Al aire libre

La nueva Sofía y ¿qué piensan los niños?

Lourdes Hernández Vásconez

Lourdes Hernández Vásconez

Comunicadora, escritora y periodista. Corredora de maratón y ultramaratón. Autora del libro La Cinta Invisible, 5 Hábitos para Romperla.

Actualizada:

26 Nov 2022 - 5:26

¿Qué dirán los niños en 60 o 70 años? Nunca se sabe, dice Jostein Gaarder, autor de ‘El Mundo de Sofía’.

Tal vez digan que la naturaleza está intacta, que quedan leones en África y que el abuelo era un exagerado. 

“Sería estupendo. Pero creo que es más probable que me digan: Gracias por alertarnos para que actuáramos”.

¿Qué piensan los niños ahora?

La literatura y el libro están en competencia con la televisión, Internet, las redes sociales. Los niños leen mucho menos que antes. Aunque no se interesen por preguntas muy profundas, tienen certezas sobre qué hacer con la naturaleza: protegerla. Y con los animales: quererlos.

Jostein Gaarder nació y estudió en Oslo. “Leía muchos libros por mi cuenta. Entre los escritores que me atraían: Thomas Mann, Borges, Hamsun y Dostoyevski… Herman Hesse. Y en filosofía, Spinoza, Hegel…”

Y continúa: “En la vida, nada podrá compensarnos si, cuando fuimos niños, se nos privó de la oportunidad de leer a los hermanos Grimm, Hans Christian Andersen, A.A. Milne, Antoine de Saint-Exupéry, Michael Ende, y muchos otros”.

Según él, hay un niño que vive dentro de nosotros, si es un niño sano será un adulto sano. Y si es un niño con los dones de la curiosidad y el asombro, así será de adulto.

¿Qué deben hacer los gobernantes para darse cuenta de que es urgente el equilibrio? En el artículo de Berna González Harbour, de El País, Gaarder dice: “lo que dijeron los astronautas al ver la Tierra desde la luna: es nuestra casa y la estamos destruyendo. Si Putin fuera a la Luna y viera el planeta desde allí, tal vez se lo pensaría antes de seguir destruyendo Ucrania”.

La WWF informa, a raíz del fracaso de la COP27, que el fondo para pérdidas y daños corre el riesgo de convertirse en el fondo para el final del mundo.

En esa línea, el greenwashing o manera superficial de hacerse los ecologistas es tan evidente como desastrosa. En términos de ambiente ya no hay medias tintas.

A continuación, un decálogo para el humano, que he ido construyendo con base en opiniones de niños:

  1. No mates a ningún animal.
  2. No utilices la palabra alimaña ni mala hierba y no las mates.
  3. No consumas lo innecesario, para vivir se necesita poco.
  4. No siembres césped, siembra naturaleza. 
  5. No compres o hagas un mueble de madera fina, o sea, en extinción.
  6. No pidas envoltorios y menos fundas plásticas.
  7. No digas basura a tus propios desechos porque tú eres responsable de producirlos. 
  8. No ubiques tus desechos sin clasificar y envíalos al gestor ambiental.
  9. No digas que eres inocente y que no contaminas
  10. No uses globos (esta es mi frase).

Gaarder dice: “la pregunta filosófica más importante hoy es, cómo podemos salvar la vida en la Tierra”.

La mayoría de los adultos pensaba que el mundo era común y corriente, comenta Gaarder, cuando para él “esta extraordinaria aventura por la que pasamos demasiado fugazmente es el grandioso misterio de la vida”.

Encontré ‘El Mundo de Sofía’ en la biblioteca Pablo Palacio, en Quito y leí el primer capítulo. Reviví esa filosofía sencilla de su autor y también la buena vibra de estar en una biblioteca, algo que no hacía desde la universidad.

Este libro, escrito hace 30 años, llega en una versión con ilustraciones y otras preguntas y respuestas, donde la nueva Sofía se comunica por las redes, combate la misoginia y es activista contra el cambio climático.

Las opiniones expresadas por los columnistas de PRIMICIAS en este espacio reflejan el pensamiento de sus autores, pero no nuestra posición.

Comentarios
Noticias relacionadas
REGLAS para comentar 
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos