Carlos Góngora: una opción de medalla olímpica y título mundial de boxeo con poco apoyo

Jugada

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

7 Jul 2020 - 0:05

Carlos Góngora tuvo su última pelea profesional el 31 de enero en Estados Unidos. - Foto: Cortesía.

Carlos Góngora: una opción de medalla olímpica y título mundial de boxeo con poco apoyo

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

7 Jul 2020 - 10:30

El pugilista buscará una medalla olímpica para Ecuador, pero además quiere ser el primer campeón mundial de boxeo del país, aunque debe sustentar su carrera con recursos propios.

En 2015 cambió el rumbo de la carrera de Carlos Góngora. El boxeador, oriundo de Napo, era parte del Plan de Alto Rendimiento tras alcanzar los cuartos de final en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y la segunda ronda de Londres 2012.

Pero algunos problemas en la Federación Ecuatoriana de Boxeo lo obligaron a renunciar al pugilato amateur.

Góngora optó por el profesionalismo para sobrevivir. Firmó contrato con la promotora Murphys Boxing y viajó a Estados Unidos para pelear, esta vez no por medallas, sino por dinero y un título mundial.

Su ritmo de vida y su entrenamiento muy disciplinado le ha permitido llegar a sus 31 años en una excelente condición física.

Su combate número 19 estaba previsto para marzo de este año, pero un día antes del pesaje, le comunicaron que se había cancelado por el coronavirus. La pandemia no sólo lo dejó sin pelear, sino que lo mantuvo en Estados Unidos por más de cuatro meses, asumiendo todos sus gastos.

En Boston, Góngora se vio obligado a permanecer en un campamento de boxeo, que es una residencia para peleadores, en este caso, de la misma compañía promotora del ecuatoriano.

La ventaja que tuvo Góngora y sus compañeros, es que pudieron entrenar durante la cuarentena. Los boxeadores tuvieron acceso a un gimnasio que no cerró, a pesar de la orden del gobierno local. Después, la empresa promotora de Góngora alquiló equipos y armó un propio centro de entrenamiento en el campamento.

Así, los pugilistas se mantuvieron entrenando y se cuidaron del Covid-19 en equipo, pues salían en grupos designados a comprar víveres y abastos que requerían. Mantuvieron los protocolos de salubridad para no contagiarse.

Aunque esto fue bueno para Góngora, su novia e hijo estaban en Ecuador, lo que obligó al boxeador a buscar maneras para regresar al país. Lo consiguió hace quince días, en un vuelo humanitario.

Antes del viaje, al ecuatoriano le obligaron a realizarse una prueba PCR, que dio resultado negativo. Eso le permitió no pasar una cuarentena en los lugares designados por el COE nacional en Quito, sino que se trasladó a Napo sin inconvenientes.

El sueño Olímpico

Para Carlos Góngora, Tokio 2021 es una revancha personal. En Pekín 2008 estuvo muy cerca de la medalla de bronce pero cayó en cuartos de final. En Londres, solo ganó la pelea de primera ronda y después cayó ante el kazajo Adilbek Aiyazymbetov.

Su tercer ciclo olímpico no pudo completarse para Brasil por los problemas con la Federación, en la que iban a ser sus últimos Juegos Olímpicos.

Pero para Tokio, el Comité Olímpico Internacional admitió la participación de peleadores profesionales en la disciplina de boxeo.

A Cirilo López, su formador y entrenador durante toda su carrera, la Federación Ecuatoriana de Boxeo le pidió que conforme una selección nacional sin mucho margen de preparación o búsqueda de talentos. El técnico cubano optó por citar a los de mejores resultados nacionales e internacionales, y uno de ellos era precisamente su pupilo.

El peleador del Napo no tuvo inconvenientes para superar el clasificatorio pero no se quedó en la concentración del equipo porque su calendario de peleas le obligaba a regresar a Estados Unidos. Tampoco pudo asegurar su cupo para Tokio porque el preolímpico fue cancelado.

A pesar de ello, Góngora está motivado porque conoce a sus posibles rivales, tanto en el clasificatorio, como los que podría medirse en Tokio. Y sabe que entre ellos tiene un nombre ganado, por lo que su meta es colgarse una medalla en los próximos Juegos Olímpicos en la categoría de 75 kilogramos.

El problema que tiene el pugilista es que no cuenta con el apoyo de la Secretaría del Deporte, pues no está en el Plan de Alto Rendimiento. Sólo le cubren los gastos cuando está en alguna competencia en nombre del país.

Un título mundial

Carlos Góngora tampoco pierde de vista su otro objetivo: lograr el título mundial en cualquiera de los consejos.

Actualmente mantiene su contrato con la promotora estadounidense Murphys Boxing, que maneja su agenda. En la categoría de las 160 libras, Góngora tiene un récord de 18 peleas invicto, con 15 victorias por nocaut.

Su último combate fue el 31 de enero, y su siguiente enfrentamiento era el 14 de marzo, pero fue cancelado por la pandemia. Con estos triunfos, el ecuatoriano se encuentra cerca de poder disputar un título mundial.

En la Asociación Mundial de Boxeo (WBA por sus siglas en inglés) se encuentra rankeado en el puesto 12, y en el Consejo Mundial de Boxeo (WBC) se ubica en el puesto 20. Eso lo deja cerca de una pelea por un cinturón mundial.

Góngora anhela seguir los pasos de su tío, Segundo Mercado, y superarlo. Aunque no ha incidido en su carrera, lo tiene como referente para llegar a la cima del boxeo mundial.

Ahora Góngora entrenará en Napo junto a Cirilo López hasta que se permita la actividad en el boxeo mundial. 2021 será un año clave para el boxeador, para alcanzar sus objetivos personales en nombre del Ecuador.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas