Miércoles, 28 de febrero de 2024

Daniel Pintado, la tercera será la vencida en París 2024

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

16 Jul 2023 - 6:30

El marchista cuencano asume una mayor responsabilidad al clasificarse a sus terceros Juegos Olímpicos. Bajo la dirección de su amigo y entrenador Andrés Chocho, el atleta buscará subirse al podio en París 2024.

Daniel Pintado, durante los Juegos Suramericanos de Asunción, el 12 de octubre de 2022.

Autor: Felipe Núñez

Actualizada:

16 Jul 2023 - 6:30

Daniel Pintado, durante los Juegos Suramericanos de Asunción, el 12 de octubre de 2022. - Foto: COE

El marchista cuencano asume una mayor responsabilidad al clasificarse a sus terceros Juegos Olímpicos. Bajo la dirección de su amigo y entrenador Andrés Chocho, el atleta buscará subirse al podio en París 2024.

Daniel Pintado entiende que sus anteriores Juegos Olímpicos, en Río 2016 y Tokio 2021, fueron de aprendizaje. Pero ahora, en el mejor momento de su carrera, cree que hay la obligacion de destacarse en París 2024.

"Poco a poco uno va aumentando sus ambiciones en Juegos Olímpicos. En Río aún faltaba bastante trabajo y en Tokio las cosas no salieron como quería, pero a París llegó con buenas marcas y peleando con los mejores del mundo", dijo en una entrevista con PRIMICIAS.

Desde su participación en Japón, y en medio de un ciclo olímpico más corto, de tres años, el cuencano ha elevado su nivel y ha traído varias medallas al país.

Fue campeón en los Juegos Suramericanos de Asunción y ganó dos años consecutivos el Gran Premio de Rio Maior. Además, aseguró su clasificación olímpica en mayo de este año.

"Es un orgullo poder participar en unos Juegos Olímpicos, fue un sueño desde pequeño y no me imaginé que podría representar a mi país en una tercera ocasión. Es una gran responsabilidad, tengo que trabajar más duro".

Daniel Pintado, en el podio del Gran Premio de Rio Maior, en Portugal, el 6 de mayo de 2023.

Daniel Pintado, en el podio del Gran Premio de Rio Maior, en Portugal, el 6 de mayo de 2023. Primicias

Andrés Chocho: referente, rival y entrenador

Desde sus primeros pasos en el atletismo, Daniel Pintado tenía como referente a Andrés Chocho. Lo veía competir y entrenar en las pistas de su ciudad y esto lo motivó a practicar la marcha.

En esta etapa también fueron claves las enseñanzas de Luis y Juan Chocho, padre y tío de Andrés, respectivamente, quienes le incentivaron a dedicarse a este deporte.

Con el paso de los años, Daniel demostró su calidad y empezó a competir internacionalmente, por lo que Andrés pasó de ser su ídolo a ser su contrincante.

Sin embargo, la rivalidad se quedaba en la pista, ya que entre los dos nació una cercana amistad, que los ayudó a sacar lo mejor de cada uno. Ambos representaron al país en los Juegos Olímpicos de Río y Tokio.

Para el ciclo olímpico a París, Andrés asumió un nuevo rol en la vida de Daniel: se convirtió en su entrenador.

"Andrés continúa siendo un deportista en activo, pero él trabaja conmigo, por la amistad y el cariño entre nosotros", dice Pintado, quien agrega que Chocho no recibe un sueldo específico por esta labor.

"Gracias a Andrés he obtenido mis mejores resultados, ha sido una clave fundamental para dar el gran salto y ser competitivo a nivel mundial".

Andrés Chocho y Daniel Pintado, en los Suramericanos de Asunción.

Andrés Chocho y Daniel Pintado, en los Suramericanos de Asunción. Instagram Daniel Pintado

'Nico' y 'Montse', su motivación

Al preguntarle cuáles son los recuerdos más importantes de su carrera, Daniel Pintado piensa en dos. El primero, la medalla de oro conseguida en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Pero el segundo no es un momento único, sino todas aquellas veces que el cuencano ha cruzado la línea de meta junto a su hijo Nicolás, quien tiene nueve años.

Daniel Pintado y su hijo Nicolás, compitiendo juntos.

Daniel Pintado y su hijo Nicolás, compitiendo juntos.  Instagram Daniel Pintado

Él recuerda que en 2015 tuvo el momento más complicado de su carrera, cuando soñaba en clasificar a unos Juegos Olímpicos pero no tenía apoyo financiero. Pensó en retirarse, pero el nacimiento de su hijo fue el impulso para seguir en la marcha.

"Siempre he querido que mi familia haga deporte. Me motivo con las cosas que hace el 'Nico' y lo que él me entrega yo se lo devuelvo con mis triunfos".

Y este mismo sentimiento comparte con su hija Montserrat, de tres años, quien poco a poco se está integrando en el deporte.

Daniel Pintado siente que la victoria más importante de su vida aún está por llegar. El cuencano quiere subirse al podio en París 2024 y sueña con dedicarle una medalla olímpica al 'Nico' y a la 'Montse'.