Viernes, 21 de junio de 2024

Pedro Sánchez dispuesto a llegar hasta el final en la crisis diplomática con Argentina

Autor:

El País

Actualizada:

20 May 2024 - 11:51

El presidente del gobierno español, José Sánchez, pidió este lunes respeto al mandatario de Argentina, Javier Milei, quien llamó corrupta a la esposa de Sánchez.

Pedro Sánchez dispuesto a llegar hasta el final en la crisis diplomática con Argentina

Autor: El País

Actualizada:

20 May 2024 - 11:51

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, a su salida de pronunciar un discurso en un foro en Madrid, el 20 de mayo de 2024. - Foto: EFE

El presidente del gobierno español, José Sánchez, pidió este lunes respeto al mandatario de Argentina, Javier Milei, quien llamó corrupta a la esposa de Sánchez.

Por Carlos E. Cué

Las diferencias diplomáticas entre España y Argentina se profundizan. Luego de las declaraciones del presidente argentino Javier Milei, quien llamó corrupta a la esposa de Pedro Sánchez, este 20 de mayo, el jefe del gobierno español se refirió al tema públicamente.

El presidente del gobierno exigió este lunes “respeto” a Milei, y ha apuntado que, si no hay una rectificación, el Ejecutivo español tomará medidas y habrá una “respuesta acorde a la dignidad que representa la democracia española”.

Sánchez ha remarcado “los lazos de hermandad que unen a España y Argentina” y ha afirmado que el mandatario argentino “no ha estado a la altura” de esa relación. Entre gobiernos, ha subrayado, “los afectos son libres, pero el respeto es irrenunciable”.

El Gobierno ya ha llamado a consultas a la embajadora española en Buenos Aires y ha convocado al embajador argentino en Madrid, pero ahora las palabras de Sánchez apuntan a que no descarta una escalada mayor de la crisis.

Además, el presidente ha pedido colaboración a las grandes empresas españolas —muchas de las cuales se reunieron el domingo con Milei— y ha acusado al líder de Vox, Santiago Abascal, de alentar la “violencia política” contra los socialistas.

Sánchez no cree que las palabras de Milei sean un hecho aislado, sino que las vincula al contexto de una “internacional ultraderechista” que, en su opinión, está “poniendo en riesgo los valores del progreso económico, la justicia social y la convivencia” que son la base de países como España y Argentina.

El presidente ha querido desvincular esta tensión entre gobiernos de la unidad de dos países con muchas relaciones de todo tipo como Argentina y España.

“Somos dos países hermanos que se quieren y se respetan. Lo que ayer vivimos en Madrid no habla de lo que los españoles y los argentinos sentimos, de dos pueblos que en momentos difíciles contaron el uno con el otro para levantarse”, dijo Sánchez, en el foro económico CREO, organizado por Cinco Días, diario del Grupo Prisa.

Sánchez pide apoyo

El líder del PSOE ha exigido a todas las fuerzas políticas españolas que condenen las palabras de Milei sin matices, en clara referencia al PP, aunque los populares sí se han distanciado este lunes de las palabras del presidente argentino, que el domingo evitaron criticar.

“Defender las instituciones españolas de insultos de mandatarios extranjeros no entiende de peros. Por encima está el patriotismo”, ha señalado Sánchez.

En el mitin de Vox en Madrid el domingo, Milei, que había acudido invitado, afirmó: “No saben qué tipo de sociedad y país puede producir el socialismo y qué calaña de gente atornillada en el poder y qué niveles de abuso puede llegar a generar. Aun cuando tenga la mujer corrupta, se ensucie y se tome cinco días para pensarlo”.

Aludía así claramente, aunque sin dar nombres, al periodo de reflexión que se tomó Pedro Sánchez a finales de abril para decidir si continuaba en el cargo después de que un juez abriera diligencias por la denuncia contra su esposa, Begoña Gómez.

En tono muy serio, y con el trasfondo político claro de la campaña electoral europea que empieza en la noche del próximo jueves, el presidente de Gobierno ha arremetido también contra Vox por ese mitin.

El líder de la extrema derecha española, Santiago Abascal, hizo en ese encuentro con Milei una “apelación explícita a la violencia política”, ha considerado Pedro Sánchez.

Sánchez ha rematado su discurso pidiendo, como ya repite en cada foro económico, que las empresas se impliquen también en la defensa de la democracia frente al avance de la ultraderecha, una ola que amenaza, ha dicho, no solo los valores políticos sino también sociales y económicos en los que han crecido estas empresas, “hijas de la democracia”. 

*Artículo publicado el 20 de mayo de 2024 en El País, de PRISA MEDIA. Lea el contenido completo aquí. PRIMICIAS reproduce este contenido con autorización de PRISA MEDIA.