Firmas
La pandemia de Covid-19, el FMI y el G-20
José Xavier Orellana Giler

José Xavier Orellana Giler

Graduado de la Escuela de Negocios Darden de la Universidad de Virginia, socio de la firma ecuatoriana de análisis y consultoría Ahead Partners.

Actualizada:

21 Abr 2021 - 19:00

Escribí en este espacio sobre que recuperar la economía dependerá del programa de vacunación. Ya está confirmada en Ecuador la presencia de la variante de coronavirus P.1

Esta variante es conocida como brasileña o de Manaos y un estudio preliminar sugiere es quizás hasta dos veces más transmisible que la variante original y con posible reinfección de entre 25% y 60% (potencialmente más letal para jóvenes). 

Además, el gerente de Pfizer indicó que probablemente se necesitará una tercera dosis de la vacuna en 12 meses.

Finalmente, los líderes médicos en Ecuador notan el colapso del sistema hospitalario. 

La persistencia de la pandemia presionará para que haya nuevas medidas de alivio; sin embargo, gestionar la salud nacional debe ser la prioridad uno del nuevo gobierno.

Debido a la pandemia Covid-19, en Latinoamérica se incrementaron los déficits fiscales y la deuda pública. 

Mejores precios de productos básicos (petróleo, cobre, etcétera), una recuperación cíclica en los grandes países consumidores como Estados Unidos, especialmente por la aprobación del paquete fiscal de USD 1,9 billones, deberían ayudar a la recuperación regional. 

Al mismo tiempo, la calificadora de riesgo crediticio, FitchRatings, tiene a casi la mitad de los países de la región bajo un panorama negativo, y redujo a finales del 2020 las calificaciones de Chile, Panamá, y Surinam.      

Si bien el riesgo país post-elecciones se ha reducido a niveles prepandemia, de 850 puntos básicos, Moody’s, otra calificadora de riesgo crediticio, indicó el 15 de abril que “es probable que el cumplimiento de los objetivos de ajuste macroeconómico y fiscal establecidos por el programa actual del Fondo Monetario Internacional (FMI)” no sea del todo realizable.

Dada la coyuntura, habrá que renegociar no el acuerdo sino los hitos a cumplir. Seguro el FMI estará abierto a ello. 

Recientemente, el Directorio del FMI propuso, con el aval de la Reserva Federal de Estados Unidos, la aprobación en junio una nueva emisión de Derechos Especiales de Giro (DSG) de USD 650 millardos.

De esta manera, podrá ayudar a los países de menores ingresos que recibirían, bajo las reglas actuales, USD 211 millardos.

También se discutirán mecanismos para transferir a los países de menores ingresos los USD 439 millardos restantes, que corresponden a los países ricos.

Los DEG proveen a cada país recipiente con un activo para las reservas de sus bancos centrales sin costo, que no genera nueva deuda y, por ende, no necesita de condicionantes. 

El Banco Central del Ecuador podría recibir cerca de USD 1.000 millones. 

Vale anotar que, más de 250 organizaciones han solicitado al FMI y al G20 (la asociación de países de altos ingresos) que se permita que esta emisión sea de USD 3.000 millardos. Ojalá esto suceda.         

Comentarios
Noticias relacionadas

      REGLAS para comentar 
      0 Comentarios
      Comentarios en línea
      Ver todos