Lunes, 15 de julio de 2024

Rosa Miño, de jugar la Champions League a buscar el título con Liga de Quito

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

18 Jun 2024 - 16:59

La volante paraguaya ha jugado en Brasil, Portugal y Turquía, y esta temporada busca ser una pieza clave para llevar a las Guerreras Albas a su primer título nacional.

Rosa Miño, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 12 de junio de 2024.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

18 Jun 2024 - 16:59

Rosa Miño, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 12 de junio de 2024. - Foto: Carlos Arteaga / PRIMICIAS

La volante paraguaya ha jugado en Brasil, Portugal y Turquía, y esta temporada busca ser una pieza clave para llevar a las Guerreras Albas a su primer título nacional.

Liga de Quito tiene el lujo de contar con una futbolista con experiencia en Europa, que ha disputado dos Mundiales, es subcampeona de Copa Libertadores y fue la primera paraguaya en la historia en jugar la Champions League.

Se trata de la volante Rosa Miño, quien, con apenas 24 años, ha conseguido todas estas hazañas y arribó a principios del año para reforzar la zona de contención del club 'albo'.

"Al comienzo, sí me costó un poco, por el tema de la altura, pero pasando los días y los meses ya me siento bastante mejor", dice la mediocampista en una entrevista con PRIMICIAS.

Esta adaptación se ha demostrado en la cancha, sobre todo en las últimas semanas. La paraguaya fue elegida como la mejor jugadora en la victoria por 2-1 ante Macará, el 19 de mayo, y anotó su primer gol en el empate por 2-2 ante Leones del Norte, el 8 de junio.

Una carrera de trotamundos

Rosa Miño comenzó a jugar a los ocho años, en una escuela de fútbol en Asunción, y a los 13 años se integró al equipo de Cerro Porteño.

La joven jugadora se proyectaba como una promesa del fútbol femenino de su país y, a los 19 años, tuvo su primera experiencia en el exterior, en el Foz Cataratas de Paraná, en Brasil.

"Me destaco bastante por mi fuerza, me gusta jugar simple, a uno o dos toques. Me considero una '5', o también puedo ubicarme de interior", se describe.

En 2020, Rosa dio el salto al 'viejo continente' y llegó al Famalicao, de la liga portuguesa. Más tarde, esa misma temporada, la paraguaya fichó por el Atlético Ouriense, del mismo país, club en el que se quedó por dos años.

"Fue difícil (ir de Brasil a Portugal). El idioma era el mismo, pero el resto era diferente: otra cultura, otra comida y otro fútbol, más rápido".

Rosa Miño, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 12 de junio de 2024.

Rosa Miño, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 12 de junio de 2024. Carlos Arteaga / PRIMICIAS

Y si Portugal ya le parecía un cambio complejo, luego llegó uno más drástico, cuando se fue a jugar a Turquía, en el ALG Spor. "El fútbol es muy diferente, se juega de manera más corta, más simple, no les gustaban los cambios de frente, me tuve que adaptar más".

Sin embargo, los sacrificios valieron la pena cuando, el 18 de agosto de 2022, Rosa se convirtió en la primera paraguaya en la historia en disputar un partido de la UEFA Champions League femenina, en un duelo por la primera fase ante el Brann de Noruega.

Fue un hecho aplaudido por la prensa y los hinchas de su país y fue descrito como un hito. "Nunca me imaginé jugar una Champions League, y más a la edad que tenía, porque era muy joven (tenía 23 años)".

Aunque Rosa no logró asentarse en Turquía, su calidad llamó la atención del Palmeiras, que en ese momento era el campeón de la Libertadores femenina. En 2023, la paraguaya aterrizó en Sao Paulo, para su segunda experiencia en Brasil.

"Desde el primer día que llegué, todos estaban muy confiados, me dijeron que íbamos a ser campeones de la Libertadores. Así son los equipos brasileños, muy ambiciosos".

Ese año, Palmeiras estuvo muy cerca de repetir el título continental, pero cayó en la final por 0-1 ante Corinthians.

Sus actuaciones en el extranjero la han llevado a defender la camiseta de la selección de Paraguay, con la que ha jugado el Mundial Sub 17 de 2016, el Mundial Sub 20 de 2018, los Juegos Panamericanos de 2019 y las Copa América de 2018 y 2022.

"Estar en la selección siempre es un orgullo para mí y para mi familia, es una satisfacción muy grande, creo que es el sueño de toda niña", dice Rosa, y agrega que aún debe cumplir su gran anhelo: jugar un Mundial de mayores.

Rosa Miño, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 12 de junio de 2024.

Rosa Miño, durante una entrevista con PRIMICIAS, el 12 de junio de 2024. Carlos Arteaga / PRIMICIAS

Quiere el título con Liga

A finales de 2023, Rosa se había quedado sin equipo, pero la paraguaya tenía amigos en común con Rosana Gómez, la DT de Liga de Quito, quien la convenció para escoger al Ecuador como el próximo país en su carrera.

"Fue todo muy rápido, me contactó la 'profe' Rosana e inmediatamente hicimos los trámites. Llegué a Ecuador y el grupo me acogió muy bien, siento mucha confianza en ellas y en el cuerpo técnico".

La paraguaya reconoce que hay una presión extra por llegar a LDU. "A Liga siempre se lo conoce porque es un equipo grande, copero. En Paraguay es muy reconocido. Aquí uno debe hacer bien las cosas, no puede equivocarse".

Sin embargo, toda esta fama del club viene a partir de los logros del equipo masculino, ya que el femenino aún no ha ganado ningún título. Pero esta es la misión que las Guerreras Albas se han planteado en este año.

"Nos hemos preparado de la mejor manera porque el objetivo principal es ganar el campeonato y jugar la Copa Libertadores", afirma con seguridad.

Rosa Miño, quien está acostumbrada a las hazañas, a no tenerle miedo a las nuevas experiencias y a enorgullecer a su país, ahora quiere hacer historia en Ecuador y llevar a las Guerreras Albas a su primer título nacional.