Crisis en Cuenca: Jugadores no entrenan y directiva espera dinero de la TV

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

26 Jun 2020 - 15:50

Un grupo de jugadores del Cuenca a su llegada al estadio Serrano Aguilar, el 26 de junio de 2020. - Foto: API

Crisis en Cuenca: Jugadores no entrenan y directiva espera dinero de la TV

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

26 Jun 2020 - 15:53

El Deportivo Cuenca atraviesa una delicada situación económica desde 2019. Ahora, con la crisis a raíz del Covid-19, se ahondó todavía más. El plantel de futbolistas no cobra sus sueldos completos desde marzo y en el transcurso de la semana decidieron acudir al estadio Serrano Aguilar para hacer presencia, pero sin entrenar.

El 27 de abril de 2020, en una entrevista con PRIMICIAS, Juan Serrano, presidente de la Comisión de fútbol del Deportivo Cuenca, comentó que la situación era inmanejable, sobre todo porque sus auspiciantes dejaron de apoyarlos. Ese dinero representa una gran parte en el presupuesto del equipo.

La crisis del club cuencano deriva en una deuda que asciende aproximadamente a USD 3 millones, según contó Serrano. Desde marzo, el único ingreso con el que cuenta la institución es por derechos de televisión. Sin embargo, la directiva no recibe el valor completo porque “una parte se tiene que pagar al SRI”.

El de 24 de junio, los futbolistas acudieron hasta el estadio Serrano Aguilar con su indumentaria de entrenamiento. Sin embargo, el grupo se ubicó en el banco de suplentes y decidieron no iniciar la práctica como medida de reclamo ante la falta de pago. Lo propio ocurrió con el entrenador Tabaré Silva.

“Cuento los minutos para irme. No quiero estar más. Soy sujeto de críticas e insultos. Es algo que podía ser lindo en enero, pero ahora se convirtió en un calvario”

Juan Serrano, presidente de la Comisión de Fútbol

Ante esta situación, Serrano señaló en una entrevista con la radio Área 88, el 24 de junio, que la directiva se planteó llegar a un acuerdo con el plantel hasta julio (antes del inicio del torneo) con una reducción salarial. Esa medida fue aceptada por los jugadores.

El 80% de los futbolistas estuvo de acuerdo con la medida y está asegurado para continuar en el club. Desde julio tendremos que conversar con cada uno para analizar el futuro hasta diciembre que termina el torneo”, describió Serrano.

Por ahora, la única esperanza de los dirigentes cuencanos, para paliar en cierta medida la crisis, es recibir el pago por derechos de televisión, más una colaboración por parte de FIFA, que el 25 de junio abrió un plan de ayuda de USD 1.500 millones para sus federaciones miembro.

Serrano insistió en que volverá a reunirse con cada uno de los futbolistas para llegar a un consenso que beneficie a las dos partes. Aunque reconoció que el plantel está en todo su derecho de no entrenar. “El dinero va a llegar. Quiero que todos se queden. Vamos a persuadirles para que se queden hasta el final”.

Futbolistas rompieron el protocolo

A esta crisis económica y al descontento del grupo con la dirigencia, se sumó la noticia de que el sábado 20 de junio, cuatro futbolistas mantuvieron una reunión social y rompieron el protocolo de bioseguridad y el toque de queda.

Según explicó Serrano en diálogo con Área 88, Tabaré Silva se se enteró de inmediato sobre lo sucedido y les indicó a los directivos que no desea, por el momento, continuar con esos jugadores dentro del grupo.

“El directorio resolvió que esa ruptura a los protocolos es un acto grave y va a tener sus consecuencias. Esa reunión puede ser motivo de contagio y va en contra de los estatutos disciplinarios del club“, dijo Serrano y agregó que en los próximos días van a tomar una determinación.

Grupo de inversionistas: ¿La salvación?

El 24 de junio, un grupo de inversionistas de Estados Unidos envió una carta al presidente de Deportivo Cuenca, Claudio Peñaherrera, con la intención de conocer con “exactitud” la documentación financiera para administrar el equipo a partir del próximo año.

Gabriel Castro, quien firma el documento como miembro de los inversionistas, solicita, entre otras cosas:

  • Balance general, con su respectivo encabezado, período al que corresponde y firmas de responsabilidad.
  • Mayores contables del año 2019, de cuentas de activo, pasivo, patrimonio, ingresos y gastos.
  • Cuentas por pagar liquidaciones (desde 2015 a 2019).
  • Anexo detallado de inventario.
  • Contratos y convenios de pago con la nómina (equipo técnico, jugadores, personal administrativo y otros).

“Hacemos hincapié que esta información es fundamental, a fin de proceder con el estudio de factibilidad del proyecto de inversión antes referido, documentación sin la cual no sería factible continuar este proceso“, detalla el documento.

Según el periodista Andrés Muñoz, los inversionistas podrían visitar las instalaciones del club en los próximos días para analizar más detalladamente el panorama financiero del equipo.

De esta manera, Deportivo Cuenca se ve sumergido en una de las crisis más críticas en su historia. Según Serrano, no ve factible una posibilidad de desaparición, porque si no llegan a un acuerdo con los futbolistas, tendrán que “buscar otra solución”. “Han sido tres meses desgastantes. No nos podemos ahogar casi al llegar a la orilla”, sentenció.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas