Djokovic espera en un hotel la decisión de la justicia australiana

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

6 Ene 2022 - 10:02

Una mujer pasa junto a un mural del tenista serbio Novak Djokovic en Belgrado, Serbia, el 6 de enero de 2022. - Foto: EFE

Djokovic espera en un hotel la decisión de la justicia australiana

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

6 Ene 2022 - 10:04

Un tribunal australiano decidirá el lunes 10 de enero sobre la deportación del tenista serbio Novak Djokovic, que se encuentra retenido en un hotel de Melbourne después de que las autoridades del país le revocaran su visado por incumplir las medidas contra el Covid-19, una decisión que ha desatado reacciones en Belgrado.

Novak Djokovic llegó el miércoles 5 de enero a Australia con una exención médica que le permitía defender su título en el Abierto de Australia a pesar de no estar vacunado.

Sin embargo, poco después las autoridades fronterizas de ese país le cancelaron el visado y tras una larga entrevista, lo trasladaron a un hotel de la ciudad de Melbourne a la espera de que se tome una decisión sobre su deportación.

Los abogados del tenista recurrieron este jueves 6 de enero de 2022 la decisión de las autoridades y el Tribunal del Circuito Federal programó una vista para el próximo lunes para decidir si el número uno del mundo es deportado del país.

La defensa de Djokovic señaló que se necesitaría una respuesta definitiva para el martes por motivos de programación del Abierto de Australia, que se celebra en Melbourne entre el 17 y el 30 de enero, a lo que el juez Anthony Kelly les respondió que en este caso “la cola no va a mover al perro”.

Manifestantes fuera de las instalaciones del hotel Park en Melbourne, Australia, el 6 de enero de 2022.

Manifestantes fuera de las instalaciones del hotel Park en Melbourne, Australia, el 6 de enero de 2022. EFE

La exención médica se consideró insuficiente

El primer ministro australiano, Scott Morrison, quien afronta una crisis por el repunte del Covid-19, subrayó que “no hay casos especiales. Las reglas son las reglas“, en alusión a los requisitos para los viajeros que deben tener la pauta completa de la vacuna contra el coronavirus o una exención médica válida para entrar al país.

El mandatario, quien busca su reelección este año, sintonizó con la indignación de la sociedad de Australia, en donde más del 90% de la población mayor de 16 años está vacunada y ha sufrido durante meses una de las políticas de confinamiento y cierre de fronteras más duras del mundo, que hizo que no pudieran viajar ni para ver a sus seres queridos moribundos.

“No es apropiado para mí ver el historial médico del señor Djokovic. No sería justo que lo hiciéramos (…) Pero todo lo que puedo decir es que la prueba de exención médica que se proporcionó se consideró insuficiente“, manifestó Morrison, al recalcar que las reglas de control de fronteras “son claras y no discriminatorias”.

Según el diario The Age, Djokovic argumentó que contrajo Covid-19 hace seis meses, uno de los motivos por los que se puede solicitar una exención médica en Australia, y que este permiso fue otorgado por Tenis Australia y el gobierno regional de Victoria, donde se juega el torneo, pese a las advertencia de las autoridades sanitarias australianas de que este tipo de permisos libres de cuarentenas serían rechazados.

La estrella del tenis, cuyos abogados deberán demostrar que se han producido errores graves en la revocatoria de su visado, corre el riesgo de que se le prohíba la entrada por tres años al país, según expertos.

Serbia de pronuncia

La madre de Novak Djokovic Diana, su padre Srdjan y su hermano Djordje durante una conferencia de prensa en Belgrado, Serbia.

La madre de Novak Djokovic Diana, su padre Srdjan y su hermano Djordje durante una conferencia de prensa en Belgrado, Serbia. EFE

La decisión australiana ha causado la ira de Srdjan Djokovic, quien calificó la víspera a su hijo como el “símbolo y líder del mundo libre” que no “tolera la injusticia, el colonialismo ni la hipocresía”, mientras el presidente de ese país balcánico, Aleksandar Vucic, aseguró que su Gobierno está trabajando para que pare “el acoso al mejor tenista del mundo en el menor tiempo posible”.

Es lo que Novak ha pedido a su país, y es nuestra obligación proteger a nuestros ciudadanos”, dijo Vucic, según el portal Blic. El mandatario aseguró que contra el número uno del tenis mundial “se lleva a cabo una campaña política, con el primer ministro australiano (Scott Morrison) al frente”.

“Todos tienen claro de qué se trata (…) Me temo que ese tipo de acoso político va a continuar porque no tienen otra forma de triunfar frente a él”, dijo el presidente serbio.

Indicó que la cúpula política y diplomática serbia participa en los esfuerzos para que el deportista sea trasladado del hotel para solicitantes de asilo en que lo instalaron las autoridades fronterizas australianas a una casa que había alquilado para estar durante el Abierto de Australia y en la que podría estar bajo supervisión.

La batalla legal en Australia puede servir como precedente de lo que ocurra en el resto de la temporada si Djokovic sigue sin vacunarse, ya que puede tener problemas en el torneo parisino de Roland Garros, después de que el presidente francés, Emmanuel Macron, haya declarado que quiere “fastidiar” a los no vacunados.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas