Deportivo Quito buscará 25 futbolistas para el torneo de Segunda División

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

1 Jul 2020 - 0:05

Los jugadores de Deportivo festejan el triunfo por Copa Pichincha, el 14 de diciembre de 2020. - Foto: @SDQuito.

Deportivo Quito buscará 25 futbolistas para el torneo de Segunda División

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

1 Jul 2020 - 10:05

El equipo de la Plaza del Teatro tiene un déficit aproximado de USD 8 millones según su dirigencia, que intenta llegar a acuerdos de pago con su plantel de jugadores para iniciar su participación en el torneo de Segunda Categoría, desde el 8 de agosto de 2020.

Samantha Yépez, presidenta de Deportivo Quito, tiene previsto reunirse con los futbolistas este miércoles 1 de julio para definir quiénes seguirán en el equipo. Si bien el club ya había confirmado la base de jugadores que logró el ascenso para 2020, la crisis del Covid-19 obligó a la directiva a suspender contratos y a reajustar su presupuesto.

Después de esa reunión, el equipo quedará listo y arrancará con los entrenamientos el 2 de julio, en el complejo Ney Mancheno de Carcelén, según lo dispuesto por Federación Ecuatoriana de Fútbol. Los jugadores trabajarán bajo la conducción del entrenador Gustavo Vásquez.

Crisis

A raíz de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19, la directiva de Deportivo Quito redujo el presupuesto “en un gran porcentaje”. Si bien su presidenta no especificó números (todavía tienen que negociar con futbolistas), reconoció que la medida se tomó ya que que muchos auspiciantes se retiraron del equipo.

Sin embargo, la dirigente de 25 años explicó que la ayuda de algunos sponsors dependerá de cómo siga la situación de sus empresas y la realidad financiera del país.

Por el momento, el equipo solo cumple obligaciones económicas con el personal administrativo y el mantenimiento del complejo. Según Yépez, los trabajadores está al día con sus salarios. Señaló también que ningún miembro de la directiva recibe un salario.

Por otra parte, Deportivo Quito tendrá que solucionar las demandas por deudas que mantiene con algunos jugadores y entrenadores en FIFA, para poder jugar todo el año sin suspensiones.

Por ejemplo, con el futbolista argentino Sebastián Rusculleda, que jugó en el club de 2012 a 2013, el Quito mantiene una deuda de USD 320.000. Mientras que al entrenador chileno Nelson Acosta, que dirigió al equipo desde mayo a julio de 2012, se le adeuda USD 98.000.

Deportivo Quito, por ahora, tiene permiso para disputar el torneo de Segunda Categoría. Esto, debido a que el club llegó a acuerdos de pago con exmiembros del club que se encuentran en la lista enviada por la Comisión Disciplinaria de FIFA que maneja deudas.

El 11 de junio de 2020, FIFA publicó una serie de nuevas regulaciones vinculadas al fútbol debido al Covid-19. Allí se estableció que los equipos que mantienen deudas con deportistas en el organismo mundial tendrán que asumirlas, a pesar de no haber recibido ingresos desde el inicio de la pandemia. Eso perjudica al Quito.

La institución también mantiene un déficit con el Servicio de Rentas Internas (SRI) y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

“Las deudas con el SRI y el IESS están estancadas; teníamos acuerdos de pago con base en algunos ingresos económicos por taquilla. Ahora tenemos que armar un nuevo plan de pagos“, le dijo Yépez a PRIMICIAS.

La directiva del Quito también espera que la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP) llegue a acuerdos para la publicidad interna del estadio Atahualpa. Esto, ya que el club recibe un porcentaje de ese dinero.

Debido a la crisis sanitaria, Yépez solicitó a AFNA que se liberen los derechos de televisión para que sean manejados por cada club y así la ‘AKD’ pueda escuchar ofertas. “Lamentablemente no nos dieron apertura. En nuestro caso hubiera sido mucho más accesible”.

Por último, la dirigente comentó que una de las razones por las que aceptaron jugar el torneo fue porque recibieron el apoyo de la FEF, que proveerá pruebas PCR contra el Covid-19 a jugadores, cuerpo técnico y equipo de logística. Esto es parte del protocolo para la vuelta a la actividad.

“Sin esa ayuda, asumir los gastos para cumplir con los protocolos hubiera sido inaccesible para el club. No hubiéramos podido jugar porque los costos son muy altos”, concluyó.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas