Miércoles, 28 de febrero de 2024
Economía y Desarrollo

Indignación ante la crisis institucional y muchas preguntas sin respuesta

Andrés Mideros Mora

Andrés Mideros Mora

Doctor en Economía, máster en Economía del Desarrollo y en Política Pública. Director general académico de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Actualizada:

19 Abr 2022 - 19:00

El 7 de abril, Miguel Ángel Nazareno, conocido como 'Don Naza', a quien la Fiscalía General del Estado acusa de captación ilegal de dinero, ingresó al Ministerio de Defensa. 

Se ha dicho que se investiga a oficiales y otro personal que al parecer ayudó a 'Don Naza' a ingresar a uno de los edificios públicos más resguardados.

Sobre esas investigaciones, las razones de su visita, y las personas con las que se reunió, nada se ha dicho. Todo queda en especulaciones. ¿Hay autoridades públicas vinculadas con las acciones de Don Naza? ¿Hay personal de las Fuerzas Armadas involucrado?

El 14 de abril, ocho días después de que se hiciera público el acceso que tuvo 'Don Naza' al Ministerio de Defensa, se encontró su cuerpo sin vida, maniatado y con múltiples heridas de arma blanca. Las especulaciones aumentan y son de terror.

La debilidad institucional del país se hace presente de forma burda: posibles delitos financieros en la impunidad, lenta reacción de la justicia, potenciales vínculos institucionales con actividades ilegales, un nuevo asesinato que puede quedar impune.

Los niveles de inseguridad que vive Ecuador han alcanzado cifras récord. De acuerdo con datos del INEC, entre enero y febrero de 2022, se registran 619 homicidios intencionales, un 78% más que en el mismo periodo de 2021.

Mientras que las denuncias de robo a personas han aumentado en un 20,6% al comparar los dos primeros meses de 2022 con 2021.

Junto con la inseguridad, los abusos del poder público se hacen cada vez más notorios.

El 15 de abril, como para olvidar el caso de Don Naza, el periodista Carlos Vera realizó un reclamo al Ministro del Interior, que se hizo público, exigiéndole que se le asigne un mejor vehículo para su seguridad.

Los interrogantes brotan: ¿Por qué Carlos Vera recibe seguridad pública de manera personal? ¿Bajo qué condiciones se le otorga este servicio con recursos públicos? ¿Cuántas personas pueden enviar sus reclamos directamente al ministro?

¿A todas las personas que piden cambio de vehículo se les resuelve el pedido de inmediato?¿Se está investigando el uso de recursos públicos para beneficio de una persona particular?

Mientras tanto, las Unidades de Policía Comunitaria (UPC) cada vez se ven más deterioradas y con menos personal y equipamiento. Ni el ECU-911 ni los botones de pánico aseguran atención a emergencias de las personas comunes.

No mucho tiempo atrás, Xavier Hervas, excandidato a la Presidencia de la República por la Izquierda Democrática (ID), fue acusado por el presidente Guillermo Lasso de haber pedido que se le facilite pagar menos impuestos, a cambio de votos de la ID en la Asamblea Nacional para los proyectos de Ley del Ejecutivo; y pidió al Servicio de Rentas Internas (SRI) realizar una investigación exhaustiva a Hervas.

Hervas señaló que el presidente es un mentiroso; pero que en efecto había recibido al mandatario en las instalaciones de su empresa, para tomar café, y conversar sobre el proyecto de Ley de inversiones del Ejecutivo, y que le había señalado que el SRI persigue a las personas y empresas. Además, aceptó que la casa en la que vive y el carro que usa están a nombre de su empresa.

Quedan dudas: ¿Por qué el presidente se reúne con una persona en su empresa para hablar de temas públicos? ¿Por qué el presidente lanza acusaciones y dispone a una institución pública investigar a una persona particular? ¿Cuál es el resultado de las investigaciones?

Más preguntas: ¿Cargar costos personales a la empresa es una forma de inflar costos, para así reducir utilidades y por ende los impuestos de la empresa, y también una forma de permitirse registrar un ingreso personal menor al real y pagar un impuesto personal inferior a lo que debería?

¿Se está investigando a Hervas por estas declaraciones y se han generado nuevos mecanismos de control para evitar está práctica en otros casos?

Estos hechos, aunque distintos en su naturaleza, se vinculan en la configuración de la crisis institucional que vive el país: ilegalidad, inseguridad, privilegios, abusos y mentiras.

¿Se puede confiar en quienes ejercen el poder político y en quienes pretenden hacerlo?

La desconfianza que se genera, y que va en aumento, nos afecta a todos. Es tiempo de indignarse y de exigir cambios. No se trata de gente nueva, sino de nuevas ideas, y nuevas formas de hacer las cosas.

Es tiempo de indignarse para no tolerar más abusos, autoritarismos e impunidad.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
REGLAS para comentar 
Suscribir
Notificación de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos