona, con Alejandro Alfaro Moreno a la cabeza, aseguró desde su campaña que el club ganaría el “campeonato financiero” en su administración. Sin embargo, al cierre del primer año de gestión, los amarillos siguen llenos de deudas.

Barcelona, que está a un punto de ser finalista de la LigaPro 2020 y ya clasificó a la Copa Libertadores 2021, va a cerrar un buen año en lo futbolístico, pero en lo económico es todo lo contrario. Las deudas y las demandas llegan cada semana.

La temporada 2020 complicó los planes de la directiva de Barcelona, tras el Covid-19 y lo que eso conllevó: jugar sin recibir el dinero de la taquilla por los partidos de Copa Libertadores y Ligapro y reducir los convenios con los auspiciantes.

La dirigencia tomó posesión del equipo guayaquileño con una deuda de USD 30 millones aproximadamente (diciembre 2019). Pero, según los datos reflejados en la auditoría contratada y financiada por Jaime Nebot, Isidro Romero y otros socios (mayo de 2020), el ‘ídolo del Astillero’ acumulaba un déficit de casi USD 52 millones.

El valor se hizo público y la dirigencia actual lo confirmó. Es más, Munir Massuh, representante de la Comisión financiera de BSC, le confirmó a PRIMICIAS en noviembre de este año que la empresa Ernst & Young es la encargada de realizar una auditoría forense (que debe entregarse a finales de diciembre de 2020) para corroborar este pasivo, ya que aún existen deudas y facturas que no han sido verificadas.

En la Asamblea extraordinaria de socios del jueves 10 de diciembre, que se realizó vía Zoom, se reveló que Barcelona, hasta la fecha, registra un déficit de alrededor de USD 45 millones. Con la auditoría forense, el valor puede ascender a los USD 52 millones.

Estos valores pendientes a acreedores, exjugadores y entrenadores son deudas heredadas de las administraciones pasadas. La estrategia de Barcelona para cancelar las deudas únicamente deportivas “que en su mayoría están vencidas”, es a través de una línea de crédito con Banco Pichincha, según contó Xavier Salem, vicepresidente financiero del club guayaquileño.

Este convenio fue aprobado por los socios del equipo torero en la Asamblea extraordinaria. 263 votos a favor y 26 en contra definieron el futuro financiero del club y autorizaron que Barcelona acceda a una línea de crédito.

Falta que la entidad bancaria firme el convenio por USD 15 millones (que terminarán siendo USD 21 millones por los intereses en un plazo de ocho años) y así, los amarillos puedan pagar la deuda deportiva.

Sobre cómo se pagará ese dinero, el directivo le contó a PRIMICIAS que “no estamos usando un auspicio para pagar la deuda. El auspicio es simplemente una garantía que el banco tiene para prestarnos el dinero”.

Salem explicó que Barcelona pagará ese préstamo con ingresos extra. Es decir, “todo ingreso extraordinario, al menos el 50%, se destinará al pago de la deuda, en cuanto a clasificación a Copa Libertadores 2021, taquilla 2021 y venta de jugadores”.

La urgencia por conseguir dinero es porque Barcelona debe pagarle a Ariel Nahuelpán hasta este vienes 18 de diciembre. La deuda con el exdelantero amarillo es de USD 1.238.296 (incluyendo los intereses de dos años y cinco meses).

En 2018, Nahuelpán jugó para el equipo del Astillero e hizo un reclamo al club a través de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF). La deuda no fue cancelada. Por eso, el caso llegó hasta la FIFA.

El club apeló ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y fue rechazado. Por eso, ahora debe cancelar “la totalidad de los costes” (según el documento oficial del 3 de noviembre de 2020). Si no se cumple, los amarillos no podrán inscribirse para el torneo local 2021 hasta que se cubran estos valores.

La dirigencia de Barcelona pretende negociar las deudas con cada uno de los acreedores, tanto jugadores como cuerpos técnicos. El objetivo es reducir el valor total (entre el 30 y 50%) a cambio de un “pronto pago”.

El panorama para la economía del club más popular del país empeoró con la pandemia del Covid-19. Aparte de las deudas vencidas y las innumerables demandas de sus acreedores, el club no recibió unos USD 8 millones entre taquilla y auspiciantes.

Ese valor desfasó los planes de pago y el “campeonato financiero”, el mismo que no terminó siendo lo esperado y “es probable que tome más tiempo”, reconocen Salem.

De todas formas, el plantel y el personal del equipo están al día con “préstamos bancarizados a menos del 9% anual con garantías personales de los directivos”.

Ahora, la meta de la dirigencia actual es completar su período (a finales de 2023) pagando unos USD 15 millones de los USD 45 millones de deuda actual. Es decir, solo la tercera parte.

Mientras tanto, el equipo que dirige Fabián Bustos se alista para enfrentar en la última fecha de la LigaPro a la Universidad Católica y asegurar su lugar en la final. Allí deberá medir a Liga de Quito, equipo que ganó la primera etapa.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas