Estudiantes jugará en Segunda Categoría con un proyecto renovado

Jugada

Autor:

Sergio Tufiño

Actualizada:

11 Abr 2021 - 0:05

El arquero Esteban Dreer habla en su presentación con Estudiantes, el 29 de marzo de 2021. - Foto: Club Deportivo Estudiantes

Estudiantes jugará en Segunda Categoría con un proyecto renovado

Autor:

Sergio Tufiño

Actualizada:

11 Abr 2021 - 0:05

El Club Deportivo Estudiantes de Cuenca, fundado el 30 de noviembre de 1971, disputará la Segunda Categoría de Azuay en 2021. Jugadores experimentados como Esteban Dreer y Pedro Quiñónez son los refuerzos de este equipo que ha recibido un importante apoyo económico.

Luego de su ausencia en el torneo de Segunda Categoría de Azuay en 2020, el Club Deportivo Estudiantes vuelve esta temporada con un proyecto renovado para lograr el ascenso a la Serie B. Además, buscará construir un equipo que forme integralmente a sus jugadores y se convierta en un modelo a seguir en Ecuador.

Estudiantes es presidido por José Suárez y, desde esta temporada, contará con el apoyo del argentino Hernán Banato, quien firmó un contrato por 10 años en calidad de inversor.

El presupuesto del club cuencano para 2021 será de USD 300.000. Es así que Estudiantes sorprendió en las últimas semanas al anunciar la llegada de tres refuerzos con amplia trayectoria en el fútbol ecuatoriano: el arquero Esteban Dreer, el mediocampista Pedro Quiñónez y el atacante Juan José Govea.

En un diálogo con PRIMICIAS, Banato se refirió a la llegada de estos tres jugadores: “Tengo la suerte de ser amigo de los tres. Son profesionales que están activos. Les interesó sumarse porque nuestro proyecto no es solamente futbolístico. Vamos a armar una estructura donde seamos un club ejemplo para Ecuador y se necesita de profesionales como ellos”.

El inversor argentino comentó que su motivación para invertir y liderar el proyecto de Estudiantes se debe a “un aprecio especial por Cuenca”.

“Es una ciudad que pide a gritos otro equipo de fútbol en primera categoría. Tuvimos la suerte de encontrar en Estudiantes ese club que estábamos buscando para desarrollar”. Además, aseguró que la institución no tiene deudas.

El objetivo del club es ascender a la Serie B. Sin embargo, el enfoque no está únicamente en lo deportivo, sino también en lo integral. El conjunto azuayo reinventará las divisiones formativas y plantea ayudarles a los jóvenes con estudio, alimentación y vivienda.

Su modelo de gestión será similar al de Vélez Sarsfield, de Argentina. Por esa razón, contrataron a Marcelo Romano como director deportivo y a Nicolás Dieguez como entrenador. Ambos trabajaron en las inferiores del cuadro argentino.

El director técnico argentino Nicolás Dieguez manifiesta que en Vélez se da mucha importancia a la captación de jugadores y ese modelo se aplicará en la institución cuencana.

“Los chicos ingresan al club desde que tienen ocho y 10 años. Así, van teniendo el recorrido con una metodología trabajada por el coordinador general hasta que puedan llegar a primera. La idea es armar las divisiones formativas de Estudiantes, hacer una buena captación y darles un buen desarrollo en lo futbolístico y humano”, añade.

Dieguez fue contactado por Marcelo Romano para que comande al plantel. El entrenador sintió confianza cuando le explicaron el proyecto y por eso aceptó la propuesta.

Esta es su primera experiencia fuera de su país a nivel profesional. Antes ha trabajado en las formativas de Vélez y en el fútbol sala de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA).

Dieguez tiene contrato por un año, pero espera quedarse por muchos más. Para esta temporada se ilusiona con el plantel que ha armado con jugadores jóvenes y de experiencia.

“Tener esta clase de futbolistas en el plantel es importante para el vestuario. Su experiencia a los jóvenes será esencial para armar un buen conjunto. La idea es tener una idea de juego de un equipo protagonista, que tenga la posesión de la pelota. Me adaptaré a un sistema que resulte cómodo para los jugadores”.

El Club Deportivo Estudiantes nunca ha disputado la Serie B del fútbol ecuatoriano. Sus directivos se entusiasman con el proyecto y esperan ascender a la Serie A en algunos años. No obstante, primero deberán superar la Segunda Categoría, que Banato y Dieguez reconocen que “es complicada”.

“Es una división que muchas veces es tratada como semiprofesional aunque es profesional. Es complicada, son muchos equipos, es un trayecto muy largo y con pocas posibilidades de ascenso. Ojalá la Federación tome algún cambio porque hay diferencias muy grandes entre equipos”, afirma Banato.

El torneo de Segunda Categoría de Azuay iniciará en mayo, con fecha aún por definir. Por ahora, Estudiantes cumple con su pretemporada en Cuenca a la espera de llegar con un gran nivel al debut del certamen.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas