Sábado, 18 de mayo de 2024
u

Guerreras Albas y la ilusión de su primer título en la Superliga femenina

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

15 Abr 2024 - 6:00

El equipo femenino de Liga Deportiva Universitaria tiene una meta para este año: ganar el torneo nacional 2024 de la mano de la directora técnica Rosana Gómez.

Las jugadoras de Guerreras Albas junto a Isaac Álvarez, presidente del club, el 9 de marzo de 2024.

Autor: Doménica Figueroa

Actualizada:

15 Abr 2024 - 6:00

Las jugadoras de Guerreras Albas junto a Isaac Álvarez, presidente del club, el 9 de marzo de 2024. - Foto: @GuerrerasLDU

El equipo femenino de Liga Deportiva Universitaria tiene una meta para este año: ganar el torneo nacional 2024 de la mano de la directora técnica Rosana Gómez.

Ilusión. Esperanza. Sueño. Las Guerreras Albas buscan en esta nueva temporada 2024 su primer título de la Superliga femenina.

Desde la creación del torneo femenino en Ecuador, la 'U' ha buscado un campeonato, pero no lo ha logrado. Liga lleva cinco temporadas peleando por su primera estrella. Y este año tienen el presentimiento de por fin conseguirla.

La Superliga femenina 2024 ya comenzó. Pero las Guerreras Albas, que tenían que enfrentarse a Leones del Norte, aplazaron su primer compromiso y aún no debutan.

El proyecto de Liga de Quito lleva ya varios años. "En el equipo profesional como en las formativas queremos seguir manteniendo nuestro proceso. No hemos buscado atajos para llegar a nuestro gran objetivo", asegura María José Benítez, la coordinadora deportiva de Guerreras Albas.

Y es que, obviamente, las Guerreras quieren convertirse en campeonas de la Superliga. Pero también ser representantes del fútbol femenino en el país y en el exterior.

Para eso, en LDU tienen claro que los procesos son indispensables. Al menos el 90% de las jugadoras han sido renovadas para 2024 y la dirigencia contrató un nuevo cuerpo técnico, encabezado por la argentina Rosana Goméz.

Tras dejar la selección femenina de Bolivia, la estratega de 43 años se decidió por Liga de Quito y firmó por dos temporadas. El objetivo de quedarse por ese lapso de tiempo en el país es para reforzar cada una de las falencias que Liga de Quito tuvo en los torneos pasados.

Pero también el de conseguir la gloria. "Creo que vamos a dar el gran salto este año, ojalá así sea, y podamos darle esto que el club merece", dijo la DT.

Así, con la base de la plantilla de la temporada anterior y con la llegada de jugadoras como la venezolana Hilaris Villasana, la paraguaya Rosa Miño y la ecuatoriana Jazlín Guerrero; el sueño se mantiene intacto.

En Guerreras Albas tienen claro que el trabajo en conjunto con las formativas es indispensable para los objetivos del equipo. En Liga se caracterizan por ser un 'semillero' dentro del fútbol femenino y eso no lo quieren cambiar.

"Nosotros queremos una Superliga y el próximo año jugar Libertadores".

María José Benítez, la coordinadora deportiva de Guerreras Albas.

La directora técnica, Rosana Gómez, reconoció, en una entrevista con PRIMICIAS, que aunque ella y su equipo de trabajo se enfocan en el equipo principal, siempre están pendientes de las juveniles.

La DT va a trabajar con las tres categorías formativas (Sub 12, Sub 14 y Sub 16) para que cada una de ellas lleven la misma metodología de trabajo que el equipo principal.

"Cuando una jugadora del proceso, de la Sub 16, tenga que llegar al primer equipo no le cueste tanto", explica María José Benítez.

Con las jugadoras más jóvenes es necesario realizar un acompañamiento desde temprana edad. Y Liga lo hace. Eso es parte de su proyecto que incluye, además de lo deportivo, la educación y una infraestructura adecuada para sus jugadoras.

"Hemos dividido el proyecto de formativas. La nueva dirección de formativas ha abrigado en la metodología y en la dirección deportiva a las profesoras de la Sub 12, 14 y 16 y hemos empezado a trabajar en la infraestructura".

La coordinadora deportiva de Guerreras Albas cuenta que el club tiene una residencia para las jugadoras menores de edad y una casa para las futbolistas profesionales.

Incluso, el proyecto de Guerreras Albas se ha expandido, tanto que hay más de 50 escuelas de fútbol franquiciadas a nivel nacional.

Seis de estas son únicamente para niñas y tres se ubican en Quito. Mientras que también se han abierto escuelas mixtas en "donde nosotros podamos darle un espacio a una niña o niño para que jueguen al fútbol".

Si alguna de estas jugadoras es seleccionada, ingresa de forma directa para probarse en el plantel. "Si ellas pasan el filtro, tienen una residencia para el fútbol formativo de Liga".

Jugadoras de Guerreras Albas Sub 14 posan previo al encuentro ante Barcelona SC de la categoría, el 24 de marzo de 2024.

Jugadoras de Guerreras Albas Sub 14 posan previo al encuentro ante Barcelona SC de la categoría, el 24 de marzo de 2024. @GuerrerasLDU

Y en cuanto a lo educativo, las chicas también tienen la oportunidad de estudiar para formarse como personas mientras se dedican al fútbol, con la ilusión de ser profesionales.

En la actualidad, hay registradas 12 jugadoras (entre la categoría Sub 12, Sub 14 y 16) en la residencia. Ellas reciben educación (Colegio de Liga y convenio con otro colegio), alimentación y por supuesto la oportunidad de ir construyendo su sueño de jugar con la camiseta 'alba'.

Las Guerreras Albas son una cantera en el fútbol femenino. "Nosotros no compramos procesos, nosotras formamos, buscamos y potenciamos jugadoras".

Con esa ideología, el club pretende y aspira que este proyecto integral se siga llevando a cabo y los resultados futbolísticos se vean cuando antes. Pues a Liga de Quito, le falta bordar una estrella en su camiseta femenina. ¡Y va por ello!