Byron Piedra entrenaría en África para prepararse para Tokio 2021

Jugada

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

16 Ago 2020 - 0:05

Byron Piedra entrena diariamente en las afueras de Cuenca y al borde del río Tomebamba - Foto: Cortesía Byron Piedra

Byron Piedra entrenaría en África para prepararse para Tokio 2021

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

16 Ago 2020 - 0:05

El atleta cuencano quiere clasificar a sus quintos Juegos Olímpicos consecutivos, los segundos en la disciplina de maratón, donde quiere mejorar su ubicación en Rio 2016 (18). Aspira a obtener la marca para estar en Tokio en la maratón de Valencia, planificada para diciembre.

Byron Piedra suma múltiples medallas en las distintas distancias que ha participado durante su carrera. Inició sus competencias internacionales a los 17 años, con los 1.500 y 3.000 metros en el Campeonato Sudamericano Junior de 1999, realizado en Concepción, Chile.

Su primera medalla la alcanzó un año después, en el mismo campeonato, que en esa edición se efectuó en Sao Leopoldo, Brasil, y donde ganó la presea de plata.

En los años posteriores, consiguió varios éxitos, entre los más destacados están las medallas panamericanas de plata obtenidas en Guadalajara 2011 en 1.500 y 5.000 metros.

También se destaca la medalla de bronce en los 1.500 metros de los Juegos Panamericanos de Rio 2007.

El atleta de 37 años ha clasificado a cuatro Juegos Olímpicos. Primero corrió en los 800 metros en Atenas 2004, después en 1.500 metros en Beijing 2008, luego los 10.000 metros en Londres 2012, donde se retiró por una inflamación en el nervio siático.

Pero fue en el ciclo olímpico anterior en el que optó por participar en la maratón. En Río de Janeiro alcanzó su mejor marca, al terminar en el puesto 18 con un tiempo de 2 horas, 14 minutos y 12 segundos.

Esta marca fue la segunda mejor de la delegación sudamericana en Río, sólo detrás del brasileño Paulo Roberto Paula, y el mejor tiempo para un ecuatoriano en una maratón olímpica. Récord que ostentaba Silvio Guerra (2 horas, 16 minutos) desde Sidney 2002.

Para este nuevo ciclo, Piedra tenía una planificación que se alteró por la pandemia. Eso lo obligó a quedarse en casa por cuatro meses, en los que “la cuarentena hizo que pierda el nivel”. Aunque realizaba ejercicios, sus entrenamientos no contaban con el nivel de exigencia requerido, según le reveló el atleta a PRIMICIAS.

Aunque el COE Nacional autorizó el entrenamiento al aire libre de los deportistas de alto rendimiento el 8 de junio, el cuencano empezó a correr fuera de su casa apenas hace un mes.

Para evitar riesgos, Piedra realiza sus entrenamientos en las zonas alejadas de Cuenca, pero las prácticas terminan en la ciudad por lo que tiene que usar protección. “Los senderos alrededor del Río Tomebamba son bastante concurridos”.

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés) anunció el cambio de fechas para obtener la marca para llegar a Tokio, para que inicie el período el 1 de septiembre. Hasta final de año solo existen dos pruebas confirmadas, la maratón de Londres (Gran Bretaña), el 18 de octubre, y la de Valencia (España), en diciembre.

Piedra señala que para llegar en su máximo nivel en una competencia, un maratonista requiere de cuatro a seis meses de entrenamiento, por lo que no asistirá a la maratón de Londres. El ecuatoriano regresaría a la competencia en Valencia.

En tierras españolas, el corredor azuayo tiene como objetivo alcanzar la marca de 2 horas, 11 minutos y 30 segundos, requerida para estar en los próximos Juegos Olímpicos.

Si alcanza su meta en Valencia, Piedra tiene previsto viajar en febrero Kenya, en al África, para realizar una extensa base de entrenamiento con atletas de ese continente, quienes dominan las pruebas de 42 kilómetros.

“Sería muy bueno para mi porque me ayudaría a mejorar. Los africanos tienen grupos de hasta 40 personas por cada entrenamiento, eso sin duda es un gran plus, porque se asemeja a las competencias”, destacó sobre su plan.

Si el objetivo no se alcanza en la maratón de Valencia, Piedra buscará la marca olímpica en Sevilla en febrero, o en Rotterdam en abril del próximo año, aunque eso dependerá de la situación mundial por la pandemia.

Con esta planificación, Piedra espera alcanzar su meta en Tokio, que sería el llegar a la meta en un tiempo menor a las 2 horas y 8 minutos, con lo que estaría entre los 10 mejores de la competencia.

Aunque sueña con la medalla, sabe que es complicado porque los africanos incluso han llegado a estar cerca de las dos horas.

Pero también reconoce que las competencias olímpicas son distintas porque las condiciones son generalmente muy calurosas y húmedas, lo que obliga a los corredores a ser más estratégicos y eso podría generar alguna sorpresa.

Por ahora, Byron Piedra se mantendrá en Cuenca, donde entrena todas las mañanas y también está formando su propio club de atletismo.

Aunque su meta está en Tokio, dependerá de su participación en tierras asiáticas para saber si seguirá en el atletismo hasta París 2024 o se despedirá del alto rendimiento después de los próximos Juegos Olímpicos, a los que llegará con 38 años.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas